IU-Verdes cree que la nueva PAC supone "una oportunidad perdida" para hacer crecer al sector de la agricultura

José María Ortega
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 17:22:48CET

MURCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La secretaría de Agricultura de IU-Verdes en la Región ha considerado este jueves que el acuerdo hecho público por el Ministerio de Agricultura para la implementación de la Política Agraria Comunitaria (PAC) en el Estado español supone "una oportunidad perdida para hacer crecer al sector agrario".

El exeurodiputado de IU Pedro Marset ha indicado que la nueva PAC "vuelve a proteger excesivamente los intereses de aquellos que disponen de explotaciones improductivas y en las que no se produce empleo, pero que sí reciben importantes subvenciones procedentes de la PAC".

Para el responsable de Agricultura de IU-Verdes, José María Ortega, "la orientación de la política agraria es erróneo y no permite abordar con suficiencia uno de los principales problemas de la agricultura en la Región de Murcia, que es el envejecimiento de la población agraria".

Además, considera que el reparto de la nueva PAC va a depender de decisiones políticas de los gobiernos estatal y autonómico, lo que, en su opinión, puede implicar discriminaciones injustas en función del partido político que gobierne.

"La nueva PAC continúa con el desacoplamiento, cuestión con la que no estamos de acuerdo, pues hace depender las ayudas de las dimensiones de la explotación, en lugar de guiarse por el criterio de generación de empleo y riqueza", ha añadido en comunicado.

Ortega opina que no queda suficientemente definida la figura del "productor activo" merecedor de las ayudas, una "ambigüedad" que "claramente beneficia a los agricultores no profesionales".

Asimismo, cree que el impulso que desde la PAC se hace de la soberanía alimentaria es insuficiente, y sitúa a la agricultura europea en una situación de debilidad frente a las multinacionales del sector.

Igualmente, ha lamentado que frutas y hortalizas, principal atractivo de la agricultura murciana, quedan fuera de las ayudas, debiéndose someterse solo a las fluctuaciones del mercado, lo cual supone "una discriminación frente a otras regiones, en las que si se protege su producción principal".

Para IU-Verdes, "la única nota positiva del acuerdo alcanzado es la conservación de las cantidades que se van a recibir".