Jesús Abandonado incrementa sus servicios en 2017 y roza el 98% de ocupación en la temporada de invierno

Pobreza, pobre, indigente, mendigo, sin techo, persona pidiendo en la calle
EUROPA PRESS
Publicado 02/01/2018 11:05:39CET

Hasta el mes de noviembre se han servido cerca de 280.000 desayunos, comidas y cenas y se ha dado alojamiento a 1.661 personas

MURCIA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Jesús Abandonado ha incrementado sus servicios de alimentación y alojamiento en 2017 con respecto a años anteriores, con una media de ocupación del 95 por ciento, que asciende hasta el 98 por ciento en temporada navideña y por inclemencias meteorológicas, tanto por exceso de frío en invierno como por exceso de calor en verano.

Así lo ha señalado el director de la Fundación, Daniel López, en declaraciones a Europa Press, en las que ha remarcado que "hemos pasado de dar 300 comidas y 300 cenas diarias en 2016 a cerca de 1.000 servicios de alimentación diarios en 2017 entre el Comedor Social y el comedor del Centro de Acogida, a falta de incluir los datos relativos al mes de diciembre y presentar la memoria anual a comienzos de 2018".

Hasta el mes de noviembre han sido 278.338 los servicios de alimentación que ha servido Jesús Abandonado entre desayunos, comidas, cenas y pack de bocadillos. Con ellos se ha atendido a 2.610 personas hasta la fecha, mientras que en 2016 se atendió a un total de 2.186 personas en todo el año y en 2015 fueron 2.080.

Asimismo el servicio de alojamiento ha atendido a 1.661 personas hasta el 30 de noviembre, de las que 1.571 han sido albergadas en el Centro de Acogida de la carretera Santa Catalina. A esto se suman las 55 personas que han accedido a las viviendas de apoyo y otras 35 que han hecho uso de la pensión social.

En este sentido, el director ha señalado que "al igual que en los dos años anteriores observamos un alto porcentaje de cronificación en los casos de sinhogarismo, que aumenta notablemente en personas que sufren enfermedad mental, por lo que nos marcamos como objetivo para 2018 precisamente potenciar la salud mental, así como la vivienda y el empleo".

Respecto a éste último, la Fundación ofrece formación y orientación laboral a los usuarios que realizan cursos de capacitación profesional y se encuentran en búsqueda activa de empleo a través de los programas Emplea e Incorpora.

En 2017 el equipo de orientadores y prospectores ha establecido vínculos con 34 empresas de la Región para conseguir oportunidades de contratación destinadas a los usuarios de la Fundación.

A lo largo del año han pasado por este servicio 100 personas y se han conseguido 70 inserciones laborales, de las que 40 han sido gestionadas directamente por el Programa Incorpora, en colaboración con la Obra Social La Caixa.

Además, el Programa Emplea elabora itinerarios individuales de inserción laboral en colaboración con el Fondo Social Europeo y el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS).

En 2017 se han impartido 17 actividades formativas y 23 usuarios han logrado un empleo tras esta formación. A esto se unen los talleres de recuperación personal de cerámica, cestería, carpintería y teatro, en los que han participado 76 personas en lo que va de año, y el Centro de Día, con actividades formativas y de ocio como estimulación cognitiva, cineforum, asambleas, talleres de espiritualidad, de cuero y salidas culturales. En ellas han participado 126 personas y alcanza un índice de satisfacción del 90% en las encuestas mensuales que se les practican.

Por último, los servicios de higiene, entre los que se encuentran duchas, ropería, peluquería y lavandería entre otros, han aumentado considerablemente hasta alcanzar los 39.375 servicios prestados hasta el mes de noviembre, frente a los 27.755 que se prestaron en todo el año 2016.

A esto se suman los 12.323 servicios sociosanitarios prestados hasta la fecha, como atención psicológica y psiquiátrica, podología, odontología, ginecología, enfermería y asistencia sanitaria y espiritual.

Parte de los servicios sociosanitarios que ofrece Jesús Abandonado se pueden desarrollar gracias a la colaboración de los 350 voluntarios, entre los que se encuentra el grupo perteneciente al programa 'De la cabeza a los pies'. Se trata de una red de profesionales de la salud que atiende a los usuarios de manera totalmente gratuita.

"Nuestro letimotiv es ofrecer más que comer y dormir, apostamos por la atención integral de la persona, tanto física como espiritual, e intentamos ir más allá de las necesidades básicas de hogar y comida", añade Daniel López, "tratamos de recuperar la dignidad de las personas, fortalecer su autoestima y que puedan reintegrarse en la sociedad en las mejores condiciones posibles", concluye.

La Fundación Jesús Abandonado, que desarrolla su labor junto a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, cuenta con el sello de calidad de Aenor y de la Fundación Lealtad, que supervisan todos sus servicios.

Además, se somete a dos auditorías anuales y lleva a cabo encuestas de calidad internas para conocer el grado de satisfacción de los usuarios.