Jordi Sevilla cree que la tardanza del TC evidencia que "sea cual sea el resultado, será discutible"

Actualizado 25/11/2009 20:09:42 CET

MURCIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro socialista de Administraciones Públicas y asesor de PricewaterhouseCoopers, Jordi Sevilla, consideró hoy que la tardanza del Tribunal Constitucional (TC) respecto al Estatut de Cataluña evidencia que "hay una división importante que confirma que el resultado, sea cual sea y en el sentido que vaya, será discutible, es decir, es admisible pensar lo contrario de la sentencia que salga".

Sevilla, quien realizó estas declaraciones en Murcia antes de ofrecer una charla organizada por la patronal regional de la construcción Frecom, reconoció que no le hace "nada feliz" que se estén realizando filtraciones sobre las deliberaciones del Constitucional.

No obstante, recordó que votó el Estatut "tal y como lo aprobó donde reside la soberanía nacional, que es el Parlamento, y lo voté convencido de que era constitucional, es decir, que cabía dentro de la interpretación de la Constitución y de acuerdo con el procedimiento constitucional, que es un pacto, un acuerdo, y por tanto hay cosas que me gustan más y cosas que me gustan menos".

Según el ex ministro, "lo complicado de un pacto es cambiar unas partes y pretender que no se vayan a modificar las otras", al tiempo que pidió al Tribunal Constitucional que "diga ya lo que tenga que decir".

En su opinión, el hecho de que el TC "esté empleando tanto tiempo demuestra que no es fácil, por tanto, todos estos que sin haberse leído el Estatut ya sabían si era constitucional o no, pues deberían tener un poquito más de humildad".

Finalmente, consideró que esta situación "evidencia que para estos casos, que son muy escasos y que ocurren de tarde en tarde, de reformas de Estatutos que requieran además de llevarse a referéndum, posiblemente debiéramos arbitrar un sistema en el que la última palabra la siguiera teniendo la soberanía nacional y los ciudadanos y, por tanto, los pronunciamientos eventualmente de los magistrados del Constitucional tuvieran que ser pedidos, aunque con tiempo tasado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies