El joven agredido por un portero en Murcia no recuerda los hechos y su letrado pide tentativa de asesinato

 

El joven agredido por un portero en Murcia no recuerda los hechos y su letrado pide tentativa de asesinato

Imagen de Andrés M., víctima de la agresión
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2017 12:39:40 CET

La defensa del principal acusado rechaza que los hechos puedan ser tipificados como asesinato u homicidio en grado de tentativa

MURCIA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Andrés M., el joven que fue golpeado brutalmente el pasado 11 de diciembre por un portero que no estaba trabajando en el jardín de Santa Isabel de Murcia y que permaneció casi un mes ingresado en la UCI, ha declarado este martes ante el juez que sufre amnesia y no recuerda nada de lo sucedido el día de la agresión.

Así lo ha hecho saber Francisco Adán, abogado de Andrés, que pide que los hechos sean considerados delito de asesinato en grado de tentativa con concurso de lesiones y "agravantes" que se determinarán en su momento para el principal acusado, un individuo de nacionalidad búlgara, de 40 años y presunto autor material del puñetazo, que es el único de los cuatro procesados que permanece en prisión por estos hechos.

Andrés ha llegado puntual a la Ciudad de la Justicia, donde estaba citado a las 9.00 horas para prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, y ha accedido a las dependencias judiciales en una silla de ruedas. Ha abandonado las instalaciones pasadas las 10.00 horas, tras prestar declaración "brevemente" ante el magistrado.

En este sentido, Andrés no ha querido hacer declaraciones a los numerosos medios de comunicación que le esperaban en la puerta de la Ciudad de la Justicia. Su letrado, que sí se ha parado a hablar con los periodistas, ha reconocido que su cliente se encuentra "mareado y cansado, como era previsible".

En concreto, el letrado ha señalado que la declaración ha sido breve porque los recuerdos de su cliente finalizan el día antes de la agresión y, "lógicamente", los días posteriores en los que permaneció en coma. "No recuerda nada ni de aquella tarde ni de aquel día", según Adán, quien reconoce que los familiares y amigos sí le han contado lo sucedido.

No obstante, "una cosa es lo que le hayan contado y otra cosa es lo que él recuerde", según el abogado, quien señala que su cliente "tiene que declarar lo que él sabe y no lo que le han contado.

En este sentido, Andrés reclama por los daños y perjuicios que se pudieran haber ocasionado, según su abogado, quien ha señalado que el hecho de que él no recuerde nada de la agresión "no es ningún problema" porque "hay vídeos y testigos", por lo que "eso está resuelto".

Andrés pasará una revisión con el médico forense la semana que viene y las lesiones de su cliente serán fijadas en función de esos informes médicos. Los siguientes pasos en el proceso estarán en función de su evolución médica, según el letrado, quien no ha sabido decir si existe alguna posibilidad de que Andrés recuerde algo de lo que sucedió la noche de la agresión, ya que se trata de un tema "médico".

El abogado ha señalado que la declaración ante el juez ha sido "breve" porque, desde el momento en el que no se acuerda de nada, "poco más puede decir". Durante la declaración, Andrés no ha tenido que visionar el vídeo de la agresión grabado por un testigo, aunque él ya había tenido ocasión de verlo porque se lo habían mostrado los amigos y la familia.

Además, dice que es consciente del "revuelo" mediático y "quiere agradecer a los medios de comunicación el trato que le han dado tanto a él como a su familia, sobre todo". Adán ha reconocido que su cliente va a experimentar un "cambio muy importante" en su vida porque "hay que tener en cuenta que sufre lesiones neurológicas".

El letrado ha admitido que Andrés puede andar pero "se cansa y se marea" al caminar un trayecto de 10 metros, motivo por el que ha llegado a la Ciudad de la Justicia en silla de ruedas, por "seguridad". Además, llevaba la cabeza tapada con una capucha porque no puede darle el sol en la cabeza, donde tiene 60 puntos de sutura. Andrés va a empezar este mismo martes la terapia de recuperación.

LA DEFENSA RECHAZA EL DELITO DE ASESINATO

Pablo Ruiz Palacios, abogado del principal acusado y presunto autor de la agresión, ha rechazado que los hechos puedan ser tipificados como un delito de asesinato o de homicidio en grado de tentativa, y admite que solo concurriría un delito de lesiones.

"Hay tres tipos de delitos de lesiones, desde el más básico hasta el más agravado, y podríamos estar hablando de penas de hasta 5 o 12 años", según Ruiz, quien defiende que "en ningún momento existe el ánimo de matar que exigen los delitos de homicidio o de asesinato".

Además, ha hecho hincapié en la situación de Andrés, que ha recibido el alta, se ha desplazado al Juzgado y ha pasado el reconocimiento forense, por lo que cree que el delito de lesiones encajaría más bien en el tipo de tres a cinco años.

El letrado ha señalado que su defendido se encuentra desde un principio "muy consternado y muy arrepentido por los hechos". Y es que "los hechos son los que son, y las circunstancias son las que aquí matizan la calificación jurídica de los hechos".

Ha señalado que su defendido está en prisión y ha pedido perdón a Andrés. De momento, está a la espera de que se revoque la prisión provisional y se adopte una medida que se ajuste más acorde a las circunstancias que hay ahora mismo y garantizar su presencia en el juicio. Para ello, están pendientes de que la Audiencia Provincial resuelva el recurso interpuesto frente a la denegación de la libertad por la jueza instructora.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies