Jurado Popular declara culpable de asesinato con alevosía al acusado de apuñalar a su hermano gemelo

 

Jurado Popular declara culpable de asesinato con alevosía al acusado de apuñalar a su hermano gemelo

El acusado de matar a su hermano gemelo a la izquierda
EUROPA PRESS
Publicado 22/06/2017 18:10:22CET

MURCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Jurado Popular ha declarado culpable de un delito de asesinato con alevosía al individuo que en diciembre 2015 apuñaló a su hermano gemelo con una navaja en Cehegín (Murcia), según el veredicto dado a conocer este jueves, tal y como ha hecho saber a Europa Press el abogado de la defensa, Daniel Frutos.

Asimismo, el Jurado Popular ha apreciado la atenuante por trastorno mental secundario ligado al consumo de sustancias tóxicas, por lo que el acusado se enfrentaría a una pena que oscila entre los 15 y los 25 años de cárcel.

No obstante, Frutos ha señalado que la acusación particular ha rebajado su petición de pena de 25 a 20 años de cárcel, adhiriéndose de esa forma a la solicitud del Ministerio Fiscal.

De esta forma, el acusado se enfrenta finalmente a una pena que oscila entre los 15 y los 20 años de prisión, ya que el magistrado que preside la Sala no podrá imponer al acusado una pena superior a la solicitada por la acusación, según Frutos.

En este sentido, el abogado de la defensa ha pedido la pena menor, 15 años de cárcel, aunque ha reconocido que sigue siendo "muy alta" y ha avanzado que presentará un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Región (TSJRM).

EL ACUSADO RECONOCIÓ QUE MATÓ A SU HERMANO

El juicio, que ha tenido lugar en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia, comenzó este lunes con la declaración del acusado, Juan, de 37 años, quien reconoció que mató a su hermano para defenderse, porque vio que "se echó mano al bolsillo".

El acusado sostuvo que "no sabía lo que hacía; estoy enfermo, con tratamiento psiquiátrico desde hace 23 años, y enganchado a las drogas". De hecho, ha señalado que él y su hermano --ambos conocidos como 'Los repetidos-- se tomaban las pastillas "como si fueran caramelos". "Estaba enganchado a las drogas de diario, igual que mi hermano; con el que consumía habitualmente".

El acusado aseguró, además, que el fallecido fue el que empezó la pelea, que venía de tomar unas cervezas en un cumpleaños y que fue a la casa de sus padres, donde se encontraban su hermano con su mujer y sus dos hijos menores, en busca de un limón y que la pelea empezó dentro de la vivienda por una herramienta (una pulidora).

"Él empezó a pegarme con el paragüero, respondía a los empujones porque tenía que defenderme o me mataba; iba trasfigurado", declaró el acusado, quien señaló que ambos estaban en tratamiento con metadona desde los doce años.

Además, añadió que el hijo del fallecido llamó a su madre, que se había marchado con su otra hija a su casa, próxima a la de sus suegros, diciendo "mamá ven que papá mata a Juan". Igualmente, aclaró que no golpeó a su hermano con ninguna escoba.

Ya fuera de la vivienda, reconoció que salió detrás de su hermano y su mujer, pero para marcharse de nuevo al cumpleaños y que hirió a su hermano para defenderse, pero "no sabía lo que hacía". Había "bebido, tomado cocaína, heroína; de todo" y que mezcló con una treintena de pastillas que toma a diario, así como que desconocía el resultado de lo que ocurrido.

"Me arrepiento de todo; llevo a mi hermano en el corazón", ha declarado el acusado, que pasó más de diez años en prisión por el cúmulo de penas por robo, de la que salió, por ello, en el año 2011.

LAS FISCAL PIDE 20 AÑOS DE PRISIÓN POR ASESINATO

La fiscal, Isabel Neira, solicitaba 20 años de prisión para el procesado por un presunto delito de asesinato y sostiene que Juan cometió el crimen con alevosía ya que su gemelo "no lo vio venir y no pudo defenderse".

"Fue un ataque sorpresivo; a traición", señaló, "además la víctima iba desarmada y no tuvo intención de huir". La fiscal considera, además, que se le debe aplicar la agravante de parentesco y la atenuante por disminución de sus capacidades físicas.

La acusación particular sostenía el asesinato y, aunque en un primer momento pedía 25 años de pena al considerar que el acusado no se debe beneficiar de la atenuante de enajenación mental, ahora ha rebajado su petición a 20 años. Asimismo, pedía 126.538 euros de responsabilidad civil para la esposa y 57.724 euros para cada hijo del fallecido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies