Un jurado popular juzga este viernes a dos individuos de un clan que asesinaron a un tercero con una pistola

Actualizado 04/03/2011 10:12:11 CET

Sendos procesados pertenecen al clan de 'Los Pertolos', y el fallecido al clan de 'Los Franceses'

MURCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular tiene previsto juzgar este viernes, en la sección segunda de la Audiencia Provincial, a dos individuos para los que la Fiscalía de Murcia solicita penas que suman 41 años de prisión al acusarlos de matar a un hombre con una pistola; todo ello motivado por "rencillas anteriores existentes entre la familia del fallecido, perteneciente al clan de 'Los Franceses' y la de los agresores, del clan de 'Los Pertolos', ambos ubicados en la localidad de Águilas.

Según las conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal, los hechos sucedieron a mediados de febrero de 2008, cuando los procesados, Ramón R., de 49 años, y Juan José R., de 32 años y con antecedentes penales por un delito de homicidio en grado de tentativa al que fue condenado con una pena de dos años y seis meses de prisión, se hicieron con un vehículo Mercedes de una tercera persona a sabiendas que el mismo provenía de un hecho delictivo.

En concreto, explica el fiscal, el vehículo fue sustraído el 8 de febrero cuando estaba aparcado en una calle de Murcia, momento desde el que los dos procesados lo utilizaron indistintamente.

Con ese mismo vehículo, sendos procesados, acompañados de una tercera persona sin identificar, se acercaron a José C.F., que se encontraba en la puerta de su domicilio de Águilas sobre las 23.30 horas del 6 de agosto de ese mismo año, y uno de ellos le efectuó varios disparos, alcanzando a la víctima dos de ellos.

El presunto autor de los disparos fue Juan José R., que iba de copiloto en el vehículo, siendo el conductor Ramón R. y en la parte trasera del mismo la persona que no ha sido identificada. Según las conclusiones del fiscal, Juan José R. "sacó la pistola por la venta y, de forma sorpresiva y sin posibilidad de defensa por la víctima, con conocimiento del hecho por parte del otro" disparó varias veces.

Como consecuencia de las "rencillas" entre ambas familias de distintos clanes, sucedieron "diferentes muertes de una y otra familia cometidas a manos o por encargo de las otras familias".

Así, el primer disparó logró perforar el antebrazo derecho e hipocondrio derecho, provocándole una grave lesión en la parrilla costal de la víctima y destrucción de estructuras anatómicas abdominales, entre ellas la sección de la arteria aorta abdominal, siendo ésta la causa de la muerte. Esto ocasionó que la víctima flexionase las piernas en un mecanismo de caída sobre el suelo y girase el tronco a la derecha, momento en el que recibió el segundo disparo que le provocó una contusión pulmonar.

Tras los disparos, los acusados se dieron a la fuga y al llegar a la carretera de Los Crucecitos, en Águilas, quemaron el vehículo y lo dejaron abandonado.

Mientras que el arma con la que efectuaron los disparos no fue localizada, aunque el estudio de los casquillos ha permitido conocer que se trata de un arma similar a las pistolas del calibre 9 mm. 'parabelum', que requieren en todo caso licencia de armas de las que carecían los acusados.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, por el que procede imponer a Ramón R. la pena de 16 años de prisión y a Juan José R. 18 años de cárcel. Asimismo, se les acusa de un delito de receptación, por el que pide seis meses de prisión para cada uno; y por los delitos de tenencia ilícita de armas, un año y seis meses de cárcel para cada uno de ellos; y de daños, la misma pena para cada uno.

Asimismo, los acusados deberán indemnizar a la compañera de José C. con 104.837 euros y a cada uno de sus hijos menores en 43.682 euros.