La Justicia confirma a la gestora de UPyD en la Región y prohíbe elecciones hasta que no se resuelva el proceso judicial

Actualizado 05/07/2015 7:03:50 CET

La actual responsable regional cree que esta decisión no afectará a las elecciones Primarias

MURCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Murcia ha confirmado indefinidamente a la gestora que está al frente de la Agrupación Territorial de UPyD en la Región y ha prohibido celebrar nuevas elecciones internas para este órgano hasta que no se resuelva el proceso judicial abierto tras la demanda presentada por la concejala de UPyD en el Ayuntamiento de Molina de Segura, Encarna Sánchez, para que se restablezca el resultado de las elecciones celebradas en febrero, en las que se impuso al antiguo coordinador de la formación, Rafael Sánchez.

Cabe recordar que, tras las elecciones celebradas el pasado mes de febrero, Sánchez solicitó "amparo" al considerar que su candidatura había resultado perjudicada por las acusaciones vertidas por miembros de otras candidaturas y numerosos afiliados y la Comisión electoral de UPyD decidió anular el proceso, en el que había resultado elegida Encarna Hernández como coordinadora que debía gestionar la actividad orgánica de UPyD en la Región durante los próximos cuatro años.

Posteriormente, Hernández interpuso una demanda y, como resultado de la misma, la jueza ha confirmado indefinidamente a la gestora y ha prohibido celebrar nuevas elecciones internas, más allá incluso de los plazos que contemplan los propios estatutos de UPyD, según informaron fuentes de la formación magenta en un comunicado.

Al tratarse de medidas cautelares, el juzgado de instrucción número 11 de Murcia no entra a analizar la corrección o no del proceso electoral ni de las resoluciones que dictaron la Comisión Electoral y la Comisión de Garantías de UPyD, ya que esto se resolverá en la sentencia, según UPyD.

En cambio, la Justicia sí que acepta la medida cautelar solicitada por la candidatura encabezada por Encarna Sánchez, consistente en prohibir a la formación magenta convocar nuevas elecciones hasta que se dicte sentencia firme.

Desde su nacimiento, UPyD recuerda que ha celebrado 607 procedimientos electorales internos, de los cuales tan solo tres han sufrido algún tipo de incidencia que llevara a la Comisión Electoral a decretar su anulación, entre los que se encuentran las elecciones celebradas el 22 de febrero en Murcia. En cualquier caso, la formación magenta manifiesta su máximo respeto por las decisiones judiciales y el escrupuloso cumplimiento de las mismas.

CONSECUENCIAS EN EL PROCESO ELECTORAL

Tras estos comicios, la Comisión electoral recibió la solicitud de Rafael Sánchez, antiguo coordinador de la formación en Murcia y uno de los dos candidatos al proceso, en la que pedía "amparo" al considerar que su candidatura había resultado perjudicada por las acusaciones vertidas por miembros de otras candidaturas y algunos afiliados en las redes sociales.

A su juicio, las mismas constituían una grave irregularidad que había impedido que se dieran las debidas garantías de igualdad e imparcialidad necesarias para las dos candidaturas en el proceso electoral. El 25 de febrero la Comisión acordó la suspensión de la proclamación mientras resolvía el recurso de anulación interpuesto.

En una resolución fechada el 28 de febrero, el órgano competente concluyó que verter acusaciones "no probadas" en las redes sociales contra uno de los candidatos, con "manifiesta temeridad y desprecio por la verdad" había tenido consecuencias en el proceso electoral, procediendo a la consecuente suspensión de la proclamación de los resultados, ya que no se daban las garantías de imparcialidad e igualdad necesarias según lo establecido en el Reglamento para la elección de los órganos territoriales.

Dicha decisión fue comunicada a los afiliados y a la Dirección del partido, que procedió a nombrar una gestora de forma temporal, la cual habrá de permanecer ahora al frente de la Agrupación Territorial de Murcia en tanto no se resuelva con carácter firme el contencioso entablado ante los tribunales.

MÁXIMO CREE QUE NO AFECTARÁ A LAS PRIMARIAS

En declaraciones a Europa Press, la actual responsable regional de UPyD, Fuensanta Máximo, ha señalado que el proceso queda paralizado, y ha señalado que "puede alargarse en el tiempo, ya que queda por delante un proceso judicial".

A este respecto, Máximo, tal y como es "costumbre" en la formación magenta, ha destacado que UPyD "acata y asume la sentencia judicial". Además, destaca que esta sentencia está por encima de los estatutos, que indican que la gestora sólo puede operar durante un plazo limitado que será seguramente rebasado.

En este sentido, explica que la gestora continuará manteniendo la actividad del partido, a pesar de que considera que "no es la mejor solución, y lo ideal es que los partidos funcionen con sus órganos".

De cara a las elecciones del mes de mayo del 2015, Máximo cree que esta sentencia no afectará a los procesos de Primarias de la formación magenta. En concreto, la previsión es que, si no hay ningún obstáculo, estas primarias tengan lugar a partir de los meses de octubre y noviembre en el caso de los candidatos a los parlamentos autonómicos y las capitales de provincia, y estarán dirigidos por la gestora. Posteriormente, se desarrollará el proceso para el resto de municipios.

Máximo ha descartado que ella tenga intención de presentarse a esas elecciones Primarias, y ha dicho que la presentación de candidaturas "es algo personal de cada uno. "Yo no sé si habrá muchos candidatos o solo uno", ha concluido.