Un libro recoge los relatos de ficción escritos por el desaparecido músico Jota Casinello, ex líder de 'Los Hurones'

El músico murciano Jota Casinello
ENRIQUE CASINELLO
Actualizado 06/12/2012 13:00:26 CET

Se trata de ocho historias de ficción que escribió antes de morir y que ahora ha recopilado su hijo en una autoedición de lujo

MURCIA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El músico murciano Jota Casinello, ex líder de Los Hurones, dejó escritos varios relatos llenos de recuerdos entremezclados con ficción antes de su fallecimiento en 1993. Hoy, diecinueve años después, salen a la luz en una autoedición de lujo recopilados por su hijo, Juan Enrique Casinello, bajo el título 'Historias del Jota'.

El Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia acogió la presentación de esta publicación, que Juan Enrique ha escrito con la intención de que la gente se acuerde de su padre, una figura que estaba "injustamente olvidada en la Región de Murcia", lamenta.

El propio Juan Enrique, que era un niño de 11 años cuando falleció su padre, reconoce que no conocía a Jota como músico después de tantos años, y sólo había oído las historias que le contaban su madre y de los compañeros de la banda, y que le explicaban que, en su momento, salían por televisión y daban conciertos por toda España.

Juan Enrique recuerda que la radio y varios medios de Internet rindieron un homenaje a su progenitor en 2008 con motivo del 15 aniversario de su muerte. En ese momento, decidió investigar sobre la vida de su padre, originario de Calasparra, y "meterse" en el trastero de su casa para conocer más sobre él.

Encontró cintas de casete de su padre, entrevistas y numerosos objetos personales, entre los que se encontraban ocho historias y relatos inéditos que estaban muy bien documentados, porque cada uno de ellos indicaba la fecha y el lugar donde se hicieron.

"Imagínate lo que sentí al leerlo", declara Juan Enrique, a quien se le ocurrió realizar un pequeño libro y editar cuatro o cinco copias para la familia y los amigos. Sin embargo, su familia le impulsó a elaborar un libro más profesional destinado a la gente que lo conoció.

Juan Enrique estuvo acompañado en la presentación del libro por el doctor en Ciencias de la Información y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga, Pedro Farias, amigo personal de Jota, quien explica que los relatos, al margen de su riqueza literaria, recogen perfectamente el periodo que vivió el músico, su entorno y el ambiente de la calle, urbano.

"Recrea perfectamente un periodo de la vida de España en un momento en el que todo era apasionado, todo iba muy deprisa, se vivía mucho de noche", relata Farias. Se trata de la década de los años 80, cuya filosofía, en algunas cosas "se mantiene pero otras se han perdido y quedan perfectamente reflejadas en el libro".

Juan Enrique Casinello explica que el libro se puede encontrar en tres librerías: en la librería Lavador de Calasparra, así como en Diego Marín de Murcia y en la librería Ramón Jiménez, situada en los soportales de la Catedral de Murcia. Los interesados también pueden obtener más información en la web 'http://historiasdejota.es/'.

"QUERÍA QUE OLIESE A ÉL"

Juan Enrique tardó dos años en elaborar la publicación, porque ha ido "paso a paso" y ha querido encargarse él al cien por cien de su creación, maquetándolo y haciendo la portada con ayuda de la familia. El resultado es una autoedición "de lujo", elaborada con tapa dura y en papel de jurado.

"No he escatimado, quería hacer un producto muy bonito y que, realmente, fuera como el libro que el propio Jota Casinello hubiera sacado en su momento", declara su hijo. De hecho, la portada es un collage que está elaborado con recortes de revistas hechos por el propio Jota, así como una imagen de su guitarra y el disco que grabó con EMI.

Juan Enrique reconoce que ha sido una labor "muy emocionante", porque él no conocía la faceta artística de su padre. "Yo lo conocía como un padre cualquiera, que me hacía de comer, me llevaba al colegio, me hacía reír mucho y jugaba conmigo", destaca Juan, quien declara que la única diferencia con otros padres es que "iba con su tupé", al igual que toda la gente que pasaba por su casa.

"Yo no sabía que era famoso, ni que salía en televisión, ni que significó tanto como músico en la Región de Murcia", apunta el primogénito, quien tuvo oportunidad de conocer esta faceta en 2008, con motivo del homenaje rendido a Jota.

"Me gusta pensar que ha sido él el que ha conseguido todo esto", añade Juan Enrique, quien explica que Jota Casinello escribió los relatos durante los diez años de su vida, desde 1982 hasta 1992, y eran conocidos únicamente por la familia y los amigos.

Juan recuerda que su padre era una persona muy creativa, que estaba continuamente haciendo música y canciones. Así, parte de su creatividad era contar historias y relatos. De hecho, los que más le conocieron recuerdan que alguno de los personajes que aparecen en las historias son resultado de sus vivencias.

Por tanto, Juan desconoce si la intención de su padre era publicar el libro, pero asegura que el resultado final es "el libro que él hubiera sacado". Para ello, el hijo de Casinello se metió "de lleno en su mundo".

Precisamente por este motivo, Juan Enrique descartó poner el libro en manos de editoriales, porque él quería tener el cien por cien del aspecto creativo. "Me metí tanto en su mundo que he creído saber lo que él realmente quería. Quería que oliese a él", aclara.

Durante el trabajo de edición, Juan Enrique descubrió muchas cosas sobre su padre, como "la creatividad increíble que tenía". Y es que los ocho relatos incluidos en el libro "no tienen nada que ver entre sí e, incluso, el tipo de narración es distinto, en tercera o en primera persona".

Por ejemplo, explica que uno de los relatos narra la historia de una gasolinera en medio de un desierto donde se encuentra un motero, hay otro relato medieval "muy bonito" de ocho o nueve páginas sobre un bárbaro; y hay otra historia sobre un limpiabotas que lleva unos "tejemanejes" con unos camellos.

Juan Enrique señala que hay más producción literaria de su padre que se podría publicar. Por ejemplo, recuerda anecdóticamente que recientemente tuvo lugar la presentación del libro en Calasparra y escogieron la máquina de escribir de su padre a modo de 'atrezzo'.

Al abrir la máquina de escribir, descubrieron que dentro había más relatos que no pudieron incluir en el libro porque ya estaba en fase de impresión. "Es como si nos estuviera hablando", reconoce su hijo.

Casinello no se propone, de momento, divulgar el libro a nivel nacional, pero explica que recibe en la web recibe peticiones hasta de Valladolid. Por tanto, cuando se acabe la tirada se propondrá ser "más ambicioso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies