Las lluvias llegarán mañana y pasado a la mitad sur y desde el lunes al miércoles a la mitad norte

Actualizado 29/02/2012 19:09:31 CET

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias aliviarán parcialmente la situación anticiclónica de España ya que una borrasca dejará una "pequeña inestabilidad" y las precipitaciones débiles en la mitad sur, mientras que otro frente afectará de lunes a miércoles a la mitad norte, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Rivera, ha explicado a Europa Press que esto dará un "cierto alivio parcial" a la situación de sequía, porque este jueves y viernes un embolsamiento de aire frío llegará por el Golfo de Cádiz. "Será una pequeña inestabilización que provocará que en la mitad sur y centro peninsular aumente la nubosidad y se registren algunas precipitaciones "en general poco importantes, pero que podrían ser, en algunos puntos, de carácter tormentoso y algo más fuertes".

"Al menos supondrá una cierta humidificación, una renovación de la masa de aire, mayor humedad y romperá la cota de sol con el agua. Es poco, pero algo es", ha valorado.

Además, ha añadido que de cara al fin de semana podría entrar alguna precipitación débil en zonas del norte ya que se espera la llegada de una borrasca que discurrirá por el Cantábrico y de la que a España le afectará su zona trasera.

Concretamente, ha señalado que las precipitaciones afectarán sobre todo al área cantábrica y que desde el lunes hasta el miércoles o jueves pueden ser abundantes en el tercio norte. Rivera prevé que serán por encima de nieve por encima de los 1.200 metros de altura y que podrían extenderse también al sistema ibérico.

Asimismo, ha apuntado que el martes y el miércoles podrían llegar también a zonas llanas de la meseta norte, donde se producirán lluvias "abundantes" que serán de nieve en algunos puntos. Alguna precipitación débil y de poca importancia podría afectar al sureste.

En este contexto, el portavoz de la AEMET ha añadido que con esta borrasca llegará una masa de aire polar marítimo con viento del norte, y que dará lugar a cierzo (Aragón y Cataluña), tramontana (Baleares) y viento de componente norte en el resto de la Península, lo que provocará una "limpieza total" de la masa de aire libre, que se renovará y estará más húmedo.

Igualmente, ha adelantado que a partir del jueves volvería a reconstruirse con fuerza el anticiclón, por lo que opina que estas lluvias darán "un pequeño respiro, pero no son el esperado temporal".

En cuanto a las precipitaciones, Rivera calcula que las temperaturas bajarán de dos a tres grados centígrados a partir del jueves y que las mínimas seguirán siendo suaves hasta el lunes, cuando a causa del viento frío del norte, los termómetros podrían bajar entre 5 y 6 grados centígrados.