La marcha del Día de la Mujer en Murcia acaba con varios manifestantes y seis policías heridos

Cargas durante el Día de la Mujer en Murcia
TWITTER @SER_MURCIA @JRUIZMZ

MURCIA, 9 (EUROPA PRESS)

La multitudinaria manifestación feminista que este jueves llenó las calles de Murcia para reivindicar la igualdad real con motivo del Día Internacional de la Mujer finalizó con empujones y escenas de tensión en el paso a nivel de Santiago el Mayor que provocaron varios manifestantes y seis policías heridos, según fuentes de la organización de la marcha y de la Delegación del Gobierno.

Cabe recordar que la manifestación partió a las 20.00 horas de la plaza de la Fuensanta de Murcia y se desarrolló en un ambiente pacífico y festivo durante todo el recorrido hasta desembocar en el paso a nivel de Santiago el Mayor, punto en el que tenía previsto terminar la marcha con el fin de proceder a la lectura del manifiesto como homenaje a las mujeres que llevan años luchando por el soterramiento de las vías.

En concreto, la marcha tenía previsto atravesar las vías del tren por el paso a nivel de Santiago el Mayor pero, al llegar al lugar, los manifestantes encontraron un "fuerte dispositivo policial desplegado" que sólo permitía franquear la línea del ferrocarril "de uno en uno" y "sólo a las personas que los agentes seleccionaban", según ha hecho saber a Europa Press una de las miembros del Movimiento Feminista organizador de la marcha, Mirenko.

En este sentido, Mirenko ha lamentado que este hecho provocó escenas de tensión y la Policía Nacional "cargó contra los manifestantes", generándose "empujones y golpes" que acabaron con varios manifestantes lesionados, alguno de ellos con la cara ensangrentada, aunque la organización todavía no ha contabilizado el número de lesionados.

Mirenko ha remarcado que la manifestación se desarrollaba de una forma "pacífica" y "no tenía sentido el despliegue policial y que los agentes sólo dejaran pasar a los manifestantes al otro lado de las vías con cuentagotas, uno a uno, y sólo las personas que ellos querían", lo que atribuye al "intento de la Delegación del Gobierno de "afear y emborronar la movilización".

El objetivo de llegar a las vías, según Mirenko, era "visibilizar la lucha de las mujeres en los distintos ámbitos, que incluyen también el entorno de las vías y sus protestas para conseguir el soterramiento". Sin embargo, cree que la intención de la Delegación era "afear la marcha, deslucirla y dar a entender que estaba politizada, cuando lo único que reivindicamos es la igualdad real y la equiparación con los hombres".

A este respecto, Mirenko ha criticado que la "politización" se produjo, precisamente, "por la actuación de la Delegación y por el despliegue policial". Así, cree que los agentes "se asustaron" cuando los manifestantes se acercaron al borde de las vías y "comenzaron a intimidar y a empujar" a los participantes en la marcha. "Afortunadamente, no hubo heridos graves, pero sí contusiones".

Mirenko ha señalado que la organización no cuenta todavía con cifras oficiales de participación, pero sí que hay estimaciones que apuntan a que habrían participado, incluso, más de 100.000 personas en la manifestación. "Se dice que es la marcha más multitudinaria que ha tenido lugar en Murcia", ha concluido.

"LOS VIOLENTOS NO VAN A PODER CON NOSOTROS"

Por su parte, el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, ha lamentado que los violentos "lo manipulan y lo manosean todo en su beneficio, incluso la igualdad de las mujeres". Ha considerado "triste" y "lamentable" que "una jornada histórica en pos de la igualdad de las mujeres y del reconocimiento de sus derechos haya acabado, una vez más, con el ataque de los violentos, de los radicales y de los que los amparan a las obras de las obras de llegada del AVE".

Ha señalado que seis policías han resultado heridos, y "dos de los atacantes tienen abiertas diligencias policiales, mientras que uno se encuentra en Comisaría".

"Que lo tengan claro todos aquellos que no lo quieran entender: España es un Estado de Derecho, vamos a hacer que se respeten las leyes y no vamos a dar jamás un paso atrás. Los violentos y sus amigos nunca van a poder con nosotros", ha concluido el delegado.