Más de 3.200 personas están diagnosticadas de parkinson en la Región

Foto/ Día Mundial Del Parkinson
REGIÓN DE MURCIA
Publicado 11/04/2018 15:22:40CET

La Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento del hospital Virgen de la Arrixaca valora cada año unos 300 nuevos casos

MURCIA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 3.297 personas están diagnosticados de parkinson en la Región de Murcia, dados a conocer hoy por la Consejería de Salud con motivo del Día Mundial del Parkinson. Esta fecha pone el acento en las personas que sufren esta enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante que afecta al sistema nervioso central, así como en quienes velan por su bienestar y favorecen su atención integral. La Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento del hospital Virgen de la Arrixaca valora cada año unos 300 nuevos casos.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, ha asistido este miércoles junto con la presidenta de la Federación de Asociaciones de Personas con Parkinson de la Región de Murcia (Fepamur), Monserrat Mouriño, a los actos conmemorativos del Día Mundial, y ha destacado que la Comunidad ha puesto en marcha nuevas ayudas para la intervención con afectados de parkinson en la Región.

En concreto, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destinará este año 16.000 euros a Fepamur, con cargo a la 'X solidaria' de IRPF 2017, para llevar a cabo fisioterapia grupal con afectados de parkinson. Asimismo, la Consejería de Salud subvenciona este año con 21.600 euros a la Federación.

Además, la Fepamur estudia la posibilidad de crear un nuevo centro de día para afectados por esta patología, en su sede de la pedanía murciana de La Albatalía, y así se lo ha trasladado a la consejera.

INCIDENCIA

Según los datos registrados por el Servicio Murciano de Salud (SMS), de los 3.297 pacientes con enfermedad de Parkinson, unos 260 casos nuevos se diagnosticaron en 2017. A nivel nacional, se estima que unas 160.000 personas sufren esta enfermedad.

La edad de inicio se sitúa entre los 55 y los 75 años, aunque cada vez se diagnostican más casos de pacientes con edad inferior a 50 años. Así, un 2 por ciento de los diagnosticados no supera los 45 años de edad, y en raras ocasiones puede comenzar en la infancia o en la adolescencia.

El parkinson es la segunda patología neurodegenerativa más frecuente y tiene carácter progresivo. Se trata de una dolencia compleja que afecta de modo similar a hombres (45,5 por ciento) y mujeres (54,5 por ciento) y que precisa una atención individualizada, adaptada a las necesidades de los pacientes y de sus familias y cuidadores.

En la Región, el hospital Virgen de la Arrixaca cuenta con la Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, dependiente del Servicio de Neurología, que desarrolla su trabajo desde un enfoque integral y multidisciplinar y que ha incrementado el número de pacientes atendidos por esta enfermedad en estado avanzado. Esto se debe a factores como el envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los pacientes que la padecen.

La atención médica y los cuidados de enfermería se prestan de modo coordinado por los profesionales de Atención Primaria y por los profesionales de los equipos de neurología. La base fundamental de la terapia es el tratamiento farmacológico.

Los últimos avances terapéuticos y las terapias de rehabilitación, psicoterapia, logopedia y fisioterapia han supuesto una gran mejora en el tratamiento del parkinson. Además, los tratamientos sintomáticos, tanto farmacológicos como quirúrgicos, han mejorado la calidad de vida de los pacientes, si se compara con hace 20 o 30 años. En muchos casos, se consigue un grado relativamente alto de autonomía.

La estimulación cerebral profunda constituye el avance más significativo en el tratamiento de esta enfermedad. Es una terapia puesta en marcha en la Arrixaca, que ha ofrecido muy buenos resultados en los últimos años, se aplica en casos seleccionados y lo realiza un equipo integrado por profesionales de varias áreas en la Unidad de Parkinson, ya que para conseguir resultados efectivos es necesario un trabajo en común.

Asimismo, el trabajo del cuidador y de la familia es fundamental para contribuir a la mejora del bienestar del paciente y como interlocutores con el equipo sanitario, y cada vez es mayor el reconocimiento que reciben por parte de la organización sanitaria y de la sociedad.

Contador