Medio Ambiente y Ecologistas en Acción trasladan más de 100 ejemplares de fartet para garantizar su supervivencia

Imagen de la charca artificial que servirá como refugio para los ejemplares
GOBIERNO REGIONAL
Publicado 17/08/2018 12:11:41CET

Se trata de una especie en peligro de extinción y se encontraban en aguas estancadas de una playa urbana de Punta Brava

MURCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El traslado de una colonia de ejemplares de fartet a una charca artificial ha permitido garantizar la supervivencia de entre 120 y 130 individuos de esta especie, catalogada en peligro de extinción tanto en la Península Ibérica como a nivel internacional. Estos ejemplares se encontraban en una masa de aguas estancadas que se había formado en una playa urbana de Punta Brava, que ha sido acondicionada y adecuada para evitar los posibles perjuicios que podría ocasionar al ecosistema del Mar Menor y las molestias para los vecinos de la zona.

Este proceso de traslocación se ha llevado a cabo con la colaboración de la asociación Ecologistas en Acción, que desarrolla un proyecto de recuperación de hábitats del fartet en la desembocadura del Albujón. La charca artificial en la que se han liberado estos ejemplares, una lámina de agua en la que se han recreado con precisión las condiciones de salinidad necesarias para su supervivencia, se enmarca dentro de este proyecto.

El traslado de estos ejemplares, de los que cerca de un tercio son alevines, se ha llevado a cabo en tres tandas de capturas a lo largo de los últimos diez días, después de que la Consejería de Empleo, Empresa, Universidades y Medio Ambiente tuviese conocimiento de la formación, por la propia hidrodinámica del mar, de una barrera de arena en Punta Brava, que a su vez había creado una zona de agua estancada e incomunicada del Mar Menor, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El análisis efectuado por los técnicos y científicos determinó la necesidad de eliminar esa barrera para evitar la descomposición de las algas, que podría ser perjudicial para el ecosistema del Mar Menor y generar problemas de olores para los vecinos de la zona. El primer paso para este trabajo de restauración de este espacio fue determinar la posible presencia de fauna y, en particular, de alguna especie protegida.

En este proceso se localizó la colonia de fartet, por lo que se recomendó su traslado a un lugar seguro para su protección, como es la charca construida por Ecologistas en Acción en la ribera oeste del Mar Menor, en la margen izquierda de la desembocadura de la rambla del Albujón.

El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, visitó hoy esta zona junto a representantes de esta asociación ecologista para comprobar y supervisar este traslado. "Nuestra prioridad es garantizar la biodiversidad del Mar Menor y hacer compatible esta riqueza natural con su uso y disfrute por parte de todos de una manera responsable", ha señalado.

Luengo ha destacado que el proyecto en el que se enmarca el traslado de esta colonia, se encuentra dentro del Plan de Recuperación del Fartet en la Región, que tiene como objetivo proteger las poblaciones actuales, evitar la destrucción y fragmentación de su hábitat y desarrollar acciones de reforzamiento y reintroducción de fartet.

Este proyecto, que cuenta con la autorización de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (OISMA) y con financiación de la Fundación Biodiversidad, pretende reunir en este hábitat renaturalizado entre 300 y 500 ejemplares de la especie. Este humedal de alta salinidad ayudará también a la recuperación del ecosistema del Mar Menor, al actuar como un filtrador natural de nutrientes y al impulsar la flora y la fauna, gracias a unos islotes que servirán como refugio y lugar de nidificación de varias especies de aves.