El ministro del Interior sitúa la Región como referente en materia de seguridad y turismo

Cámara, Bascuñana, Fernández Díaz, Garre y Mendoza, en el Foro Nueva Murcia
EUROPA PRESS
Publicado 16/04/2015 18:08:58CET

Fernández Díaz celebra la marcha de la economía, que "nos permitirá salir de la crisis" si se mantiene su evolución

MURCIA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha alabado a la Región de Murcia como una comunidad autónoma de referencia en lo que a seguridad y turismo se refiere, con una tasa de criminalidad nueve puntos porcentuales por debajo de la media nacional que, a su vez, está 20 puntos por debajo de la media europea. Además, Murcia lideró la tasa de crecimiento del turismo en 2014 con 800.000 visitantes.

Fernández Díaz ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la apertura del cuarto ciclo de ponentes del Foro Nueva Murcia, lugar de encuentro para el debate de las ideas, en el que ha estado acompañado, entre otros, por el presidente de la Comunidad, Alberto Garre, el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, y el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara.

El ministro, que ha sido introducido por el presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) y del grupo de patronos del Foro Nueva Murcia, José Luis Mendoza, ha destacado que la seguridad es un elemento "transversal", ya que "no podemos ejercer nuestros derechos sin sentirnos seguros", y porque libertad y seguridad "son dos caras de la misma moneda", aunque hay un "debate eterno" en torno a su equilibrio".

En España, ha reconocido que este debate está "abierto en canal" debido a la reciente aparición de la nueva amenaza del terrorismo yihadista e internacional, que obliga a alcanzar "un nuevo punto de equilibrio". No obstante, ha considerado que España está solventando este problema de forma exitosa, gracias a actuaciones como el Pacto de Estado alcanzado con el principal partido de la oposición y la reforma del Código Penal para contemplar las actuaciones del terrorismo yihadista.

El ministro ha rememorado que, en el año 2011, comienzo de la presente legislatura, el Gobierno del PP se encontró con una España "al borde del rescate", con una recesión y un déficit "galopante". Además, no se cumplían los compromisos de consolidación fiscal asumidos con la UE, estábamos "inmersos en una crisis extraordinaria" y "había que poner en orden la casa".

El ministro ha reconocido que han sido tiempos "muy difíciles, pero organismos como el Banco Central Europeo, la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional han reconocido que las reformas estructurales emprendidas por España han sido exitosas y "no tienen parangón"., como demuestra el hecho de que España fuera al G20 como país invitado.

En ese foro, España fue presentado como un país "referente" por las "reformas estructurales emprendidas para sentar las bases de una economía competitiva, con un tejido productivo competitivo basado en una economía social de mercado, que no sacrifica los derechos sociales en pro de la competitividad, lo que iría en contra del humanismo cristiano".

Ha reconocido que estas reformas han tenido un coste social "muy doloroso", pero ha recordado que España estaba "al borde del rescate" y su recuperación "no hubiera sido posible si la sociedad no hubiera estado a la altura". La conflictividad social ha dado lugar a más de 100.000 manifestaciones en los últimos tres años pero, de todas ellas, solo el 0,1 por ciento han tenido que intervenir los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado empleando métodos de defensa.

Por ello, Fernández Díaz ha admitido que la gente se ha manifestado para mostrar "su desacuerdo y el dolor que producían esas medidas", pero esas manifestaciones se han desarrollado de forma "cívica" en la mayoría de las ocasiones.

CRECIMIENTO "SOSTENIDO"

Actualmente, celebra que la discusión se centra en si España crecerá más del dos por ciento o si llegará al tres por ciento. "Bendita duda", ha celebrado el ministro, quien explica que este crecimiento "nos sitúa a la cabeza de toda la Unión Europea" y, si se mantiene sostenido en el tiempo, "nos permitirá salir de la crisis y ver la luz al final del túnel".

En este sentido, ha recordado que se crearon más de 440.000 puestos de trabajo en 2014, y la previsión del Fondo Monetario Internacional es que este año se creen 600.000 puestos de trabajo. "Si seguimos por esta senda virtuosa de reformas, en la próxima legislatura, España alcanzará el objetivo de 20 millones de personas activas y ocupadas", con tasas de paro situadas en el "seis, siete u ocho por ciento", ha manifestado.

En este sentido, el ministro ha recordado que esta recuperación, proyectada en la Región, también tiene "una cierta intensidad", ya que el descenso del desempleo en la Región ha sido "especialmente notable", ya que lo ha liderado junto con Baleares y "está entrando en la senda de creación de empleo de forma muy destacada".

Fernández Díaz también ha subrayado que España es una "potencia turística" que supone un 11 o un 12 por ciento del PIB, y la cifra de empleo directo e indirecto que genera es "importantísimo". De hecho, el país recibió 65 millones de turistas en 2014, el tercer mayor destino mundial, solo superado por Francia y Estados Unidos.

Las razones por las que los visitantes escogen España como destino turístico, según el ministro, son la belleza paisajística en primer lugar, valorada con un 8,4 sobre 10 y, en segundo lugar, la seguridad con una valoración de un 8,2. Por ello, deduce que la seguridad es un factor que "contribuye de forma directa a la economía".

Ha explicado que los últimos datos del Eurostat reflejan que España tuvo en 2014 una tasa de criminalidad de 44,8 infracciones penales por cada mil habitantes, casi 20 puntos por debajo de la media comunitaria, y cuenta con la tercera tasa más baja de la UE. Mientras tanto, Francia, por ejemplo, tiene una tasa diez puntos porcentuales por encima de la media española y, Alemania, 30 puntos superior.

El ministro también se ha referido al terrorismo. "Durante décadas, al hablar de terrorismo en España, siempre nos venía a la cabeza las siglas macabras de ETA y había motivos para ello, pero ahora ETA está derrotada policialmente y así vamos a seguir hasta su disolución", ha aseverado.

En lo que respecta al yihadismo, ha señalado que se trata del terrorismo del "siglo izado que no se trata de una guerra de religión, sino que "nos amenaza a todos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies