Murcia celebra el centenario del nacimiento del escultor González Moreno con una selección de sus obras

 

Murcia celebra el centenario del nacimiento del escultor González Moreno con una selección de sus obras

Actualizado 24/04/2008 21:29:42 CET

La exposición podrá visitarse en San Esteban y el Museo de Bellas Artes de Murcia desde mañana hasta el 9 de junio

MURCIA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Murcia celebra este año el primer centenario del nacimiento del escultor murciano Juan González Moreno, fallecido en 1996, con una gran exposición organizada por la Consejería de Cultura, Juventud y Deportes, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, y promovida por la Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Murcia.

El consejero de Cultura, Juventud y Deportes, Pedro Alberto Cruz, visitó junto al comisario de la muestra, el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Murcia y académico de la Real Academia de Bellas Artes de Santa María de la Arrixaca Germán Ramallo, la muestra 'González Moreno. Recóndito sentimiento', que podrá visitarse en San Esteban y el Museo de Bellas Artes (MUBAM) desde mañana hasta el 9 de junio, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado de prensa.

Esta muestra, "una de las iniciativas más importantes de la Consejería", según la calificó Cruz, reúne una cuidada selección de la extensa y destacada producción de este gran artista, uno de los más importantes imagineros españoles, piedra angular de la escultura murciana del siglo XX y cuyo estilo personal marcó a muchos escultores murcianos posteriores.

González Moreno "ha sido un revolucionario en la escultura religiosa", explicó el responsable regional de Cultura, "pero, tanto en sus primeras obras como en sus fases de plenitud y final, siempre mostró una tendencia absoluta por el realismo, por una especie de iconografía de lo cotidiano, de la calle, de tipos cercanos al espectador, mostrando siempre una tosquedad, en el sentido positivo, que venía dada por una reducción al máximo de los planos y unas figuras que están en la antítesis del idealismo salzillesco".

En este sentido, González Moreno "es el primer escultor que crea un antagonismo con Salzillo y que, aunque consciente de que Salzillo es un gran genio, necesita abrir otras vías de desarrollo". Cruz señaló asimismo que dada la contundencia de su obra del escultor murciano "es absolutamente prioritario hablar de escultura, en lugar de imaginería".

La sala San Esteban, en la que se ha ampliado el espacio expositivo tomando parte de la entrada del palacio con el fin de albergar un mayor número de piezas, exhibe exclusivamente obra religiosa, disciplina en la que González Moreno alcanzó una calidad sobresaliente con una estética e iconografías personales y muy creativas, con las que se apartó de la arraigada tradición salzillesca que los artistas murcianos venían siguiendo con fidelidad.

MEDIO CENTENAR DE PIEZAS EN SAN ESTEBAN.

San Esteban acoge 50 piezas, entre las que destacan San Francisco de Asís, obra tardía de gran austeridad y belleza en madera semipolicromada y propiedad de la Parroquia San Francisco de Asís de Murcia; San Pedro Apóstol, en madera policromada y estofada, perteneciente a la Cofradía del Beso de Judas, de Jumilla; el Cristo Yacente, del Capítulo de los Caballeros del Santo Sepulcro, de Villena; y el Descendimiento, obra que pertenece a Caja de Burgos, aunque es objeto de culto en la Parroquia de San José Obrero de la ciudad castellana.

Esta obra presenta un delicado tratamiento de los rostros y los cuerpos, a la vez que un realismo máximo en la expresión del dolor y de la muerte. Es una de sus obras más relevantes, y se podrá contemplar por primera vez en Murcia, al igual que la Sagrada Familia, relieve central del retablo de Santa Catalina del Palacio de Saldañuela, también en Burgos, encargada al escultor para sustituir la talla original perdida. De composición clásica y perfectas proporciones, cabe destacar la dulzura y gracia de los rostros. Realizada en los mismos años que los relieves del Santuario de la Fuensanta, presenta las mismas características que éstos. Destacan, así mismo, dos imágenes del Ecce Homo (Jumilla, 1942, y Cieza, 1972), perfecta demostración de la evolución de su estilo en su carrera.

El Mubam, institución a la que González Moreno donó una parte de su obra, reunirá la obra laica y dibujos, haciendo alusión también a la importante aportación del escultor a los monumentos públicos de la ciudad. En este aspecto fue absolutamente magistral, moviéndose con la máxima sabiduría entre cuerpos masculinos y femeninos, desnudos o a medio vestir, para poder recrearse en el estudio de los tejidos, en sus caídas y ondulaciones.

En el cuerpo buscó la máxima belleza, unas veces de contundentes pero armónicos volúmenes; otras de flexibles y esbeltos miembros.

Entre las 40 obras expuestas en la Sala Logia del MUBAM destacan la Alegoría del Río Segura; Mujer mediterránea, única obra de esta sede realizada a tamaño natural y que consiguió la Medalla de Oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1957; Torso de joven, en yeso y muy original, no sólo por el material sino también por su clasicismo y por el giro de su torso; San Juan Bautista, visión ascética y enjuta del santo, y Las Tres Gracias, curioso dibujo realizado con tinta de colores. La mayor parte de las piezas de esta sede son de tamaño reducido, con claro predominio del bronce como material.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies