Murcia desarrolla un proyecto pionero de carácter nacional que permite producir cereza en clima cálido

 

Murcia desarrolla un proyecto pionero de carácter nacional que permite producir cereza en clima cálido

Actualizado 10/04/2010 13:00:51 CET

La próxima semana comenzarán a recogerse las cerezas producidas en el invernadero de La Alberca porque han cuajado y tienen "buen tamaño"

MURCIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), organismo público dependiente de la Consejería de Agricultura y Agua, ha puesto en marcha un proyecto pionero a nivel nacional consistente en producir cereza en un clima cálido, como la Huerta de Murcia, impulsando, de este modo, su desarrollo fuera de estación en invernaderos de la Región.

Y es que, a pesar de que en otros lugares de España se hacen investigaciones relativas a este asunto, la novedad de este estudio radica en que Murcia "prácticamente no hay cereza", aunque se ha logrado introducir este cultivo en las zonas cálidas "donde no era posible".

Todo ello en virtud del proyecto que desarrolla actualmente el Imida para propiciar el cultivo del cerezo en la Región, tanto al aire libre como en invernadero, con apoyo térmico en las zonas frías. También dará continuidad a trabajos de investigación sobre obtención de nuevas variedades de cerezas mejor adaptadas a la Región mediante la mejora genética.

Así lo ha explicado a Europa Press el coordinador del proyecto y técnico del Imida, Diego Frutos, quien puntualizó que este trabajo, en el que trabajan cerca de una docena de personas, permitirá la obtención de numerosos beneficios en el sentido de poder comercializar este cultivo en marzo y abril, "cuando no hay cereza en ninguna parte del mundo".

Al mismo tiempo, destacó, "los agricultores ven con esperanza esta opción del cerezo como cultivo alternativo a otro", ya que la crisis también ha afectado al sector primario.

Para llevar a cabo su desarrollo se cuenta con fincas de agricultores particulares repartidas por Ulea, Cieza, Moratalla, Mula y Jumilla, conformando una red de experimentación que permita la producción de este cultivo, y desde la que se controlan unas 80 variedades y ensayos.

Como ejemplo, citó el caso del invernadero experimental que se ha construido en la finca Toli, en Jumilla, cofinanciado con apoyo económico de la Consejería, a través de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), y que hace unas semanas visitó el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá.

Dicho invernadero se sitúa sobre una plantación de cerezos adultos con el objetivo de adelantar la fecha de recolección de este frutal y ofrecer cerezas de alta calidad comercial cuando los precios son más elevados.

La tecnología aplicada se deriva de trabajos realizados previamente por el Imida, mediante un proyecto financiado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA), y finalizado en 2009.

En esta finca colaboradora se cultivan 25 hectáreas de cerezo con una docena de variedades que se recolectan escalonadamente desde mediados de mayo hasta mediados de julio, destinadas tanto al mercado interior como a la exportación. Además, comercializa en consorcio con otras empresas para rentabilizar al máximo sus inversiones.

En esta explotación también se han implantado otros ensayos sobre patrones de cerezo y se han realizado estudios de biología floral y de sistemas de poda.

Otro de los invernaderos se localiza en la pedanía murciana de La Alberca, en donde la próxima semana, anunció Frutos, comenzarán a recogerse las cerezas ya cuajadas al presentar "color y buen tamaño".

CULTIVO QUE SE ADAPTA A LA ECONOMÍA FAMILIAR

Según explicó el técnico del Imida a Europa Press, en la Región "había interés en cultivar cerezas, ya que tienen una serie de ventajas", entre las que destacó la mano de obra en la recolección, además de caracterizarse por ser un cultivo social que "se adapta a la economía familiar, resistente también a la virosis que afecta a frutales de hueso como el melocotón, ciruelo y albaricoquero.

También hay que tener en cuenta que se trata de un "cultivo estrella" desde el punto de vista de introducción en los mercados, ya que "los operadores murcianos sirven de paquetes de frutas a las grandes cadenas europeas".

"Es interesante, prosiguió, desde el punto de vista económico y por la climatología especial que hay se puede adelantar, pudiendo llegar a tener cereza muy temprana con variedades de muy buena calidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies