'No Mas Ruido' presenta varias alegaciones al acuerdo de aprobación inicial del Mapa de Ruido de Ocio y Plan Acción

Publicado 13/04/2018 17:15:21CET

MURCIA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación 'No más ruido' ha presentado una serie de alegaciones al Acuerdo de aprobación inicial del Mapa Ruido de Ocio y Plan Acción propuesto por el Ayuntamiento de Murcia.

De entre las numerosas alegaciones formuladas, subrayan que los Planes Zonales no contemplan medidas suficientes frente a una de las principales fuentes de ruido y, sin lugar a dudas, la que mayores perjuicios ocasiona, como son los locales clasificados como grupo 1 y 2 -discotecas y pubs- que desarrollan su actividad en estas Zonas. Es decir, se toman más medidas sobre bares, cafeterías y restaurantes que sobre pubs y discotecas.

"Buena parte de nuestras alegaciones exigen la aprobación de Planes de Control de las actividades ruidosas. Porque ya sabemos que por muchas y buenas normas que tengamos, de nada sirven si luego no se aplican", añaden.

Asimismo, dedican una especial atención "a exigir la reducción de horarios de cierre de los establecimientos". Al respecto, recuerdan que "la propia Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia, en fecha 30 de diciembre de 2015, adoptó el Acuerdo de solicitar de la Administración Regional la reducción de los horarios de cierre en las zonas más afectadas por el ruido del ocio, como medida cautelar mientras el Ayuntamiento tramitaba, elaboraba y aprobaba el Mapa de Ruido de Ocio".

Por tanto, apuntan, "resulta incomprensible que el gobierno municipal, que había manifestado de forma explícita su voluntad de proceder a una reducción de los horarios de funcionamiento de los establecimientos de ocio en estas zonas, llegado el momento de la inclusión de esta medida en su Plan de Acción, se echa para atrás y, sin ningún motivo, no incluye la medida".

En relación con la instalación de barras en la calle, alegan que estamos en desacuerdo "por cuanto supone causar graves perjuicios a la ciudad (suciedad, destrozos y mala imagen) y a los vecinos (ruido, falta de movilidad, inseguridad, problemas de accesibilidad de vehículos contra incendios o de ambulancias), a los que hay que añadir el fomento del consumo de alcohol en la calle, no solo en las barras sino por centenares de grupos que hacen botellón en la vía pública", para finalizar solicitando que "resulta indispensable que se prohíba la emisión de música en las barras, así como reducir su horario de funcionamiento".

Otro asunto destacado en su alegaciones son las medidas de reducción de mesas de terraza, que se proponen realizar de forma porcentual (un 25% en una primera fase, y otro 25% en una segunda). "Frente a este sistema de tabla rasa, que solo sería operativo en unos pocos espacios en la primera fase (dejando fuera algunos tan problemáticos como Pérez Casas, o las plazas de Las Flores, Santa Catalina, San Juan y Cristo del Rescate), proponemos que para la autorización de terrazas en las ZPAE debe exigirse la presentación de una Memoria Ambiental y el informe del Servicio de Medio Ambiente para garantizar que no se sobrepasan los objetivos de calidad acústica".

Asimismo, piden que en los espacios más problemáticos "elaborar -a la mayor brevedad y sin esperar a la aprobación definitiva de las ZPAE y sus Planes de Acción- los distintos Planes de Ordenación de Usos de Espacios Públicos, figura prevista en la Ordenanza de Terrazas con esta finalidad".