Pasa a disposición judicial uno de los dos denunciados por los altercados en las vías

Publicado 09/03/2018 12:15:43CET

El número de policías nacionales heridos se eleva a 8 y hay dos denunciados, uno de ellos un herido con una brecha en la cabeza

MURCIA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Bernabé, ha destacado que la Policía Nacional denunció este jueves a dos hombres por los disturbios que tuvieron lugar en el entorno de las vías, en el paso a nivel de Santiago el Mayor, uno de los cuales fue detenido y ha pasado este viernes a disposición judicial, mientras que el otro no fue arrestado por estar recibiendo asistencia sanitaria.

No obstante, la Policía Nacional ha presentado en la mañana de este viernes ante la autoridad judicial la denuncia contra el herido que estaba recibiendo asistencia sanitaria, según el delegado, quien ha recalcado que la Policía "se limitó a repeler las agresiones que estaban sufriendo y que están grabadas y documentadas".

En este sentido, ha considerado que es "verdaderamente lamentable, triste y penoso que los violentos, los radicales, los antisistema, los que todo lo manipulan, se atrevan a emplear la violencia en algo tan bonito y tan hermoso como una manifestación de la ciudadanía a favor de los derechos de la mujer". En concreto, ha lamentado que estos "violentos" consiguieran que este día "tan señalado" desembocara "en unas obras de un soterramiento que nada tienen que ver con la justa reivindicación del colectivo femenino".

"Entre las miles de personas que se manifestaban a favor de los derechos de la mujer de forma absolutamente pacífica, aparecen los radicales de siempre, amparados por sus amigos de siempre, que se ponen pasamontañas, que se tapan la cara, que empiezan a lanzar piedras en las vías contra los policías y lanzan botellas de vidrio contra los agentes", ha criticado.

En concreto, ha señalado que estos violentos se acercaron y empezaron a "dar puñetazos y patadas a los policías que simplemente estaban protegiendo las vías". En este sentido, ha justificado que los policías estaban desplegados "porque los antecedentes son los que son y porque cuestiones de este tipo han terminado con actos vandálicos, con incendios, con destrucción de patrimonio público valorados en muchos cientos de miles de euros".

"Aviso a navegantes: están grabados, y vamos a continuar con nuestra política de sanciones, no nos va a temblar el pulso", ha aseverado Bernabé, quien ha asegurado que "el Estado de Derecho es igual para todos y aquí se van a respetar las leyes, y todos los violentos y todos sus amigos se van a encontrar enfrente con la Delegación del Gobierno de España, con la Policía Nacional y con la Guardia Civil para impedir que sigan continuando con este tipo de actuaciones".

BALANCE DE HERIDOS

Por otro lado, el delegado ha señalado que ocho policías nacionales resultaron heridos este jueves "por culpa de los violentos", y ha expresado toda su "solidaridad", todo su "apoyo" y todo su "respeto y cariño" para "esos profesionales del orden público".

Además, ha advertido "que nadie tenga ninguna duda" que, además de las dos personas que han sido ya denunciadas ante la autoridad judicial, "van a ser muchos más los que en vía administrativa van a recibir desde luego un saludo cordial de este delegado del Gobierno en virtud de las denuncias" que va a poner la Policía Nacional. "No vamos a tolerar que esas situaciones se reproduzcan, avisado queda todo el mundo", ha señalado.

Asimismo, el delegado ha señalado que el joven que sufrió una brecha en la cara y cuya foto sangrando apareció en las redes sociales, "si se caracteriza por algo es por sus antecedentes de alborotador, por decirlo suavemente". De hecho, ha destacado que esta persona "ha recibido ya diez denuncias de la Policía Nacional y otras tantas sanciones de la Delegación del Gobierno por más de 9.000 euros en los últimos seis meses".

"No es un alma cándida que pasaba por allí, este señor es un profesional de los disturbios, de los desórdenes callejeros, de los altercados contra el orden público y, desde luego, de respetar muy poco a la ley y a los agentes de la autoridad", ha concluido.