La peatonalización de la avenida Alfonso X el Sabio comenzará después de Navidad y podría terminar en 18 meses

 

La peatonalización de la avenida Alfonso X el Sabio comenzará después de Navidad y podría terminar en 18 meses

   El Concejal Roque Ortiz Presenta El Proyecto
EUROPA PRESS
Publicado 17/08/2017 13:06:02CET

MURCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia ha aprobado la licitación de la primera fase del proyecto de peatonalización de la avenida Alfonso X el Sabio, lo que permitirá, según las previsiones, que las obras comiencen tras la próxima Navidad. Así lo ha hecho saber el concejal de Fomento, Roque Ortiz, quien baraja que la peatonalización de toda la avenida podría estar finalizada en un plazo de 18 meses.

En una rueda de prensa, Ortiz ha confirmado que, una vez que se publique la licitación de esta primera fase en el Boletín Oficial del Estado (BOE), las empresas tendrán un plazo de 40 días naturales para presentar sus ofertas, mientras que el periodo de ejecución es de diez meses y el presupuesto máximo es de 3,19 millones de euros.

Ortiz ha confirmado que la primera fase de las obras tiene un plazo de ejecución de diez meses una vez que esté terminado el proceso de adjudicación, que se prevé concluir después de Navidad. Previamente, a partir de septiembre u octubre y durante el último trimestre del año, las distintas empresas de servicios (Aguas de Murcia, Vodafone, Iberdrola y Redexis Gas) procederán a la renovación de sus redes.

El objetivo, según Ortiz, es que la segunda fase comience en los próximos meses, después iniciarse la primera, y que ambas se solapen en el tiempo, estableciendo una zona de trabajo común. "Si todo transcurre como debe ser, en unos 18 meses podría estar el trabajo de toda la avenida terminado", ha previsto el edil.

Ortiz ha indicado que el escenario de las obras se dividirá en tres zonas en las que se alternarán los trabajos para facilitar la vida de los vecinos y comerciantes. En concreto, las obras de esta primera fase, se ejecutarán en tres tiempos secuenciales: calzada oeste (Santa Clara), calzada este (Santa Ana) y paseo central, permitiéndose de esta manera que siempre haya dos zonas disponibles para el tránsito rodado y peatonal.

LA CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS NO SE INTERRUMPIRÁ

De esta forma, Ortiz ha indicado que la circulación de vehículos no se va a interrumpir mientras duren las obras y se va a intentar mantener abierta "en la medida de lo posible", ya que hay que tener en cuenta que en la zona "hay dos colegios, residentes particulares, negocios y locales de hostelería".

Este proyecto permitirá la incorporación de más de 14.000 metros cuadrados de nueva superficie peatonal, proporcionando linealidad a todo el paseo desde Santo Domingo a la Plaza Circular.

La actuación se llevará a cabo en dos tiempos: la Fase I, que es la que ya se ha licitado, y que comprende desde Santo Domingo a Jaime I con una superficie de 7.600 metros cuadrados; y la Fase II con 6.800 metros cuadrados), desde Jaime I hasta La Circular.

La participación ha sido el eje que ha articulado el proceso del diseño del proyecto, integrando las propuestas y alegaciones de los diferentes colectivos vecinales y asociativos, y consensuándolas con las observaciones técnicas del Colegio Oficial de Arquitectos de la Región y la Dirección General de Bienes Culturales.

De esta forma se creará un enorme itinerario peatonal, de cerca de 50.000 metros cuadrados, en el casco histórico de la ciudad desde La Glorieta hasta la plaza Circular, recorriendo la Plaza Belluga, Trapería, Santo Domingo y Alfonso X.

Esta iniciativa permitirá en la avenida Alfonso X una semi peatonalización total del espacio que restringe el tráfico de vehículos a residentes, transporte público (taxis), zona escolar y carga-descarga en horario regulado, circulando en una única dirección hacia Santo Domingo por la calzada oeste, la existente junto a la iglesia de Las Claras.

EL ÁREA DE TERRAZAS NO SE AMPLIARÁ

El área actual de terrazas será reconfigurada sin incrementarla y se implantará un nuevo sistema de recogida inteligente de residuos e iluminación LED adaptable de bajo consumo. Con todo ello se busca disminuir el ruido y la polución en este eje proporcionando una mayor tranquilidad vecinal, al tiempo que se habilitan nuevos espacios de estancia y paseo públicos, según Ortiz.

En este sentido, Ortiz ha querido remarcar que la zona de terrazas no será ampliada tras la peatonalización, y no se van a destinar a este fin más metros cuadrados de los ya existentes. "Al revés, se va a intentar reestructurar", ha ratificado Ortiz, quien ha garantizado que la avenida contará con grandes espacios públicos para "pasear, sentarse, hablar y estar".

El proyecto incluye la habilitación de un carril bici de dos sentidos que discurrirá por la actual calzada oeste, es decir, el lateral más cercano a Santa Clara. Asimismo, se mantendrá el actual sistema público de alquiler de bicicletas en las inmediaciones de la nueva Avenida. En las inmediaciones del lugar en el que actualmente hay un kiosko de prensa se instalará una estatua del Rey Lobo.

Asimismo, se mantendrán los árboles existentes a lo largo de todo el paseo, se plantarán más ejemplares (naranjos que recorrerán todo el lateral de poniente y también palmeras) y vegetación arbustiva en parterres a modo de 'huertos' en el lateral este, llegando a triplicar la vegetación actual y creando nuevos espacios de sombra natural.

Ortiz ha confirmado que la avenida contará con un mobiliario nuevo adaptado a la zona, así como nueva señalización en la que se explicarán figuras como la del Rey Alfonso X el Sabio o el Rey Lobo, mientras que la superficie de la calzada contará con distintas rugosidades para distinguir las partes habilitadas para el paso de vehículos, peatones y bicicletas. En cualquier caso, ha señalado que no habrá acera.

Los materiales para el adoquinado de toda la avenida serán a base de piedra en distintos formatos y texturas, un material de gran resistencia y cualidades formales.

Hay que recordar que este proyecto ha sido expuesto en un proceso participativo gracias al cual se han integrado las propuestas y alegaciones de los diferentes colectivos vecinales y asociativos, grupos políticos, la Asociación Ecologistas en Acción y otros particulares, consensuándolas con las observaciones técnicas del Colegio Oficial de Arquitectos de la Región y la Dirección General de Bienes Culturales.

El concejal, que ha confirmado que el proyecto se someterá en los próximos meses a aprobación tras las correspondientes consultas con los vecinos, ha señalado que la primera fase de las obras cuenta con un presupuesto de 2,6 millones de euros más el IVA correspondiente, mientras que la segunda fase se prevé un coste "más económico".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies