El pedáneo de la Purísima-Barriomar asegura que ningún vecino le había trasladado "nada anormal" sobre el detenido

Manuel Muñoz, pedáneo La Purísima-Barriomar
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 14:52:47 CET

MURCIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde pedáneo de la Purísima-Barriomar, Manuel Muñoz, ha reconocido que él no sabe "prácticamente nada" del detenido en Murcia como presunto terrorista islamista, a pesar de que residía en su barrio, y él suele tener información facilitada por los propios vecinos sobre cualquier circunstancia y problema que haya a nivel de convivencia, pero aclara que sobre este vecino no tenía ninguna información. "Ningún vecino me había trasladado nada anormal", ha asegurado.

En esta zona de la ciudad existe una población importante de personas marroquíes, "pero en principio no ha habido ninguna sospecha de que hubiese ningún tipo de personas de este tipo y con estas características, vinculado a Al Qaeda", ha señalado el pedáneo, quien ha añadido que la población extranjera en la zona "está bastante normalizada"

En declaraciones a los medios de comunicación, ha explicado que, en otras ocasiones, puede haber algún problema o "movimiento extraño con trapicheos o entrada de droga" pero, en este caso, ha insistido, "no había ninguna persona con actitud sospechosa".

De igual forma, ha explicado que no ha tenido ninguna información sobre el dispositivo policial, porque "normalmente no nos informan" y se ha encontrado con el operativo "por casualidad".

Muñoz ha dicho desconocer datos personales del detenido, pero admite que habrá coincidido alguna vez y podría reconocerlo al verlo.

ENTRE DOS Y TRES AÑOS VIVIENDO EN EL EDIFICIO

Por su parte, un vecino del mismo edificio, Juan Antonio Zapata, ha explicado que el detenido es un hombre de mediana edad que llevaba entre dos y tres años aproximadamente viviendo en el inmueble.

Sin ir más lejos, afirma que vio al detenido la pasada noche o ayer, sacando un aparato telefónico "para un muchacho negro que hay en la zona". Asimismo, advierte que siempre lo ha visto paseando por la zona y yendo a la mezquita.

Sobre el operativo policial, ha señalado que él estaba en su casa "tan tranquilo" cuando ha oído unos ruidos muy fuertes. "He pensado que era un vecino haciendo obras, pero después mi hijo me ha dicho que estaba todo el edificio acordonado y que los golpes es que estaban rompiendo la puerta del piso del detenido".

Otro vecino del edificio ha afirmado que la policía ha entrado a las 9.00 horas en el edificio, han apartado a los vecinos y el sospechoso ha empezado a tirar paquetes por el balcón hasta que ha sido atrapado. Otros vecinos dicen que el individuo ha tirado papelinas por la parte de atrás del edificio.

Al parecer, las mismas fuentes explican que el detenido "era muy extraño" y no se relacionaba con el vecindario. "Iba con chilaba y transportaba siempre un saco con cosas", advierten.

Aunque señalan que era una persona muy educada, otros vecinos sospechan que trapicheaba con piezas de ordenadores. De todas formas, todos coinciden en que hay "pánico y miedo por desconocimiento".

"Pero si la Policía está aquí, es por algo", concluyen. Otro vecino "no descarta que pudiera pertenecer a una cédula islamista porque era muy extraño".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies