Peñalver: "Los políticos hemos de responder a los escépticos: conseguir que vuelvan a enamorarse de una UE avanzada"

Peñalver en la Conferencia de las Asambleas legislativas regionales de Europa
ASAMBLEA REGIONAL
Publicado 25/07/2017 14:35:44CET

MURCIA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidencia de la Asamblea Regional de Murcia, Rosa Peñalver, que interviene por primera vez con una ponencia en la Conferencia de las Asambleas legislativas regionales de Europa (CALRE), que se celebra desde ayer en la Junta General del Principado de Asturias, y en la que participan 18 representantes de parlamentos y asambleas regionales de Europa, ha manifestado que "los políticos hemos de responder a los escépticos: conseguir que vuelvan a enamorarse de una Unión Europea avanzada, de la que forman parte activa".

En el marco del seminario XX Aniversario de la CALRE, 'Papel de las regiones en la Europa en transición', la presidenta del Parlamento murciano, Rosa Peñalver, ha participado en el panel de la tercera sesión de trabajo con la ponencia 'Responder al escéptico'.

Peñalver ha comenzado su discurso analizando los posibles motivos que han contribuido a la aparición del euroescéptico, "persona que duda de la verdad y eficacia de Europa como espacio de solución de la gran mayoría de los conflictos, de realización personal y colectiva y, además, sin realizar demasiados esfuerzos".

Actualmente, "Europa es percibida por muchos europeos como una zona en crisis económica y financiera, con creciente paro, desigualdad e incapaz de tener una voz común para los conflictos exteriores", ha lamentado la presidenta de la Cámara murciana.

Rosa Peñalver atribuye este desafecto hacia la figura de la Unión Europea, entre otras cuestiones, a que "los problemas, exigencias y retos de las actuales generaciones de europeos son muy distintos a los de hace 60 años".

Por ello, apunta que "nuestra respuesta no debe ser nostálgica ni cortaplacista. No podemos intentar aplicar soluciones del siglo XX a problemas del siglo XXI". Asimismo, la presidenta sostiene que "los países miembros no somos estados autónomos sino interdependientes y, como consecuencia, obligados a la cooperación si pretendemos continuar progresando".

Para mitigar la creciente tendencia del euroescepticismo, la presidenta considera que "la obligación que tenemos los políticos es dar respuesta a los escépticos: conseguir que se vuelvan a enamorar de una Europa avanzada, en la que se sientan parte activa. La misma Europa que en estos 60 años nos ha dado el mayor periodo de paz, progreso económico y de solidaridad, pero acorde a los retos actuales, a la realidad del siglo XXI".

Así, Peñalver ha enumerado algunas medidas con las que, a su modo de ver, "volveremos a ilusionar a las europeas y europeos". "Estoy convencida de que lo lograremos si conseguimos compatibilizar el desarrollo económico con el empleo de calidad, si repensamos los varemos de austeridad impuestos fríamente desde alejados despachos sin ponderar las consecuencias de los mismos, a la vez que se trabaja la igualdad de oportunidades y se aplican políticas redistributivas que garanticen la cohesión social y el uso responsable y eficiente de los recursos públicos".

Otras iniciativas, ha señalado, pasan por "buscar la excelencia en la educación, la tecnología, la investigación y la innovación; continuar con la decidida apuesta por los derechos individuales y colectivos; el derecho a la diferencia, a la no discriminación y a la defensa del medioambiente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies