El Pensador y otras seis esculturas del francés Rodin llegan a Murcia dentro del programa de la Caixa 'Arte en la calle'

Valcárcel Y Cámara
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 18:30:35 CET

MURCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos que se acerquen estos días a la Plaza Santo Domingo de Murcia podrán contemplar las siete esculturas monumentales del maestro francés Auguste Rodin que la Caixa, con su programa 'Arte en la Calle', está realizando.

Es 'El Pensador' la obra que abre este magnífico conjunto escultórico desde Trapería y a medida que se avanza hasta la Plaza Santo Domingo se han colocado seis estudios de los seis prohombres que conforman el Monumento a los burgueses de Calais.

La muestra forma parte del programa de la Caixa 'Arte en la Calle', una iniciativa pionera de la Obra Social cuyo objetivo es el de sacar el arte de las salas de exposiciones, devolverlo al espacio público y provocar un diálogo con la arquitectura.

Las siete esculturas monumentales que conformen la exposición 'Auguste Rodin en Murcia', comisariada por Helene Marraud, del Musée Rodin de París, estarán instaladas en la Plaza Santo Domingo de Murcia hasta el 25 de marzo.

El principal objetivo de Rodin era acercar más las obras al paseante, a todo el mundo.

Durante el acto, el presidente Valcárcel ha destacado que con esta muestra "se hace presente lo mejor y más conocido y lo que realmente conmueve, que es hablar de El Pensador, de los seis prohombres de Los burgueses de Calais".

A ello, ha dicho, "hay que sumar que esta escultura está donde tiene que estar, ya que lo que hace Rodin no es sino revolucionar el concepto de la escultura que, hasta ese momento, es algo que se ubica y se esconde en los museos pero es a partir del siglo XIX y principios del XX cuando estas esculturas salen a la calle, porque es como la concibe al ser escultura para el aire libre".

"Pretende romper con esa tediosa disciplina y se saca a la calle provocando un diálogo entre escultura y arquitectura", ha subrayado Valcárcel, quien ha resaltado que con este conjunto escultórico se ha provocado "ese diálogo".

Por su parte, el alcalde Miguel Ángel Cámara ha comentado que con esta muestra lo que se está haciendo es que los espacios urbanos se conviertan en espacios destinados a la actividad, "en sacar el arte a la calle, elementos básicos que embellecen la actividad y se convierte en un elemento atractivo de la propia ciudad".

Así, ha dicho esperar que esta exposición atraiga a visitantes y curiosos que se acerquen hasta ella, convirtiéndose en un "atractivo".

A la inauguración ha acudido, además de Valcárcel, el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara; el director ejecutivo territorial de 'la Caixa' en Levante y Murcia, Bibiano Martínez; la responsable de exposiciones del Musée Rodin de París, Audrey d'Hendecourt; y el secretario general de la Fundación 'la Caixa', Lluis Reverter.

LA MUESTRA

En su tamaño original (71 cm de altura), El Pensador, colocado bajo las Tres Sombras, domina la Puerta. Al igual que muchas figuras de La Puerta del Infierno, El Pensador se había convertido en un tema autónomo.

Fue expuesto por primera vez en Copenhague, siendo después aumentado, entre 1902 y 1904: la versión grande en yeso (181 cm de altura) fue expuesta en 1904 en Londres y, el mismo año, se expuso el bronce en París.

La obra provocó bastante polémica entre los visitantes del Salón y entre la prensa, por lo que un grupo de amigos de Rodin propuso, un poco a modo de reto, lanzar una suscripción nacional con el fin de ofrecer El Pensador a la ciudad de París en su tamaño original. Rodin escogió el Panteón como lugar de exposición. La estatua fue inaugurada el 21 de abril de 1906 pero al obstaculizar el desarrollo de las ceremonias, fue trasladada al Museo Rodin en 1921. Otro gran Pensador fue erigido sobre la tumba del escultor en Meudon.

El episodio de la devoción heroica de la Burgueses de Calais, uno de los más célebres de la historia de Francia, se sitúa durante la Guerra de los Cien Años, en la que se enfrentaron Francia e Inglaterra.

En 1347, Eduardo III sitió el puerto de Calais, en el norte de Francia, y declaró que actuaría con indulgencia si seis notables (los burgueses) aceptaban entregarse ante él en camisa, con la cabeza y los pies desnudos y una cuerda al cuello, presentándole las llaves de la ciudad.

Eustache de Saint-Pierre y cinco de sus compañeros aceptaron sacrificar sus vidas a fin de salvar la ciudad, pero la reina intercedió y obtuvo el perdón. Varios alcaldes de Calais, deseosos de conmemorar este acto insólito, pensaron en encargar una escultura que lo glorificara. Se plantearon diversos proyectos, que no tuvieron continuidad, y hasta 1884 no se volvió a considerar el asunto. Fue entonces cuando Rodin fue escogido para realizarla.

El primer esbozo muestra un grupo de seis héroes instalados sobre un pedestal según las normas artísticas de la época. Sin embargo, la imagen de estos seis hombres abatidos y resignados ya se alejaba de la del grupo heroico conforme a la tradición académica del siglo XIX.

Rodin trabajó intensamente en el proyecto. El gran modelo del grupo fue presentado en 1889 en la exposición Monet-Rodin y resultó ser la pieza clave de todas las presentadas. Sin embargo, el alcalde de Calais se había retirado en 1885 y el comité para la erección de la estatua había quebrado en 1886. Además, el diseño de Rodin había evolucionado considerablemente.

La propuesta que presentó en el sentido de suprimir el zócalo de la estatua le acarreó grandes reproches por parte de los que la encargaron. El escultor proponía una visión original, muy avanzada para su época, que infringía las normas habituales que regían la estatuaria monumental.

El proyecto se volvió a retomar en 1893. Finalmente, habiendo reunido ya los fondos, el monumento (que pesa más de dos toneladas) fue inaugurado el 3 de junio de 1895 pero, desafortunadamente, fue colocado sobre un pedestal en el centro de un pequeño jardín. Sólo al terminar la Segunda Guerra Mundial la ciudad de Calais respetó la voluntad del escultor y presentó el grupo al nivel del suelo, tal y como se puede contemplar en París, Filadelfia y Tokio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies