El picudo ocasiona en solo seis años la práctica desaparición de la palmera canaria en la Región de Murcia

 

El picudo ocasiona en solo seis años la práctica desaparición de la palmera canaria en la Región de Murcia

Tratamiento contra el Picudo
AYUNTAMIENTO JUMILLA
Actualizado 02/02/2013 11:30:25 CET

Se han eliminado hasta 10.000 ejemplares desde la llegada de este insecto en 2006 de las 200.000 palmeras que se estima hay en la Región

MURCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los 45 ayuntamientos de la Región de Murcia se encuentran actualmente afectados por la plaga del picudo rojo, ya que la UE estableció un perímetro o área demarcada de 10 kilómetros alrededor de la palmera infectada; siendo los más afectados la zona del litoral de Cartagena y el municipio de Murcia.

Los últimos municipios en verse afectados han sido los del norte, es decir, Moratalla, Caravaca de la Cruz y Yecla, aunque de momento afecta a un número reducido de palmeras. Lo que nos da a entender, según el jefe de Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua, Francisco José González Zapater, "que este insecto se aclimata muy bien, incluso en las zonas más fríos de la Región".

De hecho, ha especificado a Europa Press, "se han eliminado aproximadamente unos 10.000 ejemplares desde la aparición de la plaga en 2006" en la Región de las 200.000 palmeras que se estima que existen en la comunidad.

Aunque solo hasta el año 2009 los datos están verificados, en 2006 se arrancaron 300 palmeras, cifra que ascendió un año más tarde hasta las 2.200, a los 2.100 ejemplares en 2008 y 2.500 en 2009. A partir de este año se puede establecer que se han arrancado 1.800 palmeras en 2010, 1.500 en 2011 y los mil ejemplares en 2012.

El problema, ha especificado el experto en una entrevista concedida a Europa Press, "es que hay determinadas especies de palmeras que están desapareciendo como la canaria", que no es autóctona de la Región "pero que su implantación se ha desarrollado mucho en nuestros jardines por su gran majestuosidad, con un fuste o tronco muy ancho y una corona de palmas muy grande" pues "ha sido la especie más apetecible para el picudo".

Fundamentalmente, ha argumentado, porque "el tejido de esta palmera es más carnoso, tiene más cantidad de agua y su palmito parece tener alguna sustancia que atrae al picudo lo que ha provocado que esta especie haya desaparecido prácticamente de la Región de Murcia".

Así ha ocurrido, por ejemplo, en el paseo marítimo y alrededor de la población de Los Alcázares, una zona plantada en su totalidad de palmeras de tipo canario que han desaparecido prácticamente al 100 por cien. Sin embargo, en la nueva ampliación que se hizo hacia la zona de Los Narejos se instalaron otro tipo de palmeras como son las 'washingtonias', que no se han visto prácticamente afectadas.

EN RIESGO ALGUNOS PALMERALES DE LA REGIÓN

Hasta 2009, el 99 por ciento de las palmeras que se arrancaban eran canarias y el 1 por ciento restante de otras tres especies, pero este porcentaje se ha invertido "de forma considerable" hasta 2012, de tal forma "que el 70 por ciento de las palmeras que se siguen eliminando son canarias y un 30 por ciento de otras especies, la mayoría (80%) son datileras, "palmera típica del paisaje de la huerta de Murcia y cuya infección suele venir por la parte de la base", el resto son 'washingtonias' y esporádicamente cocoteros y palmitos.

Este último, ha asegurado González Zapater, "es un problema porque el palmito es una especie típica y autóctona del paisaje mediterráneo, habiendo poblaciones muy importantes en la zona del Parque Natural de Calblanque que se están empezando a ver afectadas", aunque hay otra plaga, una mariposa (Paysandisia archon), la que afecta al palmito de manera mas significativa, con daños similares a los del picudo, "pero por la que afortunadamente no hay graves daños en la Región".

También están en riesgo algunas zonas del río Segura entre Ulea y Archena, donde se encuentra el balneario, "en donde hay una masa muy importante de palmeras, sobre todo canarias, que están bastante afectadas"; así como las zonas de palmerales autoctonos de Fortuna y Abanilla.

De hecho el municipio de Abanilla está haciendo serios esfuerzos para intentar controlar el problema y ha establecido una ordenanza municipal para regular el tema del encapuchado de la palmera y algunas prácticas de manejo, para la producción de palma blanca para evitar que esta práctica sea propicia para la atracción del picudo, "que tiene preferencia por introducirse a través de los cortes que se producen en las labores de poda de la palmera, donde introduce los huevos en su interior".

CAPTURADOS MÁS DE 70.000 INSECTOS EN UN AÑO

La red de trampeo de la Consejería de Agricultura, formada por unas 170 trampas, se han capturado más de 70.000 insectos el pasado 2012, de los que más de la mitad son hembras, "lo que nos da una idea de que la capacidad reproductiva del picudo es muy importante".

Desde que se instaló esta red, en el años 2008, se han capturado más de 250.000 adultos, unos 60.000 en 2011, siendo Cartagena, Murcia, Águilas y Torre Pacheco porque "es donde hay más proliferación de palmeras, sobre todo de tipo canario, del que se hizo un uso abusivo", pues "crece muy rápido".

González recuerda que el insecto entró por las exportaciones "masivas" de palmeras datileras procedentes de Egipto "en el boom de la construcción", ya que su precio, que oscilaba entre los 500 y 600, se rebajaba a 50-60 euros, aunque el primero que lo introdujo en España fue Almuñécar, que instaló todas las especies de palmeras que hay en el mundo en un mismo jardín, introduciéndose especies procedentes de Egipto y el insecto se introdujo en algunos de los ejemplares instalados, mucho más sensibles, como la palmera canaria".

"Esta situación propició que introdujera mucho material vegetal sin el debido control", ha asentido, "el problema es que los síntomas no son muy apreciables en la palmera datilera, sí en la canaria" y su control es "muy difícil", no hay ninguna técnica "que por sí sola pueda suponer acabar con la plaga", aunque existen una serie de tratamientos, ya sean químicos, con insecticidas en los meses de mayor calor o biológicos, que pueden suponer entre los 300 y 400 euros al año, "un coste inasumible para muchos en estos tiempos".

La UE considera que es "imposible" de erradicar esta plaga, que ya ha llegado al continente americano, y que hay que establecer medidas de contención. Pero, ha afirmado, "se puede convivir con ella y Egipto es un claro ejemplo" por lo que no opina que el picudo pueda suponer la desaparición total de la palmera en la Región, "sí la reducción, de forma considerable, de las poblaciones de palmeras".

Desde la aparición de la plaga solo en la Región de Murcia se han gastado mas de 8 millones de euros en intentar controlarla, dinero que ha sido sufragado a partes iguales entre la CARM y el Ministerio de Agricultura.

Finalmente, el jefe de Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua ha querido hacer un llamamiento, sobre todo a los particulares, "para que se conciencien de que tienen que hacer una buena eliminación de los ejemplares que estén infectados, de lo contrario, hasta que la planta se seque, el insecto continúa multiplicándose, reproduciéndose y saliendo en un auténtico vivero de escarabajo y causar un problema todavía mayor".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies