El plazo para solicitar licencia que permita instalar puestos ambulantes en la Romería se abrirá el próximo lunes

Actualizado 31/08/2007 15:02:35 CET

MURCIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia abrirá el próximo lunes, y hasta el día 7, el plazo para que las personas que quieran instalar puestos ambulantes en el día de la Romería de la patrona de Murcia, la Virgen de la Fuensanta, soliciten la licencia correspondiente.

Al respecto, el Consistorio informó, en un comunicado de prensa, que no permitirá la instalación de puestos que carezcan de la licencia correspondiente.

Para ello, la Concejalía de Descentralización y Mercados ha establecido una serie de normas a fin de conceder los permisos necesarios para la venta ambulante con motivo de este día, que se celebrará el día 11 de septiembre.

Con estos requisitos se pretende velar por la salud y el cumplimiento de las ordenanzas municipales. Así, para la obtención de la autorización de instalación de puesto de venta ambulante será necesario aportar la solicitud con especificación detallada de los productos a vender, y el original y fotocopia del DNI.

Los extranjeros deberán presentar original y fotocopia del Permiso de Residencia y Trabajo por cuenta propia, en vigor original y fotocopia del carnet o certificado de manipulador de alimentos en vigor de todos los titulares y colaboradores que ejerzan la actividad de venta de productos alimenticios.

Igualmente, tendrán que aportar dos fotografías tamaño carnet, se pagarán derechos según la Ordenanza Fiscal vigente (31,70 euros), y para cafeterías y puestos de masa frita se presentará la autorización de la Dirección General de Salud.

Según el Reglamento (CE) 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios reflejados en su anexo II y el decreto 172/1995 de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, por el que se regulan las condiciones sanitarias para la venta de alimentos y determinados animales vivos fuera de establecimientos permanentes, se autorizará exclusivamente la venta de refrescos y aguas envasadas.

De este modo, se podrán vender aperitivos envasados (patatas y palomitas, entre otros), frutos secos envasados, miel envasada y con registro sanitario, masa frita excepto con relleno y helados envasados con registro sanitario siempre que se garantice su conservación permanente a menos 23 grados. Se excluyen granizados, horchatas y cualquier tipo de cremas a granel.