Podemos lleva este jueves al monográfico la creación de Oficina de Control de Inversiones Regionales en Infraestructuras

Pedreño, Urralburu y Morales
PODEMOS
Publicado 20/06/2018 13:09:31CET

MURCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario y secretario general, Óscar Urralburu, ha denunciado públicamente este miércoles el "despilfarro y la corrupción" que llevan aparejados las infraestructuras regionales como la desaladora de Escombreras, la autovía Vera Cartagena, el AVE o el aeropuerto de Corvera. Por ello, ha anunciado que llevará este jueves al pleno monográfico de infraestructuras, que celebra la Asamblea Regional, la creación de una Oficina de Control de las Inversiones Regionales en Infraestructuras.

Esta Oficina, ha explicado, será la encargada de controlar la evaluación de "antes, durante y después del proceso de construcción de las infraestructuras, así como el cumplimiento de las declaraciones de impacto ambiental de tales inversiones".

La propuesta de Podemos lleva consigo la obligación de que haya una Memoria específica en los Presupuestos Generales de la Región de Murcia para cada proyecto que supere el millón de euros. Además, recogerá el carácter anual o plurianual de la inversión, las obras a acometer en el ejercicio y los costes asociados al mismo.

Urralburu ha hecho referencia al informe sobre 'Aproximación a la geografía del despilfarro en España' de la Sociedad de geógrafos españoles, en el que se pone de manifiesto, ha subrayado, que "entre 1985-1995 es de 15.217 millones, el 5 por ciento del PIB y ese sobrecoste en la década del boom inmobiliario en España alcanza el 20 por ciento, un montante de 147.000 millones de euros y en la década después de la crisis actual alcanza el 3 por ciento, un total de casi 200.000 millones de euros".

Por su parte, el diputado Andrés Pedreño espera que el Gobierno de Pedro Sánchez "avance en una nueva política de infraestructuras". En esta línea, ha concretado los cinco compromisos que recoge la formación en los que se fundamenta la nueva política de infraestructuras.

En primer lugar, ha dicho, "avanzar en el buen gobierno y el control de las inversiones de las infraestructuras, porque se han ido por el desagüe de la corrupción y los sobrecostes".

Además de infraestructuras "en función del territorio y la sostenibilidad ambiental, porque no pueden ser una permanente carta a los reyes magos en el que el político de turno escribe los delirios, como la autopista Cartagena-Vera o el aeropuerto de Corvera".

También ha resaltado la necesidad de "planificar las futuras autovías regionales, porque hay autovías que son innecesarias, como la del bancal y el Reguerón".

Según Pedreño, "hay que redefinir la prioridad de las infraestructuras en función de las necesidades de la gente, porque ni el AVE, ni el aeropuerto de Corvera aparecen entre las prioridades de la sociedad murciana según la encuesta del Cemop". "La movilidad cotidiana de la gente debe ser una prioridad, 4,5 millones de viajeros utilizan la red regional de cercanías y las pedanías necesitan un transporte urbano e interurbano", ha indicado.

Igualmente, ha criticado que el PP "haya estado mareando la perdiz con el Corredor Mediterráneo, porque su prioridad fue el Corredor central". Por ello, considera que "hay que redefinir esa política y apostar por el Corredor Mediterráneo, es indispensable".

Por último, ve necesario tomar conciencia de que las grandes infraestructuras "necesitan integración urbano". Podemos va a poner encima de la mesa que se ponga como prioridad la red regional de cercanías y del FEVE.

En cuanto al soterramiento, tanto Urralburu como Pedreño han incidido en que "es algo que no es negociable. El AVE sólo puede llegar al Carmen soterrado y no queremos ni parches ni chapuzas".

Según Urralburu, "hace falta una Comisión mixta entre Adif, Renfe, el Ministerio y la Plataforma Pro-Soterramiento para garantizar que lo que se hace es lo que quieren los vecinos y no la empresa".

Por su parte, la portavoz de Ahora Murcia en el Ayuntamiento, Alicia Morales ha subrayado que la postura es inequívoca, el AVE "puede quedarse en Beniel, a la ciudad sólo soterrado. Es el momento de que el PSOE cumpla sus promesas".

Como ha desarrollado Morales, "hay unos 60.000 vecinos que tienen que andar hasta dos kilómetros para atravesar las vías y el PP no ha informado, ni puesto alternativas cuando hay barrios enteros aislados".

Acerca del servicio de autobuses urbano, la portavoz de Ahora Murcia ha recordado que "no hay red de autobuses que conecten las pedanías con el centro o las pedanías entre ellas".

La movilidad, ha denunciado Morales, "es la gran asignatura pendiente, ya que el alcalde José Ballesta no ha tenido el coraje de entrar en este tema".

Y es que, ha puntualizado, "más del 60 por ciento de la población vive en pedanías y se les priva del derecho fundamental de la movilidad".

"El Partido Popular de Ballesta saca un suspenso", ha comentado Morales, quien considera que la llegada del AVE a Murcia "es un ejemplo claro de despilfarro de dinero público por falta de planificación y de gestionar las infraestructuras enormemente chapucera, ya que solo en redacción de proyectos hay más de 4 millones de euros en dinero público tirado a la basura".

Contador