Policía Local Murcia pone en marcha antes de verano nuevo dispositivo para aumentar seguridad en casas de huerta o campo

Cámara y Fuentes en el centro
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 14:19:18CET

Vehículos patrulla dispondrán de tabletas electrónicas dotadas de los programas técnicos necesarios para facilitar el servicio

MURCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Murcia va a poner en marcha un nuevo programa de intervención, cuyo objetivo es que esté finalizado antes de verano porque es cuando existe "mayor necesidad", dirigido a las casas aisladas de huerta y campo con el que el Ayuntamiento pretende mejorar la protección de estas viviendas ubicadas en áreas diseminadas del municipio de difícil localización.

Así lo han anunciado en rueda de prensa el alcalde Miguel Ángel Cámara y la concejal de Seguridad y Recursos Humanos, Nuria Fuentes, quienes han destacado que el objetivo es "facilitar el acceso de la Policía en los casos de emergencia que tengan que desplazarse a estos lugares".

Para facilitar la rápida actuación de las patrullas policiales en los supuestos en que sean requeridos con urgencia, los propietarios que deseen participar en este plan deberán "localizar" sus viviendas y darse de alta en una base de datos de Policía Local diseñada específicamente para este programa. En ella deberán comunicar un número de teléfono que quedará vinculado a la vivienda y permitirá localizar la propiedad vía satélite.

Además, podrán aportar otras referencias que podrían contribuir a facilitar la ubicación de la casa, como la dirección postal, el nombre, dirección o teléfono de algún vecino.

Este programa será desarrollado por la Unidad de Descentralización de Policía Local, cuyos vehículos patrulla dispondrán de tabletas electrónicas dotadas de los programas técnicos necesarios para facilitar el servicio.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los 887,7 km2 de extensión del municipio de Murcia -875,8- se encuentra fuera del casco urbano de la ciudad e integran el territorio de las 54 pedanías, en las que residen en torno al 60 por ciento de los 441.000 habitantes.

Una parte de ellos lo hacen alejados de los diferentes núcleos consolidados o en las nuevas urbanizaciones, diseminados en la huerta y en el campo, formando pequeños grupos de casas o, en ocasiones, en viviendas unifamiliares alejadas del resto y de las principales vías de comunicación.

Por ello, el nuevo programa se ha diseñado con un doble objetivo. Por un lado, aminorar las dificultades que surgen cuando se trata de atender una situación de emergencia policial y el "tiempo de respuesta" debe ser el mínimo posible; y, por otra parte, tener una base de datos real de todas estas viviendas permite elaborar dispositivos policiales que se adapten a las necesidades de cada momento y situación con un carácter claramente preventivo.

Según datos de la Policía Local, fuera del casco urbano de la ciudad existen 2.036 comunidades de vecinos, que el pasado año hicieron llegar un total de 126 demandas, la mayoría (31) por molestias por ruidos de locales de ocio y otros; estacionamientos indebidos (20); consumo alcohol y drogas (17); molestias de animales (14); deficiencias en vía pública y en señalización (8); inseguridad ciudadana (6); actos vandálicos (5); y el resto de demandas están relacionadas con las ordenanzas de limpieza viaria y de mesas y sillas o terrenos y viviendas en estado de abandono.