La Policía Nacional desmantela un prostíbulo ubicado en una vivienda de la localidad de Archena

Actualizado 05/06/2014 13:36:20 CET

El prostíbulo se anunciaba en páginas de Internet y otros medios de comunicación

ARCHENA (MURCIA), 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional desmanteló el pasado miércoles 21 de mayo un prostíbulo ubicado en una vivienda de la localidad de Archena y detuvo a tres personas por su presunta autoría sobre delitos relativos a la prostitución, entre ellos los presuntos responsables del burdel.

La investigación se inició después de analizar varias denuncias registradas en la web 'policía.es', que la Dirección General de la Policía pone a disposición de los ciudadanos para reflejar sus denuncias o sugerencias. En alguna de estas denuncias se manifestaba la posible utilización de una vivienda particular en la localidad murciana de Archena, como prostíbulo.

Con posterioridad, los agentes pudieron comprobar que en el mencionado domicilio había una entrada incesante de hombres, claro indicio de que la vivienda podía estar siendo utilizada para la explotación sexual de mujeres, según informaron fuentes de la Policía Nacional en un comunicado.

El día 21 de mayo se desplegó un operativo policial en el que realizó un registro en el piso prostíbulo, con el resultado de tres personas detenidas, dos de ellas como responsables del local.

En el momento de la intervención los agentes pudieron comprobar las malas condiciones en las que vivían las mujeres explotadas, ya que dormían hacinadas en el salón de la casa, utilizando los dormitorios para los servicios sexuales durante las 24 horas del día.

En el registro llevado acabo se intervinieron agendas donde figuraban nombres de mujeres con cantidades al margen evidenciando la actividad de la vivienda y reflejando la explotación a las que eran sometidas, ya que alguna de ellas realizaba al día hasta 16 servicios sexuales, con un escaso beneficio para ellas; como máximo 10 euros por servicio, habiendo sido alguna de ellas, con anterioridad, explotadas sexualmente en otros prostíbulos.

Todas las víctimas fueron informadas de los derechos que les asisten al haber sido objeto de un delito de trata de seres humanos y de las medidas jurídico-sociales-asistenciales a las que tienen acceso.

A los tres detenidos, de nacionalidades de Ecuador y Paraguay, de edades comprendidas entre los 27 y 29 años, se les imputan los delitos de trata de seres humanos, delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y favorecimiento de la inmigración ilegal. Además, se ha solicitado el cierre cautelar del piso-prostíbulo.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y la Falsedad Documental (UCRIF) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Murcia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies