Un politólogo apuesta por cambiar el sistema electoral e incorporar la tecnología para lograr una democracia más directa

Enfrentamientos ante el Congreso entre manifestantes del 25S y policía
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 14:05:59 CET

Villaplana cree que "debe de producirse un cambio tarde o temprano", aunque la economía mejore, porque la situación "no es sostenible"

MURCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El politólogo murciano Ramón Villaplana ha apostado por un cambio del sistema electoral para hacerlo más representativo y por incorporar avances tecnológicos que "permitan un mayor nivel de democracia directa para cuestiones fundamentales de consulta" frente al actual nivel de desafección ciudadana.

En este sentido, afirma que el actual sistema es una democracia "por desarrollar", porque la sociedad civil "cambia rápidamente" y el sistema "debería avanzar paralelamente". Así, considera que actualmente "hay mucho más nivel formativo que hace unas décadas y la ciudadanía tiene características distintas que en otros momentos históricos", lo que exige unos niveles mayores de democracia.

Villaplana ha hecho estas declaraciones a Europa Press al ser preguntado por el hecho de que el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de septiembre refleja un aumento por de la preocupación ciudadana por la clase política, que alcanza su cota más alta de la democracia.

Asimismo, ha hecho referencia a este tema al ser preguntado por manifestaciones como la del 25-S 'Rodea el Congreso', y el hecho de que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz archivara las diligencias abiertas contra ocho de sus participantes, teniendo en cuenta "la convenida decadencia de la denominada clase política".

El politólogo ha remarcado que la gente, quizá, con el último cambio de Gobierno central "esperaba un cambio a mejor de la situación y se ha comprobado que esa transformación no era posible, o las personas que están ahora gobernando no son capaces de realizarlo", por lo que el descontento está "más generalizado".

Así, afirma que "cuando hay una alternancia política entre los dos grandes partidos y la situación no cambia, es el sistema el que queda en cuestión. Si estamos acostumbrados a estos dos grandes partidos y ninguno de ellos es capaz de sacarnos de la crisis, lo que pone de relieve es que es un defecto crónico de nuestro sistema democrático".

Ante esta situación, Villaplana considera lógico que los ciudadanos "reclamen unos cambios más profundos que puedan resolver el estancamiento político que vive el país, que haya una mayor renovación de la clase política, más apertura a mecanismos de democracia directa y mayor responsabilidad de la gestión pública hacia los ciudadanos".

El politólogo cree que manifestaciones como la del 25-S "vienen a raíz de este contexto", a lo que hay que sumar "la situación de paro y de economía general que es casi catastrófica". Por ello, considera que la población reclama "una mayor transparencia y claridad en la información que se ofrece" por parte de los gobiernos.

ALTERNATIVAS POLÍTICAS

En este sentido, ha remarcado que es posible hacer reformas como, por ejemplo, el cambio del sistema electoral para hacerlo más representativo y aumentar los mecanismos de transparencia y de control por parte de la ciudadanía.

Además, añade que los avances tecnológicos "también permitirían un mayor nivel de democracia directa para cuestiones fundamentales de consulta". En concreto, considera que con estas nuevas herramientas "se podrían hacer muchas más consultas al pueblo y derivar el modelo de democracia representativa hacia un modelo de democracia más directa".

Aunque Villaplana admite que nunca se alcanzaría un sistema de democracia directa "pura", sí que se pueden introducir mecanismos de democracia directa para muchas cuestiones gracias a la tecnología. Además, añade que "cuanta más gente hay implicada en una decisión, esa decisión es más legítima".

El politólogo lamenta que si las decisiones las toman únicamente la élite política, y ésta además no se renueva, "cada vez hay una brecha más grande entre los que toman las decisiones y los que sufren las consecuencias de esas decisiones".

Por otra parte, este politólogo apuesta por que los representantes, individualmente, fueran más responsables de sus gestiones y que el peso de los partidos no fuera "tan grande como lo es actualmente".

En este sentido, cree que el método de elección por listas abiertas "quitaría peso a los partidos como mediadores del sistema democrático y, por otra parte, los diputados serían personas más responsables, porque su renovación en el cargo dependería de su propia actuación".

Villaplana explica que, actualmente, hay mucha gente que no votaría a algunos diputados, pero los tienen que escoger porque van incluidos en lista cerrada y quieren votar a sus partidos. "Van juntos en el lote", lamenta.

Considera que estas reivindicaciones "son las sensibilidades que se extraen de los movimientos de protesta y del sentir generalizado de los ciudadanos". Sin embargo, señala que los que tienen que entender las reformas son los partidos políticos, y sin su consentimiento "no se va a poder hacer ningún cambio". "Es la ironía de la situación", admite.

No obstante, considera que lograr este objetivo "depende de la sociedad civil, si se organiza y se constituye en grupos de presión que puedan, incluso, entrar en los partidos y exigir esos cambios desde dentro".

Lamenta que la población española suele "manifestarse y protestar", pero "no es tan proclive a organizarse y conseguir que se realicen los cambios". Así, dice que la clase política "sabe muy bien cómo callar a la sociedad", pero cuando la gente se organiza en un 'lobby' tiene "muchas más capacidad de conseguir los objetivos que se plantee"

Villaplana desconoce si la implantación de estas medidas podría "calmar los ánimos" de la sociedad, porque cuando la gente llega a un cierto nivel de enfado "cuesta mantener la racionalidad".

"DEBE PRODUCIRSE UN CAMBIO"

En este sentido, Villaplana cree que "debe de producirse un cambio tarde o temprano, porque la situación no es sostenible" y "ha herido bastante la sensibilidad de las personas".

Aunque la situación económica mejore, Villaplana considera que "ha quedado constancia por una serie de injusticias como, por ejemplo, el trato preferente que se ha dado a los bancos y no a las personas", lo que "ha generado mucho malestar".

Sostiene que "si no tomamos apuntes de esta lección se va a volver a repetir la historia". Por ello, el politólogo quiere pensar que "aprenderemos y actuaremos en consecuencia". De lo contrario, cree que la sociedad entrará en un ciclo "muy negativo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies