PP Águilas elevará al Pleno una moción en defensa del sector agroalimentario frente nuevo acuerdo entre UE y Marruecos

Actualizado 29/11/2010 16:33:02 CET

MURCIA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Popular elevará al Pleno Ordinario del mes de noviembre, que se celebrará este martes, día 30, a las 20,00 horas, en el consistorio aguileño, una moción en defensa del sector agroalimentario frente al nuevo acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos.

La moción se debatirá en Pleno, por todos los grupos políticos con representación municipal, y explica que el área intercomarcal comprendida entre el Valle del Guadalentín y el Poniente Almeriense es un gran productor de frutas y hortalizas, entre ellas tomate, habiendo conseguido este sector una gran importancia socioeconómica.

Las importaciones hortofrutícolas procedentes de países terceros, cuyas producciones entran en competencia directa con las de nuestra comarca, están influyendo en una imparable disminución de los precios en origen, y en el desequilibrio de lo mercados de tomate y de otras frutas y hortalizas, que perjudican al sector agrario.

Actualmente la Unión Europea se encuentra en un periodo de renovación de muchos de los acuerdos comerciales en aplicación, cuya consecuencia es una creciente liberalización de las importaciones de frutas y hortalizas, sin ninguna contrapartida para el sector. Mientras, permanece prácticamente cerrado el acceso a los mercados de otros países con alto poder adquisitivo, provocando una mayor concentración de la oferta de todos los países productores sobre el mercado comunitario.

En el marco de estos acuerdos, la coincidencia de los calendarios de producción con España, y la cercanía de estos países terceros mediterráneos al mercado comunitario están provocando grandes daños al sector del tomate español, y un 'efecto dominó' sobre otros cultivos estratégicos, tanto bajo abrigo como al aire libre, como el pimiento, el calabacín, la sandía, la fruta de hueso, la uva de mesa, los cítricos, el melón y la fresa, entre otros.

En los próximos meses se pretende ratificar un nuevo acuerdo que incrementará las concesiones sin considerar las consecuencias tan negativas que va a tener sobre el sector español, ni su deficiente aplicación porque no se ha respetado el precio de entrada preferencial, ni se ha adoptado ninguna medida para evitar las graves perturbaciones de los mercados.

Los agricultores españoles han realizado actuaciones para la modernización del sector productor del tomate que ha repercutido en la mejora fitosanitaria del cultivo, en la reducción de los costes de producción y en la mejora de la calidad y de los rendimientos obtenidos.

Sin embargo, este esfuerzo no será eficaz si se aumentan las concesiones a Marruecos en un momento en el que se están estableciendo en este país grandes explotaciones, que practican el dumping social, y con producciones de frutas y hortalizas orientadas al mercado comunitario, que competirán directamente con los productores españoles.

En función de lo expuesto, y ante el desarrollo de las negociaciones del Acuerdo de Asociación, es necesario, explican, que las autoridades comunitarias implicadas tengan en cuenta las demandas que a continuación se formulan con objeto de evitar mayores perjuicios a los productores españoles de frutas y hortalizas y, en especial, de tomate.

Ante estos hechos el Grupo Municipal Popular propone al Pleno la aprobación de los siguientes acuerdos: Solicitar al Gobierno de la Nación que defienda los intereses del sector productor y exportador de tomate en fresco, prevaleciendo en todo momento el principio de preferencia comunitaria en cualquier acuerdo que Europa cierre con países terceros. Dicho principio será también aplicable al resto de frutas y hortalizas incluidas en los acuerdos comerciales con países terceros.

REFORMA DEL RÉGIMEN DE PRECIOS

Reclamar al Gobierno de la Nación que recapacite del respaldo que mantiene a dicho acuerdo hasta el momento, y que muestre su rechazo al actual pacto con Marruecos en lo relativo a nuevas concesiones de frutas y hortalizas respecto al tratado actual, ya que perjudican directamente al sector.

Instar al Gobierno central a que encamine sus esfuerzos en el seno de la UE a trabajar por una reforma del régimen de precios de entrada y mejorar su gestión para garantizar una correcta aplicación del acuerdo en vigor y el pago de los derechos de aduana, con el fin de evitar el hundimiento de los mercados comunitarios por debajo de los niveles previstos en los precios de entrada.

Exhortar al Gobierno de España a que actúe en la UE para que se refuercen y potencien los controles aduaneros en frontera para asegurar el cumplimiento de los acuerdos en cada momento, así como intensificar los controles fitosanitarios y los relativos a la seguridad alimentaria para garantizar que los productos agrícolas extracomunitarios ofrecen las mismas garantías al consumidor que los cultivados en la UE.

De esta forma ha de exigirse reciprocidad respecto a las condiciones de producción de los terceros países, en cuanto a los aspectos fitosanitarios, medioambientales y sociales, siendo imprescindible incluir esta cuestión en el Acuerdo con Marruecos. De lo contrario, indican, "supondría una discriminación para los productores españoles en el mercado comunitario y la aceptación de un dumping social de graves consecuencias sociales en todas las zonas productoras".

Además, concluye, "no debe permitirse la entrada de frutas y verduras en cuyo proceso de producción se empleen materias activas cuyo uso esté prohibido en la Unión Europea".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies