PP espera aprobar en febrero ley animales de compañía que recoge multas de 30.000 euros

 

PP espera aprobar en febrero ley animales de compañía que recoge multas de 30.000 euros

Martínez y Meroño
EUROPA PRESS
Publicado 04/01/2016 13:57:36CET

Prohíbe sacrificios, endurece sanciones contra maltrato y autoriza colonias gatos en lugares donde las condiciones del entorno lo permitan

MURCIA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PP espera aprobar para mitad-finales del mes de febrero la proposición de Ley de protección y defensa de Animales de Compañía, en la que se contemplan sanciones de hasta 30.000 euros para aquellas infracciones muy graves, como la organización de pelas de animales, el abandono o malos tratos y su sacrificio sin control veterinario.

Al mismo tiempo recoge la creación de un registro de animales de compañía en la Región, en virtud del cual todas aquellas personas que tengan mascotas que se consideren animales de compañía deberán inscribir a éstos en dicho registro, siendo de carácter "obligatorio".

Así lo han avanzado este lunes en rueda de prensa el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Víctor Martínez, y la diputada regional, Mónica Meroño, quienes han destacado el carácter "abierto" de dicha proposición a la sociedad para que se puedan recoger sus propuestas y quejas.

La proposición, que esta misma mañana ha quedado registrada, responde, según Meroño, a "una reiterada demanda social relacionada con el bienestar animal", ya que supone "un reconocimiento de esta preocupación por proteger a los animales, estableciendo unos mecanismos de protección".

Por su parte, Martínez considera que dicha proposición "nos hace más humanos" y es fruto de un "trabajo constante realizado durante la pasada legislatura con las asociaciones y colectivos".

La ponente de la ley, Mónica Meroño, ha señalado que también da respuesta a la necesidad de actualizar una normativa que resultaba "obsoleta y casi inexistente", en relación a la ley vigente del año 1990 que ha quedado obsoleta 25 años después de su promulgación.

Así, ha defendido que esta proposición de Ley es "un eficaz instrumento jurídico totalmente renovado, que pretende profundizar en las medidas educativas y de concienciación social y a la vez supone un endurecimiento del régimen sancionador ante conductas incívicas y crueles con los animales de compañía y establece el sacrificio cero".

En este sentido, ha precisado que el texto normativo propuesto recoge qué Administración debe actuar en cada caso concreto y también en qué momento deberán trabajar de forma coordinada varias administraciones públicas.

Meroño ha destacado también el papel primordial de los ayuntamientos "en la protección y defensa de los animales por su mayor cercanía a los ciudadanos y su posibilidad de garantizar la convivencia armónica de los ciudadanos y sus mascotas en las vías públicas".

UN TOTAL DE 46 ARTÍCULOS

La proposición de Ley se estructura en 46 artículos, agrupados en nueve capítulos, dos disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales.

Entre los aspectos destacados en su regulación se encuentra la prohibición del sacrificio, "el Sacrificio Cero, permitiéndose tan sólo la eutanasia para evitar su sufrimiento o por motivos de sanidad animal, de seguridad de las personas o animales o de existencia de riesgo para la salud pública o el medio ambiente", ha explicado Meroño.

La diputada del Partido Popular ha aportado como novedades la regulación de las condiciones de tenencia y transporte de estos animales de compañía para garantizar su bienestar y las relaciones de estos animales con su entorno para evitar daños y perjuicios a otros animales o al ser humano.

También se asientan en el texto las bases sobre el control sanitario, la identificación y el registro de los animales de compañía. En este sentido, cabe destacar la creación de un Registro de Animales de Compañía de la Región de Murcia; una base de datos con información identificativa de los animales, sus propietarios, las enfermedades, vacunas y se habilita a los veterinarios como responsables de incluir los datos en el registro incluidos lo de los animales de compañía potencialmente peligrosos.

La proposición de Ley reconoce también el papel especial que desempeñan determinadas entidades como el Colegio Oficial de Veterinarios de la Región de Murcia y las Asociaciones acreditadas de protección y defensa de los animales, ya que "sin su trabajo y su profesionalidad, no sería posible una ley de estas características".

Meroño también ha incidido en la educación como pieza fundamental para hacer realidad los objetivos de la ley, "especialmente en los ámbitos juvenil e infantil, dado que debemos insistir en idear estrategias, iniciativas y actividades para conseguir una mayor concienciación social en el cuidado y tenencia de los animales de compañía evitando situaciones de maltrato o de abandono".

SE MULTIPLICAN POR DIEZ LAS SANCIONES

La ley multiplica por diez las sanciones de la norma del año 1990, estando tipificadas en tres tipos: leves, graves y muy graves cuyos importantes van de los 300 a los 30.000 euros.

En concreto, las infracciones leves van de 300 a 1.500 euros, las graves de 1.501 a 6.000 euros y las muy graves de 6.001 a 30.000 euros.
La diputada del PP ha subrayado que "la cuantía económica que se obtenga de las sanciones aplicadas se destinará exclusivamente al fomento y protección de estos animales".

Por ejemplo, se incluyen como multas graves mantener los animales sin la alimentación necesaria o en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario, la posesión de animales que no se encuentren correctamente identificados ni registrados conforme a lo previsto en esta norma

Entre las infracciones muy graves esté el abandono de un animal de compañía y se prohíben mutilaciones por razones estéticas. Meroño ha explicado que la proposición de ley autoriza como medio de control poblacional las colonias de gatos en aquellos lugares donde las condiciones del entorno lo permitan. Los Ayuntamientos son los responsables del control de estas colonias y los gatos deben tener un control sanitario y deben ser esterilizados.

Asimismo, se introducen nuevas obligaciones y prohibiciones a los propietarios de animales como darles una educación agresiva o violenta, mantenerlos en vehículos estacionados sin ventilación y temperatura adecuada o su traslado en maleteros que no estén adaptados para ellos.

El PP espera que "se convierta en una Ley respetada y asumida con convencimiento por todos, no sin antes conseguir el máximo consenso y el enriquecimiento de todos los grupos políticos con representación en la Asamblea Regional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies