La práctica de enviar imágenes o vídeos de contenido pornográfico de los menores, en aumento según una experta

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La práctica de enviar imágenes o vídeos de contenido pornográfico de los menores, en aumento según una experta

NOTA DE PRENSA // Expertos En Derecho Analizan Los Riesgos A Que Se Exponen Los
EUROPA PRESS/PORTAVOZ
Publicado 16/11/2016 10:36:06CET

MURCIA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Analizar los riesgos que tienen los niños derivados del acceso a las redes sociales e Internet son algunos de los temas que se han debatido en la jornada organizada por la Fundación Mariano Ruiz-Funes, con la colaboración del Colegio de Abogados de Murcia.

Miriam Guardiola, abogada y mediadora, ha desvelado que uno de los peligros más frecuentes es el llamado child grooming, en el que un adulto (generalmente un depredador sexual) contacta con un menor a través de las redes sociales, para concertar una cita con claros fines sexuales.

Otra de las situaciones que ha descrito, cuyo peligro va en aumento, es el descontrol de la imagen del menor por el denominado sexting (envío de imágenes, vídeos o cualquier otro contenido erótico, sexual o pornográfico), que a su vez es susceptible de la extorsión, la amenaza de difundir o divulgar las imágenes si no se cede a las pretensiones económicas o emocionales.

También ha alertado del morphing, imagen difundida distorsionada, manipulada y modificada (incluso con connotaciones sexuales y vejatorias) con consecuencias trágicas y traumáticas por el daño reputacional irreversible que produce.

Por último, ha hablado del ciberacoso, un acoso asfixiante y demoledor para el menor (que se encuentra acosado las 24 horas del día, los 365 días del año) "de la manera más cruel y deleznable, incluso el llamado happy slapping en el que dos o más acosadores atacan a un menor, y en el que además de la agresión física, hay una agresión moral devastadora puesto que esa agresión en grabada y difundida en las redes y a través de Internet", ha aseverado.

En esta jornada se ha tratado de ofrecer respuestas a los padres sobre si pueden acceder a las cuentas privadas de sus hijos menores, conocer más a fondo los controles parentales a los dispositivos o los nuevos ciberdelitos a los que los menores están más expuestos (como sexting, sextorsión o ciberbullying).

En relación a los sistemas de control parental, hay que saber distinguir muy bien entre supervisión y prevención, por un lado, y control o vigilancia que pueden llegar a ejercer los padres, por otro. "Como señala el Tribunal Supremo, los padres son responsables de sus hijos y tienen el deber de protegerlos, cuidarlos, velar por ellos, pero siempre sin vulnerar su derecho a la intimidad. Habrá que conocer muy bien las herramientas que utilizamos para no conculcar ni vulnerar este sacrosanto derecho", ha matizado.

Entre las aplicaciones que han comentado los expertos destacan algunas muy útiles y que son perfectamente legales, como Kids mode, Hometube, Kids place, Teen safe, Ignore no more, o Norton family.

También han alertado de algunas APP de citas o de contactos de menores, como Tinder, Grindr, Brenda o Wapo, que pueden resultar muy peligrosas porque incorporan sistemas de geolocalización, ha concluido Miriam Guardiola.

Por su parte, Laura López, abogada y mediadora, ha incidido en que ante los primeros signos de alerta ante un caso de acoso escolar, los progenitores "deben intentar obtener la máxima información posible a través del menor".

"Deben hacerle saber que no está solo y lo que es más importante: hacerle saber que no es culpable de la situación. Inmediatamente debe ponerlo en conocimiento del centro educativo para que este active el protocolo correspondiente y adopte con urgencia las medidas que sean necesaria". También ha destacado que resulta crucial la detección temprana para su solución.

Para poder tomar medidas, ha incidido en que es importante que no borren los medios de prueba obtenidos (como por ejemplo vía whatsapp), ya que toda la información que se recabe será muy importante en un futuro a efectos de prueba.

Los padres -ha señalado-, "también deben estar muy atentos a los síntomas o reacciones del menor: cualquier cambio anómalo o radical en el comportamiento del menor (insomnio, bajada del rendimiento escolar, desórdenes alimenticios) puede ser una señal clara de que nuestro hijo está sufriendo acoso o ciberacoso".

Raquel Gómez, abogada experta en este tipo de delitos, ha aconsejado, en el caso de que un menor enviase una foto desnuda guardar las pruebas de esa difusión y denunciar este hecho ante las autoridades policiales o judiciales, intentando concretar la identidad de quien ha podido ser el primer difusor, que normalmente suele ser el primer receptor de la imagen con el que la víctima de sexting decide voluntariamente compartir la imagen de contenido erótico o sexual a través de Whatsap o cualquier medio de mensajería instantánea, y en el caso de que dicha imagen, a su vez, fuese publicada en redes sociales tales como Facebook, Twitter, Instagram denunciar ante la plataforma en cuestión este hecho para la retirada de dicha imagen comprometedora.

En cuanto a la responsabilidad de redifundirlas, ha asegurado que "puede conllevar una condena de pena de prisión de tres a un año de prisión o multa de seis meses a doce meses que, en este caso, al tratarse de un menor se agravaría la pena en su mitad. En caso de que el difusor sea un menor de edad podrán ir desde una amonestación hasta el internamiento en centro de menores, asistencia a centros de día o trabajos en beneficio de la comunidad".

Por último, Ana María Castejón, abogada experta en grooming, ha hablado de la suplantación de nuestra identidad, por ejemplo, en un perfil de Facebook, con un perjuicio para nuestra imagen. En cuanto a las medidas legales que se podrían iniciar ha asegurado que lo primero sería comunicarlo a los administradores de Facebook para que retiraran la cuenta, si se considera que hay delito se podría pedir indemnización por daños morales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies