El presidente del Banco Sabadell dice que el dinero público "no rescata a los bancos, sino a los depositarios"

El presidente del Banco SabadellCam, Josep Oliu
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 16:19:34 CET

MURCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco SabadellCam, Josep Oliu, ha considerado que el dinero público "no rescata a los bancos, sino que a quien se rescata es a los depositarios de las entidades financieras, ya que los accionistas pierden el dinero que tengan que pedir", según ha hecho saber en Murcia durante su participación en el acto inaugural del Foro Regional del periódico La Verdad y SabadellCam.

En su intervención, Oliu ha reconocido que el país "vive un proceso complicado de desapalancamiento, que quiere decir que las familias y las empresas están bajando su nivel de endeudamiento, mientras que el sector público no, pero debería. Es el único reto que nos queda pendiente, porque todavía tenemos un déficit que nos incrementa el apalancamiento".

Oliu ha hecho estas declaraciones en un foro que ha contado con la asistencia del presidente del Gobierno murciano, Ramón Luis Valcárcel, quien ha pronunciado una conferencia, y quien ha estado acompañado por destacados miembros de su Consejo de Gobierno, entre los que se encontraba el consejero de Economía, Juan Bernal y el portavoz del Ejecutivo, José Ballesta.

En el acto también han estado presentes el presidente de la Asamblea Regional, Francisco Celdrán; el alcalde de Murcia y secretario general del PP murciano, Miguel Ángel Cámara; el secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, así como otras personalidades del ámbito académico, empresarial, económico y representantes de los agentes sociales de la Comunidad Autónoma.

El presidente del Banco SabadellCam ha recordado que el mundo bancario ha sido golpeado durante los últimos cinco años por la crisis "más importante vivida durante el último siglo", que "ha dado al traste con el sistema de las cajas de ahorro".

En este proceso, Banco Sabadell "estuvo pendiente" al rescate del Banco CAM, que se hizo "con dinero del Fondo de Garantías de Depósitos, que en principio no es público, aunque tiene características de dinero público por cuanto es el dinero del sector".

Ha añadido que, desde el mes de junio, el Banco Sabadell se ha hecho cargo de las operaciones del Banco CAM y han resuelto "el tema de las preferentes" ofreciendo a los clientes un canje con acciones del Banco Sabadell, de forma que entre un 18 y un 20 por ciento de los accionistas pertenecen a la Región de Murcia o la Comunidad Valenciana.

"Llegó un día en que se realizó una relación de canje que suponía un desfase de valor con respecto al valor de la acción, de forma que todos los preferentistas han tenido la oportunidad de canjear por dinero sus acciones si van al mercado en el momento oportuno". No obstante, la entidad les ha proporcionado incentivos para que no lo vendan, porque cree que "van a dar su dividendo".

Por el contrario, ha afirmado que a los clientes de otras entidades que no tienen resuelto este tema "la Dirección General de Competencia de la Unión Europea les va a solicitar que pierdan una parte importante de su patrimonio que oscila entre el 60 y el 70 por ciento el mismo". BANCO MALO

Oliu también ha destacado que el Banco CAM está "perfectamente integrado dentro de las unidades territoriales del Banco Sabadell", y se han separado "la sociedad de gestión de activos, dentro de los cuales se incluye al Banco Malo de CAM, es decir, toda aquella cartera que está sujeta al Fondo de Garantías de Depósitos".

En este sentido, ha ensalzado que el Banco SabadellCam "va por delante de la reestructuración del sistema financiero".

Ha recordado que la entidad financiera hizo una ampliación de capital de 1.000 millones de euros, lo que permitió "realizar provisiones extraordinarias después cubiertas por el capital que nuestros propios accionistas pusieron por valor de 1.700 millones de euros", a lo que hay que sumar "los 1.600 millones de euros como consecuencia del canje de preferentes".

En total, ha añadido que el Banco ha ampliado durante este año su capital en 3.300 millones de euros "mientras otros están todavía pensando ver cómo realizan su ampliación de capital". Además, añade que esto ha hecho que la entidad que preside "arroje un exceso de capital en los test de estrés".

De momento, ha señalado que al Banco sólo le queda por completar la integración tecnológica, y el proceso de diálogo con los sindicatos para determinar la plantilla en el futuro. Además, la entidad está tratando de recuperar su "credibilidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies