La presión de Policía Nacional y de Guardia Civil desplaza la trata de personas desde los clubes a la calle

Contador
Publicado 23/11/2017 14:38:25CET

El principal país de procedencia de víctimas es Rumanía, "seguido de cerca" por Nigeria, país con una de las tratas "más violentas"

MURCIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presión de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, con inspecciones constantes en clubes en los que se ejerce la prostitución, ha provocado que la delincuencia de trata de seres humanos se haya desplazado últimamente de estos establecimientos, donde prácticamente ha desaparecido, y se haya trasladado a la calle, a pisos y a chalets.

Así lo han hecho saber en declaraciones a Europa Press el jefe de Grupo de Trata de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Félix Durán, y el jefe del Grupo II de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de Policía Nacional, Antonio Navarro, antes de participar en el I Congreso Nacional sobre Trata de Seres Humanos que se celebra en Murcia.

Navarro ha abordado en su conferencia la asistencia que presta la Policía Nacional a la víctima en el proceso de detección, identificación y asistencia, así como en el proceso judicial y, a posteriori, en el procedimiento de regularización al que podían estar sujetos sobre todo las víctimas extranjeras, que representan el 90 por ciento del total.

En este sentido, Navarro ha explicado que la Policía Nacional lleva en lo que va de año 144 intervenciones en toda España relacionadas con la trata de seres humanos. De todas ellas, 25 se circunscriben a la Región de Murcia, 12 de las cuales se deben a explotación laboral y cuatro de explotación de la mendicidad.

En lo que respecta a la Guardia Civil, Durán ha explicado que los casos son "muy elevados" porque la Benemérita interviene mucho también en el ámbito de la trata laboral.

No obstante, Durán ha ofrecido una perspectiva desde la intervención den la delincuencia organizada, ya de la Unidad Central Operativa investiga ese tipo de delitos de redes exclusivas de trata de seres humanos, tanto de Nigeria, de China como de origen rumano. En estos ámbitos "se disparan las cifras" porque en cada intervención conlleva "muchos detenidos y víctimas liberadas".

Este año, Durán ha señalado que el número de víctimas liberadas en España por la Guardia Civil en el ámbito de la delincuencia organizada se elevan a 70, mientras que la cifra de detenidos se puede elevar a unos 160 aproximadamente.

NECESIDAD DE LA DENUNCIA DE LA VÍCTIMA

El problema de la legislación en España, según Durán, es que "es muy complicado condenar por el delito de trata si no existe denuncia de la víctima", porque la investigación en origen en algunos países como China o Nigeria "es muy complicada" y, en muchas ocasiones, "casi inviable".

Por este motivo, demostrar la "captación o engaño" en origen es "muy complicado", según Durán, quien señala que en otros países del este de Europa como Rumanía o Bulgaria "es relativamente más fácil" porque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan en colaboración con equipos de actuación de esas naciones, donde "funcionan muy bien".

En estos casos de Europa del Este, "se puede demostrar muy claramente cómo captan a las víctimas, cómo las trasladan y como posteriormente son explotadas", según Durán. En China o Nigeria, en cambio, "es casi necesaria la denuncia de la víctima, porque ella es la parte fundamental para que pueda haber una condena por el delito de trata".

En este sentido, ha destacado que el principal país de procedencia de personas víctimas de trata es Rumanía actualmente, pero "seguido de cerca" por Nigeria, país en el que se localiza una de las tratas "más duras y más violentas con las mujeres", ya que "tienen que pasar un trago terrible" desde que salen del país africano y llegan a Europa.

A continuación, se sitúa la trata de personas procedentes de China, que "está aflorando mucho, sobre todo en pisos y en chalets", no tanto en la calle. Antiguamente, recuerda que había más mujeres que procedían de sudamérica, de países como Paraguay, que estaban en clubes y cuya actividad ha decaído.

UN TIPO DELICTIVO "AMPLIO Y COMPLEJO"

Navarro ha reconocido que las víctimas de la trata de seres humanos también pueden ser españoles, ya que este tipo de delito "necesita de localización" pero no necesariamente el cruce de fronteras, a diferencia del tráfico de seres humanos.

"La trata siempre se puede llevar a cabo dentro de los mismos países, por lo que se pueden dar casos de españolas que son captadas en una provincia o comunidad y las cambian a otra ejercer la prostitución y la explotación sexual mediante engaño, coacción o amenaza", ha señalado.

A este respecto, Navarro ha señalado que el tipo delictivo de la trata es "amplio y complejo", porque necesita que se conjuguen muchos elementos complementarios.

La investigación, señala, puede iniciarse sin que haya una denuncia previa, pero "hay que reforzarla con bastante carga indiciaria para que, de alguna forma, el juez y el fiscal que van a perseguir el caso lo vea fundamentado para que pueda proporcionar otros instrumentos de investigación".

Navarro ha señalado que el esfuerzo "es de todos" y no solo de la Policía Nacional o de la Guardia Civil. De hecho, ha señalado que su participación en este Congreso intenta "concienciar a la gente", ya que la prevención "es posible".

A este respecto, ha señalado que la Policía Nacional y la Guardia Civil cuentan con varios canales de recepción de información, por ejemplo, por parte de las organizaciones humanitarias que trabajan con las víctimas.

Asimismo, señala la importancia de la concienciación social, ya que "detrás de una chica que está ejerciendo en un club y que puede estar riendo y consumiendo una copa puede haber un drama personal e, incluso, una tortura". Por eso, apela a la concienciación social por parte de la clientela que va a ese tipo de establecimientos para hacer ese tipo de "consumo sexual".

De hecho, ha señalado que el plan articulado por la Policía Nacional en 2013 pretende precisamente alcanzar esa concienciación social, en base a las intervenciones en los clubes y en los lugares de prostitución callejera. "Lo que se pretende es aflorar esa prostitución y hacer ver al cliente que está entrando en un ámbito irregular y delictivo", señala, ya que "se dan auténticas torturas, porque se trata de la esclavitud del siglo XXI".

Entre las medidas para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos, las mismas fuentes destacan la página web oficial de la Policía Nacional, con la habilitación de una línea telefónica gratuita 900 105 090 y el correo electrónico trata@policia.es.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies