La producción de la industria regional crece más del triple que la media nacional

Publicado 10/02/2018 11:28:39CET

MURCIA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La industria regional cerró el año pasado con un incremento del índice de producción del 9,2 por ciento, lo que convierte a la Región de Murcia en la comunidad autónoma que más aumentó su producción, multiplicando por 3,5 el ritmo de crecimiento medio de la industria nacional (2,6 por ciento).

La Región, además, también es líder en otros indicadores de la evolución industrial, como el índice de la cifra de negocios, que mide la facturación de este sector, o el de entrada de pedidos.

En concreto, y a falta de conocer los datos del último mes de 2017, la industria regional era también la comunidad autónoma que registraba un mayor incremento en su volumen de ingresos durante esos once meses, con un incremento acumulado de la cifra de negocios del 14,2 por ciento que prácticamente duplicaba la tasa registrada en el conjunto nacional (7,9 por ciento).

En cuanto al índice de entrada de pedidos, que mide en este caso la demanda registrada por este sector, el aumento acumulado entre los meses de enero y noviembre alcanzaba igualmente el 14,2 por ciento, muy por encima también de la media nacional (8,6 por ciento) y que situaba a la Región como la tercera comunidad autónoma que más crece, solo superada por Andalucía (16,5 por ciento) y Asturias (14,8 por ciento).

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, resaltó que "este crecimiento sostenido desencadena además otros efectos positivos que contribuyen al desarrollo económico de la Región". Hernández señaló que "la buena marcha de este sector estimula a su vez las inversiones de estas industrias en proyectos innovadores y desarrollos tecnológicos".

"Igualmente redunda en una mayor capacitación de los trabajadores, y por tanto en una mayor estabilidad del empleo. Además, esta mayor competitividad de la industria incrementa su capacidad de internacionalización y genera un indudable efecto llamada para captar nuevas inversiones productivas a la Región", añadió Hernández.

En este sentido, el consejero destacó algunas de las iniciativas puestas en marcha en los últimos años desde el Gobierno regional para fortalecer el sistema industrial y tecnológico.

Entre ellas figura la estrategia Murcia Industria 4.0, que ha convertido a la Región en una de las pioneras a la hora de afrontar el proceso de reindustrialización inteligente o, en la actualidad, la Agenda para el Impulso Industrial y Tecnológico, una iniciativa que pretende impulsar la convergencia entre el mundo empresarial e industrial y el de la investigación y la innovación para que el sector industrial se convierta en uno de los motores del paso hacia un modelo económico basado en el conocimiento.

PRODUCTIVIDAD INDUSTRIAL

En la actualidad, y debido en gran medida a esa apuesta innovadora y al desarrollo tecnológico, el sector industrial se ha convertido en uno de los más productivos de la Región. En los últimos años, de hecho, se ha multiplicado por dos hasta situarse en 67.435 euros, muy por encima de los 44.859 euros que registra la media de la economía regional.

"Nuestro objetivo es seguir fortaleciendo este entorno industrial y tecnológico y corregir algunas de sus desviaciones, como la diferencia de productividad entre las grandes industrias tractoras y las pequeñas, que en la práctica suponen el grueso del tejido industrial regional, para lo que hemos puesto en marcha otras iniciativas pioneras como la Fundación Isaac Peral, una alianza de carácter público-privado integrada por empresas industriales y tecnológicas que busca impulsar la cooperación tecnológica entre estas grandes empresas y las pymes de la Región", subrayó el consejero de Empleo.

Este crecimiento de la producción industrial se sustenta en la buena marcha de aquellos sectores que presentan un mayor grado de tecnificación y un elevado valor añadido, como el del suministro de energía y refino de petróleo (55,7 por ciento); el químico y farmacéutico (7,1 por ciento); el metalúrgico (13,1 por ciento); el del plástico (10,1 por ciento); la fabricación de material y equipamiento eléctrico o la industria de la madera (19,2 por ciento).

Otros sectores estratégicos se mantienen en niveles similares a los del ejercicio anterior, como es el caso de la industria agroalimentaria, que registra un incremento en su índice de producción del 0,5 por ciento, o el de la fabricación de muebles, que cae levemente un 1,1 por ciento.

La evolución positiva de la industria regional durante los últimos años ha elevado el peso de esta área estratégica hasta un 19,4 por ciento del Producto Interior Bruto regional (PIB), muy cerca ya del objetivo del 20 por ciento marcado por el Gobierno regional y por encima del 18 por ciento que refleja la media nacional.