PSOE urge a Sanidad que garantice a parados a los que ha dado de baja su tarjeta sanitaria el mismo médico y centro

Rosique
PSOE
Actualizado 24/11/2011 17:18:43 CET

Dice que quien ha comunicado por escrito a más de 400 ciudadanos el "cese del derecho a la asistencia" ha sido la Consejería

MURCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique exige al Servicio Murciano de Salud que cumpla la Resolución de agosto de 2009, que establece que se garantice a los parados que se encuentren fuera del ámbito de cobertura o protección del sistema de Seguridad Social, el mismo facultativo y centro sanitario que tenían reconocidos con anterioridad a su baja y cese de cotización en la Seguridad Social.

La diputada socialista señaló que la actuación que está llevando a cabo el SMS, dando de baja las tarjetas sanitarias de los parados que han agotado ya sus prestaciones por desempleo y recomendándoles que para acceder a la asistencia sanitaria se busquen un familiar con el que darse de alta, incumple de lleno la Resolución que el propio SMS tiene en vigor desde hace más de dos años.

"El Servicio Murciano de Salud actúa con una mentalidad antigua, vinculando el derecho universal de los ciudadanos para acceder a la Sanidad con el puesto de trabajo. No es aceptable que desde el SMS se hagan distinciones entre trabajadores, parados con prestaciones por desempleo y parados sin prestaciones por desempleo, porque estas distinciones vulneran el principio de igualdad que garantizan las leyes en materia sanitaria", añadió.

COMPETENCIAS SANITARIAS

Teresa Rosique precisó que las competencias en materia de Sanidad las tiene transferidas la Comunidad Autónoma desde 2001. Por tanto, la Consejería de Sanidad es la responsable de garantizar la universalidad y la equidad en el sistema sanitario público a todas las personas de la Región de Murcia.

Por otro lado, le recordó a la Consejería de Sanidad que quien ha comunicado por escrito a más de 400 ciudadanos, principalmente inmigrantes, el "cese del derecho a la asistencia sanitaria a cargo del SMS" y la baja de sus tarjetas sanitarias, quedando sin efecto las mismas, no ha sido el Grupo Parlamentario Socialista sino la Secretaría General Técnica del Servicio Regional de Tarjetas Sanitarias.

Rosique explicó que la actuación del SMS con los parados ha sido todavía peor, ya que ni siquiera han tenido la deferencia de comunicárselo por escrito, dándose el caso de que cuando han acudido a su centro sanitario se han encontrado con que el SMS había dado de baja su tarjeta sanitaria.

"Nos parece que la explicación dada desde la Consejería, de que esa comunicación ha sido un error de redacción, supone una falta de respeto para los cientos de ciudadanos que la han recibido, máxime en la situación en la que se encuentran, algo que debe ser corregido de inmediato por el Servicio Murciano de Salud".

Añadió que "es aún más inaceptable que los parados a los que el Servicio Murciano de Salud ha dado de baja su tarjeta sanitaria hayan tenido que enterarse cuando han acudido a hacer uso de sus derechos en sus centros de salud".

El Grupo Parlamentario Socialista presentará una moción exigiendo al Gobierno regional que con carácter de urgencia comunique a los parados a los que ha dado de baja su tarjeta sanitaria, lo que recoge la Resolución de agosto de 2009 y es que siguen teniendo garantizado el mismo tipo de servicios y prestaciones sanitarias que tuviesen reconocidas con anterioridad a su baja y cese de cotización a la Seguridad Social, manteniendo la misma asignación de facultativo y centro sanitario.

Y que paralice de inmediato la baja de las tarjetas sanitarias de los parados sin prestaciones por desempleo y de los inmigrantes empadronados.

Teresa Rosique agregó que el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar una solicitud de información, para poder acceder a todas las cartas enviadas desde el SMS en las que se comunica esta decisión. Asimismo, pedirá explicaciones a la consejera sobre el incumplimiento de la Resolución de 2009.