Los pueblos optan por el enterramiento y las ciudades por la incineración

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Los pueblos optan por el enterramiento y las ciudades por la incineración

Cementerio de Águilas
AYUNTAMIENTO DE ÁGUILAS
Actualizado 30/10/2016 10:44:12 CET

MURCIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La crisis no ha pasado factura al sector funerario en la Región de Murcia que, aunque se ha visto afectado por el aumento del IVA hace unos años, los números ponen de manifiesto el crecimiento de estas empresas.

Con motivo del Día de Todos los Santos, que se celebra este martes, 1 de noviembre, las tradiciones siguen manteniéndose en los pueblos, donde la práctica habitual es el enterramiento. Sin embargo, con el paso de los años en las ciudades y capitales de provincias se opta más por la incineración.

Así lo ha puesto de manifiesto, en declaraciones a Europa Press, el administrativo de la funeraria Jesús de Murcia, José Domingo López, quien ha precisado que de cada diez enterramientos, tres o cuatro son incineraciones en las ciudades, al contrario de lo que ocurre en los pueblos, que se reduce a una o dos.

Hay que tener en cuenta que los precios respecto a estas dos prácticas son similares, con una diferencia de 200 euros más caro si se opta por la incineración.

A juicio de López, la crisis experimentada estos años "no ha ayudado, aunque tampoco ha perjudicado, ya que los servicios son los mismos". De igual modo, ha puesto de manifiesto, basándose en estadísticas del INE y demás informes, que en 2015 la tasa de mortalidad a nivel nacional aumentó un 10 por ciento.

Y es que, ha resaltado, hubo gente que "por temor a la crisis se refugió en este sector y en la Región han abierto varias empresas". En concreto, según datos a los que ha tenido acceso Europa Press, a finales del año pasado había 53 empresas funerarias (y de actividades relacionadas) en la Región de Murcia que daban empleo a 316 trabajadores.

Llama la atención el crecimiento destacado que experimenta el sector funerario en el último quinquenio pese a la crisis económica, ya que es prácticamente continuado durante todos los años e incluso se alcanzan aumentos acumulados superiores al 15%, tanto en empleo como en tejido empresarial.

En los últimos cinco años se contabilizan siete empresas más de pompas fúnebres (y actividades relacionadas) y 45 nuevos trabajadores. La evolución del sector de pompas fúnebres es positiva, ya que mientras que en diciembre de 2010 había 46 empresas que empleaban a 271 personas, en 2015 la cifra asciende a 53 locales con más de 300 trabajadores.

No obstante, la nota negativa, según López, fue el aumento del IVA del 10 al 21 por ciento, ya que las ventas "bajaron un 5 por ciento aproximadamente". "Dicho aumento hizo que no se pudiera aplicar a compañías y clientes y nos redujo la facturación", lamenta.

A nivel nacional hay 364 hornos crematorios con una capacidad de 1.456 incineraciones diarias y una demanda de 419, por lo que el sector, igual que ocurre a nivel regional, está "sobredimensionado". Mismo panorama en lo que concierne a los tanatorios, con 2.405 en España, 7.000 salas de capacidad y 1.157 demanda diaria. Del total de trabajadores, la mayoría (72 por ciento) son hombres y, el resto, (28 por ciento) mujeres.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies