El refuerzo del dispositivo contra incendios forestales mejorará eficacia servicio y condiciones laborales trabajadores

Celdrán con UGT y CCOO
COMUNIDAD
Publicado 21/06/2018 13:06:33CET

CARM acuerda consolidar el aumento de 19 trabajadores para brigadas terrestres, 8 para las helitransportadas y 2 de refuerzo

MURCIA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La incorporación de 29 nuevos efectivos al Servicio de Prevención Selvícola y Defensa del Patrimonio Natural, entre los meses de mayo y septiembre, mejorará las condiciones laborales de los 308 trabajadores que lo integran y aumentará su eficacia en la prevención y extinción de incendios.

Este refuerzo en la temporada de mayor riesgo de incendios se ha consolidado a través de un acuerdo entre la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente y los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), enmarcado en la Estrategia por el Empleo de Calidad de la Región de Murcia que incluye otros avances laborales, así como una mejora de los medios materiales.

Este servicio, que desarrolla trabajos de prevención, detección y extinción de incendios forestales, así como otras actuaciones de emergencias medioambientales en el medio rural, consolida 19 nuevos trabajadores en las brigadas terrestres, ocho en las brigadas helitransportadas con base en la Sierra de la Pila y en Zarcilla de Ramos y otros dos como refuerzo de incidencias.

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, ha destacado que este acuerdo "es clave para que estos trabajadores puedan desarrollar su importante labor en las máximas condiciones de seguridad y garantizar así la preservación de nuestros espacios naturales y valores ambientales".

Este refuerzo se suma a la plantilla actual, compuesta por 180 trabajadores en las brigadas terrestres, 60 vigilantes, 24 en las brigadas helitransportadas, 12 de las brigadas de intervención rápida, 18 técnicos, seis en el área de comunicaciones y ocho en las brigadas auxiliares, y permitirá aumentar la vigilancia en los espacios naturales de la Región, así como las rotaciones y el descanso del personal.

En cuanto a las mejoras materiales, destaca el esfuerzo realizado en los dos últimos años en la adquisición de vehículos autobomba, un equipamiento clave en las intervenciones que permite trabajar con agua desde el primer momento e incrementar así las garantías de seguridad de los trabajadores. En concreto, este servicio cuenta ya con un total de 19 vehículos autobomba, uno para cada una de las 19 brigadas terrestres, frente a los 9 de los que disponían hace dos años.