La Región gana 33 trabajadoras cada día y llega a su mayor cifra de ocupadas desde 2009

 

La Región gana 33 trabajadoras cada día y llega a su mayor cifra de ocupadas desde 2009

Contador
Publicado 17/09/2017 11:29:58CET

MURCIA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Región de Murcia ganó 11.400 trabajadoras ocupadas desde abril hasta junio, último periodo de estudio del Instituto Nacional de Estadística a través de su Encuesta de Población Activa. En concreto, en esos tres meses se ha pasado de las 236.800 mujeres trabajadoras a las actuales 248.200, lo que arroja un ritmo de 33 nuevos empleos femeninos cada día.

Este crecimiento del 4,81 por ciento en la cifra total de mujeres que actualmente desempeñan un trabajo en la Región es más del doble del incremento registrado de media en el conjunto del país, que es del 1,98 por ciento. Es decir, en el segundo trimestre del año la Región generó empleo femenino a un ritmo más de dos veces superior al del resto de España.

Hay que remontarse al tercer trimestre de 2009 para encontrar una cifra total tan elevada de mujeres ocupadas en la Región, ya que entonces se llegó a las 249.500. La cota máxima de ocupadas se alcanzó en el segundo trimestre de 2008, con 261.500. Por tanto, la Región tiene actualmente 13.300 trabajadoras menos que en su máximo histórico.

En el segundo trimestre del año, el empleo femenino ganó peso en todos los sectores, si bien resulta especialmente significativo el incremento registrado en la industria. Así, en esta parcela económica se generaron 4.000 nuevos empleos para mujeres, al pasar de las 17.200 ocupadas a las 21.200. Se trata de una subida del 23,25 por ciento, que contrasta con el 3,56 por ciento de aumento medio en el resto de España.

Estos datos van en consonancia con la relevancia otorgada por el Gobierno regional al sector industrial, considerado estratégico tanto por sus cifras de inversión como por las de generación de empleo de calidad.

De hecho, la agenda de desarrollo industrial de la Comunidad se traducirá, por ejemplo, en el impulso de las líneas de educación de FP que den contenidos a demandas actuales de las empresas, en inversiones para nuevos proyectos empresariales, en ayudas desarrollar nuevas capacidades de las empresas ya instaladas en la Región o en la agilización administrativa.

La distribución del empleo femenino en la Región de Murcia deja 202.600 mujeres ocupadas en el sector servicios, 21.400 en la agricultura, 21.200 en la industria y 2.900 en la construcción. En este último sector se ha producido una importante evolución en el último año, ya que tras el segundo trimestre de 2016 sólo eran 300 las mujeres empleadas en construcción en la Región.

Para el consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, "estos datos nos muestran que la evolución del empleo femenino está siendo positiva en la Región, y poco a poco va reduciéndose la brecha con respecto a los hombres, aunque aún queda camino por recorrer. El objetivo ahora es seguir creando empleo, pero hacerlo compatible con una creciente calidad de los contratos".

Sobre el incremento de ocupadas en la industria, Juan Hernández destacó que "el valor de la productividad aparente de un trabajador en la Región está en torno a los 44.000 euros, pero en la industria ese valor sube a los 70.000 euros. Si queremos un sistema viable desde el punto de vista de las retribuciones laborales y desde el punto de vista de las pensiones, es fundamental que ganen peso aquellos sectores que tienen mayor valor añadido, como es el caso de la industria".

MEDIDAS PARA IMPULSAR EL EMPLEO FEMENINO

La Estrategia por el Empleo de Calidad recoge medidas específicas para favorecer el empleo entre las mujeres, y seguir reduciendo de esta manera la brecha con respecto a los hombres. Así, por ejemplo, las mujeres reciben ayudas económicas de mayor cuantía para el establecimiento como autónomos.

En conjunto, las ayudas al autoempleo para los hombres van de los 3.000 a los 8.000 euros, dependiendo de determinados factores, pero en el caso de las mujeres oscilan entre los 3.500 y los 9.000 euros.

Además, se prioriza la participación de mujeres en programas como los de empleo público local (se busca que obtengan por encima de todo una experiencia laboral en obras de interés social durante seis meses) o en los programas mixtos de empleo y formación (con participación de perfiles menos cualificados que no solamente necesitan experiencia laboral, sino también formación acreditada con un certificado de profesionalidad).

Otra novedad que viene de la mano de la Estrategia son las becas de conciliación familiar para mujeres víctimas de violencia de género desempleadas, mientras participan en cursos del SEF. En concreto, es una ayuda de 12 euros al día que busca incentivar su participación en estas acciones formativas.

Igualmente, la Comunidad ofrece 7.500 euros a la empresa que contrate de manera indefinida a una mujer víctima de violencia de género que se encuentre desempleada. Si esa contratación es a tiempo parcial, la empresa recibe 3.750 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies