La Región de Murcia perderá entre 100 y 120 millones de euros con la prohibición de importar alimentos a Rusia

 

La Región de Murcia perderá entre 100 y 120 millones de euros con la prohibición de importar alimentos a Rusia

Cerdá, con los representantes de las organizaciones agroalimentarias
EUROPA PRESS
Actualizado 07/07/2015 5:50:40 CET

Garre solicita a la ministra medidas para compensar los daños al sector que provocará el veto ruso a las importaciones

MURCIA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Región de Murcia perderá entre 100 y 120 millones de euros con la prohibición de importar alimentos a Rusia, según han informado en rueda de prensa los representantes de las organizaciones del sector exportador agroalimentario de la Región de Murcia, acompañados por el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá.

En concreto, los representantes de las organizaciones Fecoam, Proexport, Fecamur y Apoexpa han hecho estas declaraciones tras reunirse con el presidente de la Comunidad, Alberto Garre, para analizar la decisión tomada por el presidente ruso, Vladimir Putin, de prohibir las importaciones de frutas y verduras procedentes de países europeos.

En este sentido, Cerdá ha señalado que "las cifras que se están manejando hasta ahora posiblemente sean tres o cuatro veces más de las que se reflejan. Estamos hablando de una horquilla que podrá estar entre los 100 y los 120 millones de euros"; y ha explicado que esto se debe a que "no es sólo lo que se exporta de España a Rusia; también se exporta mucho a través de intermediarios, como son Holanda y Polonia".

El consejero de Agricultura y Agua ha comunicado que "se trata de una decisión dura porque no afecta sólo a las grandes empresas, sino también a miles de pequeños agricultores que forman el sector agroalimentario" y ha pedido que "la Unión Europea tenga solidaridad con la problemática que tenemos".

Igualmente, el presidente de Proexport, Juan Marín, ha continuado afirmando que "el 90 por ciento de lo que vendemos en el mercado ruso lo hacemos a través de los grandes operadores logísticos que están instalados en Holanda, y son quienes nos garantizan el cobro. España puede ser el tercer o cuarto país perjudicado con este bloqueo".

"Los más de 1.000 millones de euros que estamos exportando, si no se venden en Rusia, irán a Francia, Alemania u Holanda; podemos hacer una concentración de la oferta y un desplome de los precios", ha anunciado Marín, quien asegura que "tienen que darnos una solución ya, desde Bruselas y el Ministerio, porque si no, las consecuencias a medio plazo van a ser importantes".

GARRE SOLICITA UNA COMPENSACIÓN AL MINISTERIO

También Cerdá ha subrayado que "se trata de un problema nacional", y ha pronunciado las palabras del presidente Garre, quien ha solicitado a la ministra de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, "medidas para compensar los daños que este problema provocará al sector agroalimentario regional".

En este sentido, ha anunciado que ha pedido a la ministra que convoque a las organizaciones agrarias para tratar el problema desde un punto de vista nacional con la participación de todas las comunidades afectadas por el veto ruso. De esta forma, se "presionará para que el Comité de Gestión, que se reúne la próxima semana, busque alternativas para favorecer al sector", subrayó.

Paralelamente, el presidente Garre ha informado a los exportadores murcianos de las gestiones realizadas por el vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel, ante la Comisión Europea reclamando medidas que palien los daños al sector.

El presidente autonómico reclamó la misma solidaridad de la Unión Europea "con los miles de pequeños agricultores que resultarán perjudicados por la prohibición rusa, que ha mostrado posicionándose en el conflicto entre Ucrania y Rusia".

Por su parte, Santiago Martínez, presidente de Fecoam, ha mostrado preocupación respecto a la intermediación de las empresas para el transporte de alimentos entre España y Rusia: "cuando Putin reestablezca las relaciones con Europa, la actividad de las empresas intermediarias habrá desaparecido y se tendrá que generar de nuevo, lo que no será sencillo; y lo que es más grave: recuperar la confianza, que conllevaría mucho tiempo".

Además, Martínez ha hecho hincapié en la repercusión que esto supondría en la competencia. En concreto, ha señalado que "todos los productos que se han ido vendiendo en Rusia se van a concentrar en Europa, por lo que vamos a tener problemas de precios bajísimos, incluso por debajo de los costos de producción". Por otro lado, advierte, "muchas empresas van a tener que reducir la producción al 50 por ciento", lo que supondría posibles despidos.

En cuanto a los camiones que ya se encontraban transportando los alimentos hasta su destino fijado, Marín ha explicado que "no podrán salir más camiones. A los que están circulando tenemos que reorientarlos a vender sin orden; habrá que recolocar en un mercado el cual no haya hecho pedidos, por lo que las cuentas que recibamos dentro de unos días supondrán la mitad".

De esta manera, las organizaciones han manifestado que "una de las medidas que le vamos a solicitar a la ministra es que inste a que se pueda seguir promoviendo el consumo de hortalizas y frutas"; mientras que, según ha señalado el consejero, "también cabe la posibilidad de abrir nuevos mercados, como podría ser EE.UU., para atenuar la problemática".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies