Reverte remarca que el presidente Valcárcel tendió la mano al diálogo "desde el primer día"

Actualizado 26/01/2011 20:35:26 CET

Lamenta que PSRM no mueva "ni un dedo" por defender millón y medio de murcianos y no exija a Gobierno central la financiación que nos adeuda

MURCIA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, remarcó hoy que el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, "tendió la mano al diálogo desde el instante mismo en el que se presentó la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de la Finanzas Públicas".

Reverte mostró sus dudas sobre si fue la socialista Begoña García Retegui quien estuvo en la Asamblea Regional el pasado 23 de diciembre, en el Pleno que aprobó la Ley. Allí, apostilló, "el presidente Valcárcel hizo su ofrecimiento a dialogar sobre la aplicación de la nueva norma, y después de varios intentos por parte del Gobierno, ayer finalmente fue posible el primer encuentro de este proceso de diálogo abierto, y también estamos seguros que comprometido y responsable por todas las partes".

La portavoz del Ejecutivo criticó que el PSRM quiera "sacar tajada electoral" de las movilizaciones de los empleados públicos, "pues parece que le molesta que los sindicatos y el Ejecutivo autonómico hayan retomado el diálogo para tratar de superar esta situación".

Para Reverte, los socialistas murcianos "han dejado claro que los empleados públicos les importan muy poco", y añadió en comunicado de prensa que "es evidente que la señora Retegui no está dispuesta a arrimar el hombro, ni a mover un solo dedo por defender al millón y medio de murcianos ante su jefe Zapatero".

Asimismo, subrayó "la falta de conexión entre el PSRM y el Gobierno central, como lo demuestra que Zapatero nos siga poniendo como ejemplo de una actuación responsable para reducir el déficit, mientras los socialistas murcianos, como poco, tergiversan esa realidad".

Reverte instó al PSRM a que "emplee todas sus fuerzas en exigir al Gobierno central la financiación que nos adeuda" y recordó que parte del problema del déficit que padece la Región de Murcia "tiene su origen en la reiterada negativa de Zapatero a reconocer a más de 400.000 murcianos, a los que la Comunidad da las mismas prestaciones educativas, sanitarias y sociales que al resto de ciudadanos".

GARANTIZAR LOS SERVICIOS BÁSICOS

Reverte reiteró que la Ley de Medidas Extraordinarias "tiene margen para la negociación", y agregó que "todos estamos trabajando para conseguir cumplir con los objetivos que nos impone el Gobierno central para acceder a los recursos financieros que garanticen la sanidad, la educación y los servicios sociales para un millón y medio de murcianos".

Advirtió que "aunque los socialistas intenten entorpecer y enredar, este Gobierno va a poner todo de su parte para restablecer el diálogo con los representantes de los empleados públicos", y aseveró que el capital humano de la Administración regional "es uno de sus principales valores y así se lo hemos demostrado a los propios empleados públicos en tiempos de bonanza económica".

Reverte insistió en que "se trata de medidas extraordinarias, para una situación extraordinaria" y aseguró que "en cuanto la superemos, podremos recobrar la normalidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies