Sánchez pide aprender de lo ocurrido, mostrándose partidario del "voto útil y de una amplia mayoría"

Publicado 27/04/2016 14:31:14CET

MURCIA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ha pedido este miércoles, en caso de ir a unas nuevas elecciones, que no se mire atrás "y aprendamos de lo que ha pasado", recordando "cómo se han movido los escenarios y los actores políticos en esta época" y mostrándose partidario del "voto útil y de una amplia mayoría".

En un contacto con los medios antes de clausurar la Asamblea de FREMM, el jefe del Ejecutivo murciano ha recordado que la gran mayoría de los españoles votaron en diciembre a un partido "con una clara mayoría y con una diferencia muy grande del segundo más votado".

Pero "no miremos atrás, aprendamos y hagamos una lectura responsable como ciudadanos de lo que ha pasado, recordemos que aquí en Murcia Pedro Sánchez dijo a Rajoy 'no es no'", tras lo que se ha preguntado "si esa es la actitud para gobernar a un país, despreciando a más de 7,5 millones de votantes"

Tras indicar que Pedro Sánchez tiene un problema político interno y externo, "que lo están esperando en casa en la calle Ferrant y no precisamente con un regalo ni una tarta de bienvenida", ha señalado que "tenemos que aprender bien qué posición y actitud y cómo se han movido los escenarios y los actores políticos en esta época".

Así como los pactos que han habido, como el de Ciudadanos y PSOE, o "el extremismo de Podemos, facilitando que gente como Otegui pueda comparecer en el Parlamento Europeo", datos "que hay que tener en cuenta si al final vamos a elecciones".

De tal forma, Pedro Antonio Sánchez se ha mostrado partidario del voto útil, "que consiga una amplia mayoría, fuerte", porque en España "hay todavía muchas cosas por hacer, de reformas y hacer posible una recuperación definitiva y más empleo", lo demás, "es volver atrás y no lo podemos permitir".

Se trata de un tema que no se ha hablado en el Consejo de Gobierno, según la portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo, "simplemente porque analizando la negativa constante de Pedro Sánchez a sentarse a negociar con el partido que ha ganado las elecciones, ya nos hacía presagiar que mal iba la cosa a la hora de llegar a un acuerdo y lograr esa gran coalición".

En la rueda de prensa posterior al Consejo y al ser preguntada por este tema, Arroyo ha reconocido que en la mente de todos los miembros del Ejecutivo "siempre ha existido la posibilidad" de unas nuevas elecciones "ante la negativa constante de Pedro Sánchez de decirle 'no' a quien ganó las elecciones".