Sánchez-Solís acusa a la alcaldesa de Cartagena "de faltar a la verdad" con sus declaraciones "irresponsables"

Antonio Sánchez-Solís
EUROPA PRESS
Publicado 05/11/2017 12:24:45CET

MURCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno, Antonio-Sánchez Solís, lamenta profundamente, por faltar a la verdad, por irresponsables y por su clara intención política, las declaraciones de la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, en las que acusaba a la Delegación del Gobierno de "abandonar a su suerte" a sesenta inmigrantes que llegaron el viernes a las costas de la Región de Murcia.

"Son declaraciones profundamente irresponsables y acusaciones muy graves que podría llegar a entender desde un punto de vista político y mediático, pero que de ninguna manera puedo tolerar porque atentan contra la profesionalidad de cientos de profesionales del Estado que con entereza y dignidad, desdoblándose física y emocionalmente desde hace semanas, hacen frente a este drama humanitario".

Sánchez-Solís rechaza que la Delegación abandone a nadie a su suerte, y que haber podido solventar, por ejemplo, la llegada de 284 inmigrantes en un solo día sin tener que lamentar consecuencias personales dice mucho del trabajo y profesionalidad de los miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional, Salvamento Marítimo, Cruz Roja y diversas organizaciones humanitarias.

"Me alegra que, por fin, la alcaldesa de Cartagena tome conciencia de este grave problema migratorio que sufrimos desde hace meses y que ahora quiera involucrarse y colaborar, pero no parece lo más adecuado hacerlo con unas afirmaciones absolutamente decepcionantes, que cuestionan el trabajo y la dedicación de nuestros profesionales y que yo no puedo aceptar", asegura el delegado sobre las declaraciones de Ana Belén Castejón, realizadas y publicadas antes de que la propia alcaldesa, contrariamente a lo que ella ha manifestado, se pusiera en contacto con él.

Ante la imposibilidad de ubicar a todos los inmigrantes en el CIE de Sangonera La Verde, la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Dirección General de la Policía en Madrid, a quien corresponde el control de entrada y salida del territorio nacional de españoles y extranjeros, la prevención, persecución e investigación de las redes de inmigración ilegal, y en general, el régimen policial de extranjería, refugio y asilo e inmigración, determina a qué centros de todo el país hay que derivarlos, en un proceso de ámbito nacional, mientras se resuelven todos los trámites de expulsión.

"Las declaraciones de la alcaldesa sólo contribuyen a crear alarma social, porque vincula el drama humano de unas personas que buscan otra vida y que no son delincuentes, con la inseguridad ciudadana", denuncia el Delegado.

"La alcaldesa, efectivamente, me llamó. Pero no me llamó durante los momentos de máximo agobio, cuando no cesaba el flujo de pateras, ni siquiera inmediatamente después, ni siquiera antes de realizar estas declaraciones tan irresponsables, sino después, por lo que sólo adivino oportunismo político detrás de ellas", concluye.