Sanidad detecta cada año más de 250 nuevos casos de linfoma en la Región

Publicado 15/09/2016 15:11:36CET

El desarrollo de este cáncer originado en el tejido linfático afecta al funcionamiento del sistema inmunitario

MURCIA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), detecta cada año más de 250 nuevos casos de linfoma en la Región, según datos del servicio de epidemiología de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones. El linfoma es el sexto tumor más frecuente en la Región, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Según los últimos datos cerrados del Registro de Cáncer de Murcia, que monitoriza desde el año 1981 todos los casos diagnosticados en residentes de la Región, en 2010 se diagnosticaron 263 linfomas. Del total de diagnosticados, el 17 por ciento (46) fueron casos de linfoma Hodgkin y el resto, el 83 por ciento, (217) de linfoma no Hodgkin.

El linfoma es un tipo de cáncer originado en el tejido linfático, cuyo desarrollo afecta al funcionamiento del sistema inmunitario. Hay más de 60 tipos de linfoma y, dependiendo del tipo de células afectadas, son clasificados en dos grupos: linfoma Hodgkin y linfoma no Hodgkin, de células B y células T.

En la Región, según datos de la Dirección General de Asistencia Sanitaria del SMS, la incidencia es similar a la media nacional. En concreto, el linfoma Hodgkin supone el 0,5 por ciento de todos los tumores diagnosticados y el no Hodgkin el 2,84 por ciento de los tumores malignos.

El linfoma de Hodgkin, que afecta a 2,5 de cada 100.000 mujeres y a 3,8 de cada 100.000 varones, es menos frecuente que el linfoma no Hodgkin. Anualmente, de este último suelen detectarse 11,8 casos por cada 100.000 mujeres y 12 por cada 100.000 varones en la Región.

El linfoma Hodgkin afecta sobre todo a personas menores de 45 años y su pronóstico de supervivencia es superior al 85 por ciento a los cinco años del diagnóstico, pudiendo alcanzar el 90 por ciento en las personas más jóvenes. Esto lo convierte en uno de los cánceres con una mayor tasa de supervivencia.

El pronóstico del linfoma no Hodgkin tiene una tasa de supervivencia del 60 por ciento a los cinco años del diagnóstico. En este sentido, los estudios epidemiológicos demuestran que la supervivencia se ha incrementado casi un 10 por ciento en las dos últimas décadas.

Acercar información a la sociedad sobre esta patología es importante para que puedan reconocer algunos de los síntomas generales con los que se manifiesta este tumor hematológico, porque en muchas ocasiones suele confundirse con otras enfermedades.

Los síntomas de linfoma son variables dependiendo de su naturaleza, de la zona del cuerpo más afectada y de la velocidad de crecimiento, los más habituales son sudoración nocturna abundante, fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, ingles u otras áreas, pérdida de peso, tos o dificultad para respirar, hinchazón o dolor abdominal, fatiga y anemia.

La Comunidad se suma a la conmemoración hoy, 15 de septiembre, del XIII Día Mundial del Linfoma, que este año lleva por lema 'A las cosas por su nombre', para sensibilizar sobre la incidencia de esta patología. El objetivo es ofrecer información a familiares y pacientes diagnosticados con esta patología neoplásica del sistema linfático para prevenir enfermedades crónicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies