Sanidad reubicó en sólo cinco horas a los mayores de las residencias afectadas por seísmos

Edificio Afectado Por El Seísmo De Lorca
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 12:52:45 CET

También se diseñó un Plan para dar prioridad a todos los beneficiarios de la Ley de Dependencia y que siguieran recibiendo sus prestaciones

MURCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad y Política Social asegura que la atención a las personas mayores y con discapacidad fue prioritaria desde el primer instante tras los terremotos del 11 de mayo, pues, explica, "se trata de personas indefensas físicamente, ya que muchas de ellas tienen escasa o nula movilidad, a las que había que evacuar cuanto antes pues los edificios que las albergaban sufrían importantes daños".

Según expone la Consejería a Europa Press, quedó patente la diligencia en la actuación de los servicios sociales, tanto locales como regionales, y sobre todo la excelente coordinación que existió entre los directivos de la propia consejería, las direcciones de los centros afectados y de los que acogían a los residentes, los servicios de transporte y todo el personal de estas residencias, así como de familiares y voluntarios que colaboraron en estas tareas.

Así, en sólo cinco horas, "teníamos la tranquilidad, y especialmente las familias de los residentes, de que se encontraban a salvo y perfectamente atendidos en otras residencias de la Región".

Y es que, indica, "se trata de personas, que por su situación de dependencia, son especialmente vulnerables y, por tanto, necesitaban una solución inmediata". Por ese motivo, además, se diseñó un Plan para dar prioridad a todos los beneficiarios de la Ley de Dependencia y que siguieran recibiendo sus prestaciones.

En concreto, cien usuarios de la Residencia de Personas Mayores Domingo Sastre, titularidad del IMAS, fueron reubicados en diversos centros de la Región (Alhama de Murcia, El Palmar y San Basilio (Murcia), Águilas y Cartagena), hasta julio del pasado año, fecha en la que fueron reubicados nuevamente en Lorca, tras las obras de rehabilitación de la residencia, en la que se invirtieron 350.000 euros (aportados por el Consorcio de Compensación de Seguros).

Los trabajadores de esta residencia fueron, igualmente, trasladados a otros centros públicos mientras se realizaban las obras para su reapertura.

Todos los usuarios de la Residencia San Diego, cuya titularidad es de la Fundación San Diego y tiene capacidad para 70 usuarios auque el IMAS tiene contratadas 47 plazas y que se ubicaba en un edifico del Siglo XVIII, --gravemente afectado por los terremotos--, fueron trasladados temporalmente a diversas residencias de la Región (Águilas, Totana, Cartagena, Murcia y Molina de Segura).

En julio se reubicaron en la residencia que la asociación Asrpodes tiene en la calle Las Siervas, cuyo edificio fue cedido por la misma a la Fundación San Diego.

Mientras que la Residencia Caser trasladó de inmediato, con la colaboración del IMAS, a todos los residentes del centro a la residencia que tiene en Murcia (Santo Ángel), garantizando en todo momento el bienestar de los residentes, así como las mayores comodidades para sus familiares.

Los 78 empleados de la residencia comenzaron a prestar sus servicios también en Santo Ángel. La empresa se encargaba diariamente del desplazamiento entre Lorca y Murcia.

Durante once meses han estado trabajando en la rehabilitación de las instalaciones, gravemente afectadas por el terremoto. Caser ha invertido más de 2 millones en las obras de rehabilitación y acondicionamiento. El traslado de los residentes desde Santo Ángel a Lorca comenzó el lunes, 23 de abril.

Los Centro de Día y Centro Social de Mayores se ubicaban en un mismo edificio, gravemente afectado y al que estaba prohibido acceder por los daños estructurales que presenta.

Así, los 20 usuarios del Centro de Día fueron ubicados temporalmente en Puerto Lumbreras y posteriormente reubicados en la Residencia Domingo Sastre, tras las obras de rehabilitación de ésta mientras que el Centro Social sigue pendiente de ubicación.

En su momento se realizaron obras de emergencia de consolidación y derribo de los elementos constructivos en situación de inestabilidad, y que suponían grave peligro para la seguridad en el perímetro del Centro. El importe de dichas actuaciones fue de 16.655,84 euros.

Por último, la asociación Asprodes tenía en su residencia de Las Siervas (centro de Lorca) a 72 usuarios que fueron trasladados a la nueva residencia que la asociación tiene en la pedanía de Altobordo, también en Lorca. Una vez rehabilitado el edificio de Las Siervas, se trasladaron a él los usuarios de la residencia de mayores 'Fundación San Diego'.

1.611 LORQUINOS RECIBEN PRESTACIONES LEY DEPENDENCIA

Para los beneficiarios de la Ley de Dependencia también se trazó un plan para evitar que, en cumplimiento estricto de la norma, pudieran perder sus prestaciones.

La Ley establece que el beneficiario debe estar en su domicilio habitual para percibir la prestación que tiene reconocida, y el incumplimiento de este precepto puede llevar a la extinción de la ayuda que recibe.

Como consecuencia del terremoto, muchos lorquinos perdieron su vivienda habitual y tuvieron que trasladarse a otras residencias alternativa, incluso fuera del municipio.

Por ello, se trazó, de común acuerdo con el Ayuntamiento de Lorca, un Plan para no paralizar los expedientes, pese al cambio de domicilio al que se habían visto obligados, para evitar no perjudicarlos. Además, indican desde la Consejería dirigida por María Ángeles Palacios, se dio prioridad a la resolución de los expedientes procedentes del municipio de Lorca y se trazó un dispositivo para la nueva localización de todos los beneficiarios de la Ley.

Actualmente, 1.611 lorquinos, según datos de abril 2012, están recibiendo prestaciones de la Ley de Dependencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies