El SEF apoya a las asociaciones para que formen y den trabajo a casi 70 personas en situación vulnerable

Publicado 14/07/2018 14:38:35CET

MURCIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, a través del SEF, va a abonar durante un periodo de entre 9 y 12 meses el salario de casi 70 desempleados, la mayoría de ellos en situación de vulnerabilidad, mientras estos se forman y obtienen experiencia laboral en una entidad sin ánimo de lucro de la Región de Murcia que trabaje con colectivos desfavorecidos.

De cara a ese objetivo, el SEF ha convocado, con una dotación de 850.000 euros, las subvenciones para que entidades sin ánimo de lucro desarrollen programas mixtos de empleo y formación, y que permitirán la contratación de desempleados. Las ayudas, que ya han sido publicadas en el BORM, pueden ser solicitadas hasta el 30 de julio.

Estos programas arrancarán durante el otoño y serán de dos tipos: los dirigidos a parados menores de 25 años, y los destinados a desempleados de entre 25 y 54 años.

Todos ellos conducirán a la obtención de un certificado de profesionalidad, dado que el perfil del participante es precisamente el de un desempleado con necesidades formativas que no solamente precisa de experiencia laboral sino también de cualificación.

Así, los programas incluyen clases teóricas para posteriormente centrarse en una fase práctica con experiencia laboral remunerada, en obras o servicios de interés social.

Los integrantes de los programas, que deben estar inscritos como demandantes de empleo en las oficinas del SEF, pueden así mejorar sus opciones de empleo especializándose en un sector concreto, y obteniendo a la conclusión la acreditación que proporciona un certificado de profesionalidad.

La directora del SEF, Severa González, ha destacado que "programas como éste nos permiten dar una oportunidad a las personas que lo tienen más difícil a la hora de encontrar un empleo, porque el acceso es prioritario para desempleados pertenecientes a colectivos como los de riesgo de exclusión social o mujeres víctimas de violencia de género".

Asimismo, González ha recordado que la obtención de un certificado de profesionalidad "es decisivo para estas personas. De la misma manera que en el ámbito educativo existen los grados de FP, en el ámbito laboral contamos con los certificados de profesionalidad, que tienen validez en todo el país y cada vez son más requeridos por las empresas".

En la convocatoria del pasado año, que contó con una dotación de 832.000 euros, fueron contratados durante un periodo de entre 9 y 12 meses un total de 64 desempleados.

Las entidades que desarrollaron los programas fueron la Asociación para la Integración del Discapacitado en la Comarca del Mar Menor (en la especialidad de atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales), la Fundación Diagrama (en esa misma actividad), la Obra Social Hermanos Maristas (para un proyecto de limpieza) y el Colectivo La Huertecica (albañilería).