Seprona constata un leve aumento de casos de maltrato animal en Murcia en 2015 e intensifica actuaciones

Seprona Guardia Civil, maltrato animal
GUARDIA CIVIL
Publicado 04/01/2016 16:56:13CET

MURCIA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las unidades de Seguridad Ciudadana y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han constatado un "leve" aumento de los casos de maltrato animal en la Región de Murcia durante el pasado año. En este sentido, y debido al reforzamiento de la protección de los animales con dicha modificación, ha intensificado sus actuaciones.

En concreto, según han informado a Europa Press fuentes de la Benemérita, el número de infracciones penales por maltrato y abandono de animales domésticos pasa de 25 en 2014 a 30 el pasado año, mientras que el número de detenidos, investigados o imputados asciende a 21. La mayoría de los casos denunciados son por hechos relacionados con maltrato animal.

La colaboración ciudadana es crucial para el inicio y, en su caso, el esclarecimiento de muchos delitos de este tipo, dado que la información de la sociedad resulta "muy valiosa" para la Guardia Civil a la hora de resolver los casos de maltrato animal.

Como en otro tipo de investigaciones y tipologías delictivas, la Guardia Civil de la Región de Murcia cuenta con una "fluida" colaboración con las policías locales de los municipios de la Región en materia de protección de la fauna.

Por este motivo, algunas de las actuaciones relevantes, así como muchos de los hechos que se investigan por maltrato/abandono de animales, efectivos de Policía Local han colaborado con la Benemérita.

REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

El pasado año el Código Penal fue objeto de modificación para intentar solventar la problemática existente con los animales domésticos. Así, se agrava el delito de maltrato animal con una nueva tipificación del abandono, que pasa de ser una simple falta a constituir un tipo atenuado del maltrato animal.

A partir de su entrada en vigor, se puede inhabilitar para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, incluso inhabilita para la tenencia.

En cuanto al abandono, los agentes han comprobado el agravante de que son desamparados en lugares en los que, por sus características y ubicación, suponen una grave exposición a ciertas amenazas y peligros para los mismos, siendo especialmente vulnerables por atropellos en vías de comunicación próximas a los lugares del abandono.

De forma que se enumeran los tipos de animales que se consideran protegidos y se introduce el sometimiento a explotación sexual como un tipo de maltrato, además del agravamiento por utilización de armas peligrosas para la vida, por ensañamiento, por pérdida o inutilidad de algún órgano principal, o por ejecución de los hechos en presencia de un menor.

SERVICIOS MÁS RELEVANTES

En julio de 2014, la Guardia Civil esclareció el abandono y muerte de dos perros, cuyos cadáveres se encontraron en un paraje de Águilas, resultando imputado un vecino de la localidad. Un mes después, en el transcurso de otra operación para inspeccionar explotaciones equinas, imputó al propietario y el empleado de una explotación en Mula en cuyo interior se hallaron 39 caballos, la mayoría de ellos en estado de desnutrición extrema.

Posteriormente, en Alhama esclarecieron varios episodios de maltrato animal contra unos perros y en Cartagena varios casos de envenenamiento de perros mediante el empleo de raticidas entre la comida. Presuntamente, el arrestado, colombicultor, colocó venenos en espacios protegidos como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA).

La muerte por ahorcamiento de un perro y el abandono, sin alimento ni agua, de otro, fue otra de las investigaciones del Seprona en 2014 que se saldó con la detención de una persona, un pastor.

El empleo de armas de fuego contra los animales también llevó a la Benemérita a imputar a un vecino de Águilas, que disparó con una escopeta de caza contra el perro, al que le quedaron secuelas debido a las heridas causada por impactos de perdigones.

En 2015 han sido varias las operaciones de la Guardia Civil de la Región de Murcia encaminadas al esclarecimiento de delitos contra el maltrato animales, entre ellas la muerte por ahorcamiento de un perro en San Javier y el envenenamiento de otro en Ricote o el fallecimiento a base de múltiples y severos golpes de otro can en Puerto Lumbreras.

Pero 2015 cerraba con una de las actuaciones más significativas en este sentido, cuando salió a la luz pública la instantánea de un vecino de San Pedro del Pinatar golpeando a un gato en plena vía pública, que resultó fallecido.

CONSEJOS

Ante este tipo de situaciones, la Benemérita ofrece una serie de consejos prácticos para adquirir una mascota. Así, considera que hay que concienciarse a la hora de adquirirla, ya que el animal necesita nuestra atención y precisa de unos mínimos cuidados

También aconseja adquirir la mascota en un centro autorizado para la venta de animales, además de que el comercio tiene que ofrecer la suficiente garantía sobre su situación legal y profesionalidad.

A la hora de comprar la mascota se debe solicitar información sobre el origen real del animal, pidiendo el pasaporte sanitario que corresponde a la mascota para poder comprobar que tiene el microchip y que éste coincide con el que figura en el documento.

Conviene conocer o, en su caso, que explique el vendedor las vacunas que precisa la mascota, las que tiene y donde le han sido suministradas y, a la vez, verificar el estado sanitario del animal por el informe correspondiente que nos proporcionará el propio vendedor, evitando que una posible enfermedad contagiosa pueda perjudicar la salud de otras mascotas existentes en el hogar.

Resulta muy útil revisar la fecha de nacimiento que figura en el pasaporte o cartilla sanitaria de la mascota para saber si ha sido importado desde otro país al nuestro, debiendo tener en cuenta que este traslado no se puede hacer con cachorros de perro de menos de tres meses de edad.

Además, aconseja solicitar información sobre el tiempo de cuarentena que la mascota ha estado en el comercio desde que fue importado hasta que ha sido vendido, ya que este período asegurará que el animal no desarrolle alguna enfermedad a los pocos días de su adquisición.

Y ante la oferta de mascotas por Internet, el consumidor debe estar especialmente sensibilizado en cuanto a las garantías ofrecidas, documentación proporcionada y estado de salud de la mascota. Ante un precio llamativo de la misma, debe estarse alerta ante la posibilidad de que el objeto del anuncio sea una estafa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies