El Servicio de Dermatología se traslada al Rosell, en donderealizará Terapia Fotodinámica y Dermatoscopia digital

Ángel López Ávila, Jefe Del Servicio De Dermatología, Junto A Inés Ballester
AREA 2 DE SALUD
Actualizado 11/06/2011 13:00:47 CET

MURCIA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes del Servicio de Dermatología del Área 2 de Salud de Cartagena acudirán, a partir del próximo lunes 13 de junio, al Hospital Universitario Santa María del Rosell para ver a su médico especialista, según han informado fuentes del Área II de Salud de Cartagena en un comunicado.

Así, según Carmen Santiago García, directora de continuidad de procesos del Área, "se han adecuado los espacios de la segunda planta del Rosell para integrar la totalidad de este servicio que, además de mejorar en accesibilidad, lo hace en prestaciones para sus usuarios".

El traslado al Rosell, y las adecuaciones realizadas en sus instalaciones, han dotado al Servicio de Dermatología de "una nueva sala de espera con megafonía para los pacientes" y mayores espacios que permitirán sumar un nuevo quirófano exclusivo, "contando con dos para cirugía menor y curas, y una nueva sala donde comenzara a ofrecerse Terapia Fotodinámica para el tratamiento no quirúrgico de cáncer de piel superficial", ha explicado.

Y es que, el Servicio de Dermatología estará conformado por el resto de infraestructuras con las que ya contaba en el Naval, y entre las que se encuentran seis locales de consulta, dos salas de fototerapia para tratar enfermedades inflamatorias cutáneas (soriasis, eczemas generalizados), y una sala de curas.

Como novedad en la cartera de servicios, añadirá la Dermatoscopia digital "para seguimiento de pacientes con múltiples nevus melanocíticos (lunares) y melanomas malignos. Esta técnica permitirá al dermatólogo el estudio de la piel a la vez que diagnosticar precozmente la naturaleza de las lesiones cutáneas y, por tanto, la benignidad o malignidad de lunares o pecas", destaca Santiago García.

Las imágenes de las distintas lesiones de un paciente se podrán grabar, y a través de un software específico, comparar periódicamente. De esta forma, se podrá detectar cualquier cambio, aún imperceptible para el ojo humano, en una lesión y "ayudar a la prevención de un melanoma o cáncer de piel, y reducir la necesidad de extirpar múltiples lesiones benignas para diagnósticarlas", añade.

Quedan actualmente en el hospital de Tentegorra y pendiente de trasladar al Hospital Universitario Santa María del Rosell algunos locales de consulta de especialidades como ginecología, oftalmología, además de la Unidad de Demencias y las instalaciones del Servicio de Rehabilitación.