Servicio especial de Teleasistencia de Murcia registra 767 intervenciones por ola de calor del 1 de junio al 12 julio

Actualizado 13/07/2012 18:59:27 CET

MURCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El servicio especial de Teleasistencia por la ola de calor del Ayuntamiento de Murcia ha registrado 764 intervenciones del 1 de junio al 12 de julio. En la capital se han contabilizado, hasta el momento, once días de alerta amarilla y tres de alerta naranja

La Concejalía de Bienestar Social y Sanidad del Ayuntamiento de Murcia, que dirige María del Carmen Pelegrín, puso el pasado 1 de junio el servicio especial de Telasistencia frente a los efectos de la ola de calor, que se prolongará hasta el 30 de septiembre.

Aunque se atenderá a los 2.722 usuarios de Teleasistencia, se prestará especial atención a 734 mayores que son más vulnerables a los efectos del calor, según los indicadores propuestos por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, y que representan el 26,96 por ciento del total.

Hasta el 12 de julio se han realizado un total de 764 intervenciones por los diferentes departamentos (coordinadoras de zona, unidades móviles y técnicos instaladores) en las cuales se han entregado las recomendaciones para prevenir los efectos del calor. Además, hasta el momento no se han detectado en el municipio de Murcia casos relacionados con las altas temperaturas.

Hasta la fecha ha habido en el municipio de Murcia un total de 11 días en alerta amarilla y 3 en alerta naranja. En cada llamada que se ha realizado desde la Central de Teleasistencia, tanto recibidas como emitidas, se han recordado he incidido en las recomendaciones a seguir ante temperaturas extremas, alcanzándose un total de 3.923 llamadas.

TRES NIVELES DE RIESGO DE USUARIOS

El Nivel 1 engloba a los mayores de 80 años que viven solos, y que no tienen ninguna o una sóla las demás características de riesgo sociosanitario. Dentro de los usuarios de Teleasistencia, hay 140 mayores que forman parte del nivel 1.

El Nivel 2 engloba a menores de 80 años que viven solos y que reúnen dos o tres de las demás características de riesgo sociosanitario. Son 596 mayores los que cumplen estas características (lo que representa el 20 por ciento de total de usuarios del servicio).

Por último, el nivel 3 de usuarios son los mayores de 80 años que viven solos y que reúnen más de tres de las características de riesgo sociosanitario. Un total de 28 mayores cumplen estos indicadores.

El servicio especial por la ola de calor consiste en que desde la central los teleoperadores proporcionan una serie de recomendaciones aprovechando cualquier llamada emitida o recibida y de un modo especial a aquellos usuarios señalados con los distintos niveles de calor.

Además, los profesionales que realizan visitas en los domicilios entregan a todos los usuarios visitados a modo de folleto informativo, el anexo de recomendaciones.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR UN GOLPE DE CALOR

Las recomendaciones que deben tener en cuenta los mayores para evitar un golpe de calor son las siguientes. Por un lado, si están fuera de casa, si se puede, evitar las actividades en el exterior en las horas centrales del día, desde las 12.00 hasta las 17.00 horas.

Si tiene que salir durante las horas de sol, use sombrero, utilice abanico, procure permanecer en zonas de sombra, beba mucho líquido y refrésquese cuanto pueda, sobretodo la cabeza, descanse con frecuencia.

Evitar los transportes muy llenos y sin aire acondicionado; usar ropa ligera, preferiblemente de algodón, colores claros y que no le apriete; también utilizar calzado fresco, cómodo y que transpire y procure no utilizar perfumes.

En el domicilio, permanecer en las estancias más frescas. Procurar que el calor no entre en la casa, puede ventilar la casa de noche o a primera hora del día.

En las horas de más intensidad de calor, mantener bajadas las persianas, dejar echadas las cortinas y toldos. Si se utiliza ventiladores eléctricos, mantener abierta alguna ventana para renovar el aire, aunque las persianas estén bajadas y las cortinas echadas.

Por el contrario, si se utiliza aparatos de aire acondicionado, mantener cerradas puertas y ventanas para mantener la temperatura. En las horas más calurosas, intentar no utilizar los aparatos de la casa que pueden producir calor como la plancha, el secador, el horno, entre otros, y refrescarse de modo continuo.

Por último, respecto a las comidas, hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor como ensaladas, verduras, frutas, zumos, la carne y pescado preferiblemente cocidos o a la plancha.

Beber líquidos en abundancia, fundamentalmente y salvo contraindicación médica, azucarados. Evitar las bebidas alcohólicas o que contengan cafeína.