El sistema ROMIC resuelve hasta agosto 7.000 consultas y 5.000 reclamaciones, la mayor parte sobre telefonía (1.700)

Actualizado 18/09/2008 15:08:21 CET

MURCIA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El sistema de Red de Oficinas Murcianas de Información al Consumidor (ROMIC) resolvió en lo que va de año (de enero a agosto) más de 7.000 consultas y 5.000 reclamaciones, de las que la mayor parte fueron quejas referidas a la telefonía --1.700, 1.100 para telefonía móvil y 600 la fija--.

Estos datos los ofreció el consejero de Turismo y Consumo, José Pablo Ruiz Abellán, en rueda de prensa, acompañado por el director general de Consumo, Guillermo Herráiz, para presentar la campaña de Inspección y Control de Mercado realizada este verano.

A las reclamaciones de la telefonía, le sigue el suministro de energía eléctrica con 300 reclamaciones, electrodomésticos más de 250, la venta o alquiler de vivienda tuvo 150 reclamaciones y las agencias de viajes, especialmente lo que se refiere a los viajes combinados tuvieron 120 reclamaciones, al igual que la venta de vehículos, también con 120.

El sistema ROMIC supuso la dotación de medios informáticos y la conexión vía telemática a todas las Oficinas de Información del Consumidor de la Red, entre sí, y con la Dirección General de Consumo, para conseguir una mayor agilidad y homogeneidad en la tramitación de los expedientes de reclamaciones, quejas, arbitrajes, productos alertados, transmisión de información relacionada con consumo, documentación, legislación y formación.

El ROMIC permite tramitar expedientes de Consumo con mayor rapidez y eficacia, pudiéndose presentar reclamaciones vía Internet, y permitiendo a los interesados informarse sobre sus expedientes. Está implantado en todas las oficinas de Información al Consumidor, en total 57, y da servicio a los ayuntamientos y a las asociaciones de consumidores.

El objetivo del sistema es proponer un modelo común de trabajo, más eficiente y rápido, así como proporcionar herramientas informáticas para facilitar la gestión de dicho modelo. Incluye desde el alta de la reclamación o queja, su tramitación administrativa, la posible mediación, la remisión a la Inspección, si procede, o a la Junta Arbitral de Consumo.

El sistema ROMIC permite tener informadas a todas las oficinas en todo momento, sobre los productos incluidos en la Red de Alerta (RAPEX), y posibilita, igualmente, la formación del personal, conocer información sobre las campañas de Consumo realizadas o por realizar así como las preguntas más frecuentes en materia de Consumo, y el acceso a documentación y enlaces con otras administraciones o entidades de interés.

211 ACTAS Y 62 EXPEDIENTES SANCIONADORES

La Dirección General de Consumo visitó 290 establecimientos en los meses de verano (junio, julio y agosto) y levantó 211 actas y 62 expedientes sancionadores. En total llevó a cabo ocho campañas de inspección y de control de mercado, referidos a establecimientos de temporada (bares, restaurantes y heladerías), etiquetado de bicicletas infantiles, prendas de baño, etiquetado de cosméticos, juguetes magnéticos, productos de bajo precio, análisis de composición de cervezas y una campaña informativa sobre Televisión Digital Terrestre (TDT).

En cada caso concreto, en los establecimientos de temporada la principal irregularidad detectada fue la de carecer de hojas de reclamaciones y listas de precios; en la venta de bicicletas infantiles, la carencia de instrucciones de uso y etiqueta de advertencias --se levantaron tres expedientes sancionadores de los 27 establecimientos visitados--; sobre la inspección de etiquetado de cosméticos --se visitaron 29 locales y se levantaron cuatro expedientes sancionadores--, la mayoría de las actas sancionadoras advirtieron sobre la carencia de información del lote y fecha de caducidad del producto.

En cuanto a los juguetes magnéticos, se visitaron 30 establecimientos y se levantaron tres expedientes al detectar los técnicos que algunos de ellos carecían de instrucciones sobre su seguridad, sobre la presencia de imanes o las medidas a adoptar en caso de ingestión del imán.

En la campaña de prendas de baño, se visitaron 35 establecimientos, donde se estudió la composición de la prenda y el modo de empleo que figura en la etiqueta y también si coincidían el precio del bañador con el que estaba puesto en la etiqueta. En este campo no hubo ningún expediente sancionador.

Sobre la campaña de etiquetado de productos de bajo precio, fueron 25 locales los visitados por los técnicos de Consumo y de las irregularidades que se observaron destacan el incumplimiento del etiquetado por carecer de la identificación del producto y del nombre y domicilio del fabricante.

Por último, el consejero de Turismo y Consumo se refirió a la campaña regional de etiquetado y composición de cervezas, destacando que se visitaron 18 establecimientos, se tomaron 10 muestras de las cervezas conocidas y de marcas blancas, y no se encontró ninguna irregularidad, "por tanto hemos tenido durante verano una cerveza que ha cumplido todos los requisitos", concluyó Ruiz Abellán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies