Desarticulada una banda organizada en el robo con fuerza en interior de establecimientos públicos

 

Desarticulada una banda organizada en el robo con fuerza en interior de establecimientos públicos

Actualizado 20/04/2007 22:37:07 CET

MURCIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado una banda organizada en el robo con fuerza en interior de establecimientos públicos, en la denominada operación 'Pinocho', que se desarrolló en las provincias de Murcia, Almería y Alicante, en la que se detuvieron a seis integrantes de la mencionada banda, dos de ellos menores.

En este sentido, los detenidos son L.C.V, de 32 años; R.O.N, de 24 años; F.J.P.J, de 22 años; y E.P.O, de 18 años de edad. Además, se detuvo a dos menores de edad. Asimismo, también hay una persona imputada, según informó en una nota la Guardia Civil.

Las primeras investigaciones se iniciaron a principios de 2006, a raíz del análisis de la información obtenida sobre la posible presencia de un grupo de personas que supuestamente se podrían estar dedicado a algún tipo de actividad delictiva.

Además, la Guardia Civil pudo averiguar que este tipo de grupos de personas con base en la localidad de Mazarrón (Murcia) podría estar dedicándose a cometer robos con fuerza en establecimientos públicos, por lo que se inició un dispositivo de vigilancia y control sobre estas personas.

De este modo, fruto de este dispositivo, se detectaron diversos desplazamientos diarios por parte de varios de los componentes del grupo, desde Mazarrón no sólo por la Región, sino también hasta otras comunidades autónomas, con el objetivo de cometer estos robos.

Tras las investigaciones realizadas se pudo comprobar que la banda estaba compuesta por un gran número de personas y tenía una estructura jerarquizada. Para la comisión de los robos, utilizaban una fuerza extrema contra todos los tipos de sistemas de seguridad instalados en los establecimientos públicos.

Cuando se encontraban en las proximidades del lugar elegido, los integrantes del grupo se desplegaban escalonadamente para establecer un dispositivo de vigilancia que les permitiera detectar la posible presencia policial, utilizando teléfonos móviles para comunicarse entre ellos.

Después de comprobar que no había vigilancia, neutralizaban los sistemas de alarma y accedían a su interior, donde sustraían los efectos de fácil salida en el mercado y de dinero en efectivo.

Además, la banda tenía dos pisos francos ubicados en Mazarrón y Baza (Granada), donde regresaban tras cometer los robos y ocultaban las herramientas utilizadas y el material sustraído para proceder a su posterior venta.

Hasta el momento y a falta de analizar la documentación intervenida, se esclarecieron más de un centenar de robos con fuerza cometidos en locales comerciales de las provincias de Murcia, Almería, Alicante y Granada.

Durante el desarrollo de la operación de efectuaron dos registros domiciliarios en Mazarrón y Baza, en los que se incautó dinero en efectivo, ordenadores, herramientas utilizadas para la comisión de robos, teléfonos móviles, material de sonido para vehículos, electrodomésticos, además de tres vehículos de gama alta que utilizaban para cometer los hechos delictivos.

En la operación policial participaron agentes de la Guardia Civil adscritos al Equipo de Policía Judicial de Totana y Puesto Principal de Puerto de Mazarrón. Además, la operación continúa abierta, por lo que se prolongan las actuaciones de investigación y no se descarta que se produzcan nuevas detenciones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies