Gobierno murciano estima en unas 80 las hectáreas quemadas en el incendio de Abanilla que pudo ser provocado

 

Gobierno murciano estima en unas 80 las hectáreas quemadas en el incendio de Abanilla que pudo ser provocado

Actualizado 22/06/2007 16:36:27 CET

De la Cierva advierte que este incendio "no superaría a ninguno de los que se produjeron en los dos años anteriores"

MURCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero en funciones de Presidencia y portavoz del Gobierno murciano, Fernando de la Cierva, estimó hoy que las hectáreas que han podido arder por el incendio, al parecer provocado, que se originó ayer por la tarde a las faldas de la Sierra de El Cantón, en la pedanía de Macisvenda, en Abanilla (Murcia), rondarían las 80, aunque precisó que es "información verbal, un cálculo de los técnicos".

De la Cierva, quien hizo estas declaraciones en rueda de prensa tras informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, advirtió que de momento, no se han realizado las mediciones de la superficie afectada, puesto que "aún se están realizando esas labores de refresco que, para nosotros, son más prioritarias que conocer la dimensión exacta del territorio".

Asimismo, resaltó que "de estas características, no hubo ningún incendio el pasado año y no superaría a ninguno de los que se produjeron en los dos años anteriores", por lo que lo consideró "importante", aunque advirtió que "un gran incendio no se califica como tal mientras no supera las 500 hectáreas, por lo que en términos legales y técnicos no lo sería".

Respecto a cuándo se podrá saber la superficie afectada exactamente, De la Cierva apuntó que "la principal preocupación ahora no es poner a dos técnicos para que hagan una medición del territorio, ya que esta labor se efectuará en el transcurso del día de hoy", al tiempo que aludió a la diferencia existente entre un incendio forestal del que no lo es. En este caso, lamentó que "se hayan quemado zonas de cultivo".

INVESTIGAR SI FUE CONTROLADO

Por otro lado, consideró que pudo ser provocado, ya que "la experiencia demuestra que cuando aparece un incendio con cinco focos en diferentes zonas, en un porcentaje muy alto suele ser provocado", por lo que, ahora, se tendrá que empezar a practicar la medición del terreno "y hacer la oportuna investigación en los cinco focos para ver si se encuentran restos de algún tipo de indicio que nos permitirá afirmar, con mayor rotundidad, lo que ahora mismo se habla como un indicio en base a la práctica habitual que tenemos".

Actualmente, el incendio aún no ha sido extinguido, aunque sí que pudo quedar controlado sobre las 23.00 horas, según informó el portavoz en funciones del Ejecutivo murciano, quien señaló que "en ese momento, se mantuvieron en torno a unas 50 personas, que aún permanecen, para que no hubiera riesgo de que los rescoldos pudieran de nuevo reavivarse, ya que de noche no podían volar los medios aéreos".

Una vez que amaneció, dos helicópteros se desplazaron nuevamente a la zona para "hacer varias descargas sobre los rescoldos y realizar las labores lógicas de enfriamiento y garantizar que el incendio se pueda dar por extinguido y con garantías de que no se vuelva a reavivar".

De la Cierva recordó que se tuvo conocimiento del siniestro al recibir la sala del 112 una llamada, en torno a las 15.45 horas, de que había un fuego subiendo por la Sierra del Cantón hasta llegar a una zona de solana con pocos pinos y junto a unos chalets, habitados por ingleses, en la pedanía de Macisvenda, en Abanilla (Murcia).

"Inmediatamente se desplazaron las brigadas aéreas", explicó De la Cierva, quien remarcó que al ser provocado, porque tenía cinco focos iniciales, "dificultó las labores de extinción", unido al viento que "soplaba con intensidad por la tarde, lo que propiciaba que se pudiera propagar con facilidad en una zona donde había monte bajo, almendros y pinada".

Por ello, hizo hincapié en que se tuvieron que desplazar de todos "los medios de los que dispone la Comunidad, con más de 100 personas trabajando entre retenes forestales, bomberos de diferentes parques y voluntarios de Protección Civil".

Pese a ello, se tuvo que pedir auxilio a la Administración General del Estado, que mandó un hidroavión y un helicóptero 'kamov' con gran capacidad de descarga, del Ministerio de Medio Ambiente y provenientes de Jaén y Albacete, así como un helicóptero de la Generalitat valenciana con base en Alicante, por lo que, en su conjunto, llegaron a actuar en el lugar un total de siete medios aéreos; seis de extinción y uno de reconocimiento.

Durante las actuaciones de extinción, el rotor de cola de uno de los helicópteros de la Comunidad Autónoma de Murcia, concretamente el que tiene base en Alcantarilla, se incendió, aunque De la Cierva alabó la actuación "rápida" del piloto, que "sólo sufrió magulladuras", y el mecánico.

Sobre ello, destacó que "se podrá reparar", aunque puntualizó que "ninguno de esos helicópteros es propiedad de la Comunidad", sino que a una empresa externa se les contrata esos servicios, por lo que "será la compañía la que tenga que resolver el problema de la reparación del helicóptero siniestrado".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies